Ir al Contenido principal

Contenido inicial

Buscador general

Inicio

El compromiso con la educación debe ser un compromiso de todos; el retorno a las clases presenciales es un propósito nacional para favorecer el bienestar, seguridad, aprendizaje, desarrollo de capacidades y el pensamiento crítico en los niños, niñas, adolescentes y jóvenes

El compromiso con la educación debe ser un compromiso de todos; el retorno a las clases presenciales es un propósito nacional para favorecer el bienestar, seguridad, aprendizaje, desarrollo de capacidades y el pensamiento crítico en los niños, niñas, adolescentes y jóvenes

Actualizado: 10 de septiembre de 2021

Bogotá D.C., mayo 4 de 2021. El servicio público de educación permite materializar el derecho fundamental a la educación para los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, consagrado en el artículo 44 de la Constitución Política de 1991 y tal como lo señala el artículo 67 (Ibidem) cumple una función social que, entre otros aspectos, "(…) busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura" y destaca que "(…) la educación formará al colombiano en el respeto a los derechos humanos, a la paz y a la democracia".

De manera complementaria, la Ley General de Educación en armonía con el Código de Infancia y Adolescencia, establece que la garantía del derecho a la educación supone ofrecer un servicio educativo que cumple una función social a través de los fines que se propone, dentro de los cuales se incluye el desarrollo integral para los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

En este marco, el Ministerio de Educación Nacional reitera su llamado a las autoridades territoriales como responsables de la organización y prestación del servicio educativo, a los directivos y a los maestros para que, trabajando de manera articulada con el Ministerio, se generen las condiciones y la habilitación de los espacios escolares con protocolos de bioseguridad y así junto con las familias y los estudiantes lograr el retorno presencial con alternancia de toda la comunidad educativa, de manera segura, cierta y con celeridad. Soportado en evidencia científica, así como en la experiencia de más de un millón doscientos mil niños en el país, hoy se reconoce que promover espacios de interacción presencial entre los maestros y los estudiantes favorece su salud mental, potencia su desarrollo, mejora su capacidad de aprendizaje y le permite avanzar en la construcción de un proyecto de vida acorde con su potencial.

Para este propósito, el Gobierno Nacional ha avanzado de manera decidida en acciones normativas, financieras y técnicas. Así, ha expedido las orientaciones y protocolos que permiten materializar las condiciones de bioseguridad, tales como la Resolución 1721 de 2020 y la Circular 026 de 2021 que establecen medidas de carácter preventivo, según el comportamiento del covid-19 acorde con la evolución de la pandemia que es diferencial en cada una de las regiones.

Igualmente se ha hecho la asignación de recursos para la implementación de los protocolos de bioseguridad, $187.000 millones de pesos adicionales a los fondos de servicios educativos de los colegios oficiales llegando a un total de $746.000 millones durante 2020, con el fin de financiar el material y el desarrollo de actividades en casa que se desarrollaron durante la pandemia. Asimismo, se entregaron $400.050 millones de pesos del Fondo de Mitigación de Emergencia (FOME) para cofinanciar las adecuaciones y medidas de bioseguridad. A estos se suman más de $200.000 millones que han permitido avanzar con seiscientos ochenta y nueve (689) obras de mejoramientos rurales.

Respecto a los retos que hoy tiene el sector educativo, trabajar en mecanismos que permitan reconocer los aprendizajes de los niños en épocas de pandemia, así como identificar los rezagos y afectaciones a nivel socioemocional, son parte de una agenda intencionada hacia el mejoramiento de la calidad educativa. Incluir modelos educativos flexibles, incorporar esquemas híbridos dirigidos a promover el aprendizaje autónomo, fortalecer el acompañamiento a los maestros y definir un mecanismo de seguimiento a través de la evaluación, hacen parte de esta agenda.

En este contexto también es importante recordar que el trabajo académico, el proceso de aprendizaje y los espacios de formación, permiten a los estudiantes desde su primera infancia y hasta la Educación Media, contar con experiencias formativas que en desarrollo de los proyectos pedagógicos y comunitarios de las Instituciones Educativas, la libertad de cátedra y con pleno respeto al proceso de desarrollo de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, contribuyan en la formación de pensamiento crítico desde una perspectiva incluyente y plural que fortalezcan al sujeto en su necesidad de informarse analíticamente para asumir a lo largo de su vida, la toma de decisiones de manera responsable consigo mismo y con la sociedad.

Así las cosas, y según lo establecido en la Ley General de Educación, el Ministerio, como rector de la política educativa, convoca al sector a contribuir de manera permanente en la formación de ciudadanos que comprendan su contexto, solucionen conflictos y retos cotidianos de manera pacífica y que participen activa y responsablemente en las decisiones de sus comunidades, siempre bajo el respeto de las diversas posturas y con el pleno reconocimiento de la autonomía curricular, el proceso de desarrollo de los niños, la libertad de pensamiento y la formación de valores ciudadanos.

Asimismo, es importante señalar que ya inició el proceso de vacunación de los maestros, directivos docentes y personal administrativo de todas las Instituciones Educativas oficiales y privadas. La etapa 2, incluye la vacunación de los maestros y directivos de 60 a 70 años que representan más del 25% del total en el país, así como maestros de Amazonas, Vaupés, Guainía y Providencia. En suma, más de 65 mil docentes, directivos y administrativos del sector educativo están siendo vacunados en esta etapa y como parte de la etapa 3, que inicia en la tercera semana de mayo según lo anunciado por el Ministerio de Salud y Protección Social, se desarrollará el proceso de vacunación para todos los demás maestros, directivos y personal administrativo de los colegios públicos y privados.

Por otra parte, el Ministerio de Educación Nacional reitera su disposición para continuar el diálogo social, dando instalación a la mesa de negociación sindical de 2021, en la cual se abordarán los puntos del pliego de peticiones con el objetivo de escuchar y llegar a acuerdos que redunden en mayores oportunidades de trayectorias educativas completas para los niños y jóvenes y en beneficio de la comunidad educativa, para lo cual, una vez se efectúe la instalación formal de la mesa nacional de negociación que lidera el Ministerio del Trabajo y el Departamento Administrativo de la Función Pública con todas las organizaciones sindicales que la integran, entre ellas FECODE, se dará inicio al capítulo de educación, lo cual es de pleno conocimiento por parte de los ejecutivos de la Federación, con quienes estamos en permanente contacto.

Finalmente, el Gobierno Nacional reitera su compromiso con la protección y garantía de este derecho fundamental de quienes, con su aporte y compromiso, trabajan por el bienestar de la comunidad. Asimismo, para generar mayores condiciones que contribuyan con la protección de los maestros, el Gobierno expidió la Directiva 02 de 2019, que brinda orientaciones para el traslado de educadores estatales por razones de seguridad; así como la Resolución No. 09017 de 2019, que creó el Comité Nacional de Seguimiento de Traslados por razones de seguridad, que sesiona de manera periódica y hace seguimiento a la atención de los docentes y directivos docentes víctimas de amenaza y/o desplazamiento.

____

Siga la actualidad del sector educativo visitando las redes del Ministerio de Educación Nacional. Visítenos en @Mineducacion (Twitter), Mineducacion (Facebook y Youtube) y mineducacioncol (Instragram).

(FIN)

El compromiso con la educación debe ser un compromiso de todos; el retorno a las clases presenciales es un propósito nacional para favorecer el bienestar, seguridad, aprendizaje, desarrollo de capacidades y el pensamiento crítico en los niños, niñas, adolescentes y jóvenes