Contenido principal

El Gobierno Duque ratifica su compromiso con la educación

El Gobierno Duque ratifica su compromiso con la educación- ElPais

La asignación presupuestal pasó de $38,5 billones en 2018 a 44,1 billones en 2020, el más alto de la historia. Buenas noticias en educación inicial y jornada única. Logros del programa Generación E. Más infraestructura para Cali y el Valle.


En materia de educación, Colombia avanza en procura de que los ciudadanos accedan a este derecho fundamental desde sus primeros años de vida hasta que conquistar sus sueños de ser profesionales exitosos para una mejor sociedad.

Cabe destacar que el Ministerio de Educación Nacional, trabaja en la implementación de políticas que garanticen una educación que contribuya al desarrollo equitativo y sostenible del país. Definiendo, además, acciones que permitan generar oportunidades asequibles para toda la población, desde la primera infancia hasta la educación supeior, sin ningún tipo de discriminación ni exclusión.

En 16 meses de gestión, el gobierno del presidente Iván Duque le ha dado respuesta y ha avanzado en asignaturas que el país tenía pendientes, relacionadas con recursos, reformas, iniciativas y proyectos diseñados para todos los colombianos.

Es innegable el compromiso del Gobierno por entregarle al sector más recursos y muchas más oportunidades de crecimiento y desarrollo a los estudiantes y maestros. Prueba de ello es la asignación presupuestal, en la que se pasó de $38,5 billones en 2018 a 44,1 billones en 2020, el más alto de la historia.

Entre las apuestas más importantes, tanto para el Mandatario como para la ministra de Educación, María Victoria Angulo, es pasar de 1,3 a 2 millones de niños y niñas con educación inicial. El objetivo es que dicha educación sea integral y desde una perspectiva de sostenibilidad que permita que progresivamente sea universal, gratuita, oportuna, pertinente y de alta calidad.

Todo ello, para contribuir con la meta propuesta, que está proyectada en 2 millones de niños y niñas con educación inicial a 2022. Y más allá de eso, la idea es lograrlo en el marco de la atención integral para dar cumplimiento a lo establecido en la Ley 1804 de 2016, conocida como 'Desarrollo Integral para la Primera infancia- De Cero a Siempre', como también la Ley 115 de 1994 'General de Educación', entre otras reglamentaciones.

"Estamos convencidos de que los retos en educación van más allá de asegurar coberturas", señaló la ministra Angulo. Por ello agregó que "avanzamos en estrategias de acogida, bienestar, calidad y permanencia que garanticen el tránsito efectivo de los estudiantes por todo el sistema educativo".

De esta manera, agregó, que hoy 110 mil niños de preescolar en instituciones oficiales cuentan con educación inicial; a 2022 serán 500 mil para llegar a 2 millones en 2022, gracias al trabajo de la Comisión Intersectorial para la Atención Integral de la Primera Infancia.

Hacia una educación integral

La apuesta por la transformación de los servicios educativos específicamente en educación inicial y preescolar contempla las siguientes líneas de acción, con las cuales se establece que los niños y niñas cuentan con atención integral en el entorno educativo cuando:

Participan de ambientes pedagógicos que potencian su desarrollo y aprendizaje, en donde acceden a una diversidad de materiales y literatura infantil.

Son acompañados por maestras y agentes educativos cálidos, sensibles y acogedoras, que desarrollan prácticas pedagógicas pertinentes.

Disfrutan de una alimentación que cumple con el requerimiento nutricional de acuerdo con sus características de desarrollo y el tiempo de atención.

Viven experiencias basadas en el juego, la literatura, la exploración del medio y las expresiones artísticas.

Se vinculan sus familias y comunidades en los procesos educativos para fortalecer las prácticas de cuidado y crianza.

Cuentan con seguimiento y valoración de su proceso de desarrollo y aprendizaje.

Más tiempo para aprender, compartir y disfrutar

Con el objetivo de que los niños y las niñas dispongan de más tiempo en el establecimiento educativo donde se forman, se avanza en la implementación de la jornada única, que se constituye en una oportunidad para fortalecer la escuela como escenario de promoción del desarrollo integral y el aprendizaje significativo para los menores.

Además, para garantizar la trayectoria educativa de los estudiantes, incorporando el enfoque de atención integral a partir del preescolar y la básica primaria.

En este punto, la meta del Gobierno Nacional a 2022 es alcanzar una cobertura del 24% en jornada única respecto de la matrícula total del país. Todo ello, con la concurrencia de los gobiernos territoriales, el sector privado y la comunidad. Cabe resaltar que al cierre de 2019 se ha alcanzado un total de 1.112.805 niños, niñas y adolescente atendidos en este programa alcanzado el 15% que era la meta propuesta. Particularmente, en el Valle del Cauca se ha alcanzado una cobertura de 67.048 estudiantes en jornada única de la siguiente manera:

Entidades Territoriales Certificadas, ETC, Valle del Cauca 10.037, Tuluá 5.475, Palmira 4.494, Jamundí 5.357, Cali 3.398, Buga 6.055 y Buenaventura con 1.646 estudiantes.

Es claro que la transformación de los ambientes de aprendizaje es uno de los aspectos clave en el proceso de implementación de la jornada única. Con este objetivo, se realizan acciones de mejora, adecuación y construcción de nueva infraestructura en cada una de las ETC, lo que responde a las priorizaciones que éstas realizan y a la c apacidad de gestión de recursos del orden nacional y territorial.

De ahí que el reto en todo el país es continuar ampliando la cobertura en jornada única de manera sostenida. Garantizando así aprendizajes pertinentes y significativos, y enriqueciendo los proyectos educativos institucionales de acuerdo a las necesidades y demandas del territorio y a las capacidades, expectativas y necesidades de los niños, las niñas y los adolescentes.

La buena noticia es que en jornada única, 1.112.805 niños disfrutan hoy de más y mejor tiempo en la escuela. Se cumple así con la meta del 15% en 2019 para llegar en 2020 al 24%.

Por esta razón, el sector educativo convoca a las entidades públicas y privadas a sumarse a la implementación de la jornada única como corresponsables en la garantía de derechos y la atención integral de la infancia y la adolescencia.

El éxito del programa Generación E

A futuro, Julián Torres se visualiza como "un profesional íntegro que aporte a la transformación social de mi sociedad". Así lo afirmó este universitario de 19 años de edad, quien cursa segundo semestre de matemáticas en la Universidad del Valle.

A dicha institución gracias a su buen desempeño académico, pero además, al programa del Gobierno conocido como Generación E, diseñado y puesto en marcha por el presidente Iván Duque. "Desde niño siempre me motivaron los números y ahora son, para mí, el lenguaje de la naturaleza", precisó, al destacar que Generación E es, en esencia, un programa de inclusión social que aporta al mejoramiento de la calidad de vida de cada uno de sus beneficiarios y, análogamente de su entorno".

Para garantizar estos beneficios, la ministra María Victoria Angulo sostuvo que "estamos comprometidos con una agenda de impulso a la educación superior y para ello asignamos más de $4,5 billones adicionales a la educación pública".

Es así como en 2019 han sido entregados más de $1,26 billones para funcionamiento, inversión, pasivos, infraestructura y fortalecimiento de las capacidades científicas, acciones que hacen parte del primer componente del programa Generación E, llamado Equipo.

Como se recordará, el programa Generación E promueve la gratuidad y la excelencia académica y permite que hoy más de 71.000 estudiantes accedan a educación superior en las mejores instituciones educativas públicas y privadas del país. La meta es llegar a 336.000 estudiantes de todas las regiones al año 2022.

Apoyo y acompañamiento

Con una propuesta que ofrece formación integral, Generación E acompaña a sus estudiantes por medio de un programa de mentorías y una plataforma de innovación social para potenciar sus proyectos de vida y fortalecer un liderazgo que transforme realidades. Todo ello, en tres temas de su interés: empleabilidad, emprendimiento y soluciones locales a retos locales.

Así, los jóvenes tienen la oportunidad de participar en espacios en donde la innovación es la clave para potenciar sus talentos y proyectos de vida.

De las bondades de este programa dan fe jóvenes como el tulueño Miguel Lombana Giraldo, quien recordó que de niño solía desarmar todos los dispositivos eléctricos y electrónicos de su casa, intrigado por saber "quiénes los construían y con qué fin lo hacían. Allí nació el ingenio que me impulsa a aprender de mi carrera de tecnología electrónica", explicó Miguel, al señalar que Generación E "me ha brindado una oportunidad para formarme en la parte profesíonal, tan importante en el futuro que quiero construir".

De otro lado, es de anotar que el trabajo articulado entre el MEN y el programana Jóvenes en Acción del Departamento de la Prosperidad Social ha permitido que los sectores público y privado se sumen a este programa de impulso a la educación superior. Esta sinergia permitirá que los jóvenes complementen su proceso de formación con más y mejores herramientas de cara a un desarrollo integral, en experiencias para el disfrute del tiempo en familia, la cultura, el arte y el entretenimiento, entre otras actividades.

Este programa del Gobierno cuenta con tres componentes: Equidad, Equipo y Excelencia.

Con el componente de Equidad, avanza de forma gradual en la gratuidad en educación superior. Hoy, el Estado beneficia a 67.554 jóvenes que provienen de 1094 municipios y que por sus méritos académicos y condiciones de vulnerabilidad socioeconómica ingresaron a realizar estudios en las 61 instituciones de educación superior públicas del país.

En este componente, el Estado cubre hasta el 100% del valor de la matrícula y brinda un apoyo de sostenimiento por medio del programa Jóvenes en Acción del Departamento de la Prosperidad Social. La meta en Equidad es beneficiar a 320.000 jóvenes en el cuatrienio. Adicional a este apoyo, el programa Jóvenes en Acción también brinda el componente de habilidades para la vida, en el que se fortalecen sus competencias blandas y se les brindan más herramientas para su inserción social y económica.

En el componente de Excelencia, el avance es de 3.639 jóvenes que están estudiando gracias a este programa, en tanto que la meta es beneficiar a 16.000 estudiantes de todas las regiones del país en el cuatrienio.

Este componente reconoce a los bachilleres con excelentes resultados académicos y apoya con la financiación de los estudios de educación superior a estudiantes de escasos recursos.

En Excelencia, los jóvenes pueden escoger una institución de educación superior pública o privada. Si decide ingresar a una universidad pública, se financia el 100% del valor de la matrícula y se entrega un apoyo de sostenimiento. Si elige una privada, el valor de la matrícula es cofinanciado por el Estado, la universidad y cooperantes.

Con Generación E, el compromiso del presidente Duque con la educación superior es una realidad. De tal manera que se continuará trabajando en la construcción de más y mejores oportunidades para los jóvenes creativos, soñadores, emprendedores, que transforman realidades y están dispuestos a contribuir con su liderazgo a un mejor país.


Datos claves

  • Para el fortalecimiento de las instituciones públicas de educación superior se destinaron recursos adicionales por más de $4,5 billones para este cuatrienio.
    Por primera vez todas la instituciones de educación superior pública recibieron recursos para funcionamiento. Especificamente en 2019 en cumplimiento de los acuerdos se destinaron recursos adicionales por $ 1,26 billones.
  • En educación media, uno de los mayores logros, está en las alianzas entre instituciones educativas con el Sena para promover la doble titulación (como bachilleres y técnicos). En 2019 ya se han graduado 143 mil jóvenes. A 2022 serán 650 mil.
  • El MEN abrió la primera convocatoria para el mejoramiento de infraestructura educativa rural po $170.000 millones que beneficiará a 557 instituciones educativas en todo el país
  • La invitación es a hacer equipo y lograr que estos esfuerzos tan importantes que el Gobierno destina a la educación, se ejecuten con transparencia, dijo la Ministra de Educación
  • Además del proceso de reactivación de las obras que se encontraban rezagadas, se están llevando a cabo otros avances en materia de infraestructura, como la primera convocatoria de infraestructura rural.

La meta en alimentación escolar

El Ministerio le apunta a llegar a 7 millones de niños atendidos con alimentación escolar. Esto supone un gran aumento al pasar de 5millones 300 mil estudiantes en 2018 a 1 millón 700 mil más en el cuatrienio.

Este componente además tiene como meta que 550.000 niños entre los cero y cinco años se beneficien de atención integral (educación, salud, cultura), gracias al trabajo en equipo de varias instituciones.

El objetivo del Gobierno es impactar en las distintas realizaciones y desarrollo de los niños y niñas, trabaja en acompañar y capacitar los maestros, madres comunitarias y agentes educadores en educación inicial, nutrición, cuidado, estilos de vida saludable, participación de la familia y en atención a la primera infancia. Para la alimentación escolar en 2019 se aumentaron en un 45 % los recursos para avanzar en el cuatrienio y llegar a la mayor cantidad de niños en la totalidad de días que van a clases.


Una región que le apuesta a la educación

La ciudad de Cali y el departamento del Valle del Cauca han hecho una apuesta muy grande en materia de infraestructura educativa.

Así lo aseguró Adriana González, gerente del Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa, Ffie, al recordar que esta es una de las regiones que cuenta con más frentes de obras de cara al mejoramiento de la calidad educativa y a los ambientes de aprendizaje de los estudiantes.

Es de anotar que el Gobierno Nacional está fortaleciendo dicho Fondo, como también reactivando las obras que se encontraron con fuertes rezagos una vez se inició el mandato del presidente Iván Duque.

Para ello "hicimos un esfuerzo importante y actualmente contamos con los recursos necesarios para hacer las reasignaciones", indicó la funcionaria.

Esto significa que, en el caso de la capital del Valle, habrá un número de proyectos significativo cuyos contratos serán firmados a finales de este año y otros en marzo próximo.

Entre las intervenciones de gran calado para reconstruir las 22 instituciones educativas IE restantes, figuran las siguientes:

Manuel María Mallarino, Normal Superior Santiago de Cali, Isaías Gamboa, Siete de Agosto, Alfonso López Pumarejo, Alberto Carvajal Borrero y Evaristo García.

De la misma manera, están las instituciones Antonio José Camacho, José María Vivas Balcázar, Agustín Nieto Caballero, Rodrigo Lloreda Caicedo y Eustaquio Palacios.

Los beneficiados con estas intervenciones, que demandan una inversión de $101.102 millones, son 14.783 niños de todas las comunas de Cali, quienes estrenarán 448 aulas.

Cabe destacar que, dentro de esta inversión, hay recursos tanto de la Nación como del Municipio de Cali. Es así como el Ministerio de Educación Nacional aportó recursos por valor de $47.739 millones, y la Administración Municipal, $53.363 millones.

La ciudad de Cali hizo un importante ejercicio de prospectiva del plan maestro de equipamientos educativos, que le permitirá seguir priorizando recursos y proyectos de instituciones educativas en las zonas donde se requiere para avanzar en la implementación de la jornada única.

En cuanto al departamento del Valle del Cauca, la gerente del Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa, Ffie, Adriana González, destacó las inversiones realizadas por la Gobernación y el Gobierno Nacional en once instituciones educativas de la región, lo cual ha demandado un presupuesto total de $55.613 millones. De este rubro, el Ministerio de Educación Nacional, MEN, aportó $39.446 millones, en tanto que los municipios contribuyeron con $16.167 millones.Un total de 6.959 niños se beneficiarán con las adecuaciones escolares que permitirán que los estudiantes cuenten con 265 nuevas aulas.Respecto a las Instituciones que se van a intervenir, figuran las siguientes:Inmaculada Concepción (Ginebra), Carlos Holguín Sardi (Versalles), Antonio Nariño (Bugalagrande), El Palmar (Dagua), Manuel Antonio Bonilla (La Victoria), Jorge Isaacs (El Cerrito), Normal Superior Miguel de Cervantes Saavedra (Guacarí), Jorge Eliécer Gaitán (Restrepo), Francisco Antonio Zea (Pradera) y Panebianco Americano (Candelaria).

El Gobierno Duque ratifica su compromiso con la educación- ElPais