logo Mineducación, Ministerio de Educación Nacional - República de Colombia

Mapa del sitio
 
Facebook   Google+   Twitter   Youtube   RSS   Cvne
Inicio Ministerio La Ministra Normatividad Primera infancia Preescolar, Básica y Media Educación Superior Educación para el trabajo Atención al Ciudadano
 
Buscar
Buscar
Secciones
Pensamiento tecnológico Opción de vida

Hace algunos años, Umberto Eco decía que la educación debería ser una fuerza inspiradora. Como si fuera un dardo, esa frase dio justo en el blanco del Instituto Distrital IED Ramón de Zubiría, ubicado al noroccidente de Bogotá. Allí, la comunidad educativa lleva tres años hablando del pensamiento tecnológico. Y se inspiraron en las Nuevas Tecnologías.

 

Todo empezó en Israel. Allá, hace tres años, Armando Calderón, rector del Ramón de Zubiría, sin parpadear escuchó a expertos en educación y nuevas tecnologías. Entró en una especie de ensoñación cuando vio, con sus propios ojos, que en este país aprovechaban los recursos tecnológicos para solucionar conflictos de la vida estudiantil y cotidiana.
"Fue como una luz. Había encontrado una respuesta para mi institución y lo mejor: no necesitaba muchos recursos. Entendí que llevar a mis alumnos hacia una educación acorde con el siglo XXI no era cuestión de cuántos recursos tenía sino de cómo los utilizaba, y qué hacía con ellos", recuerda Calderón.

Trabajar con los pocos computadores que había en la Institución los obligó a empezar por lo más básico que resultó ser lo más importante. Después de pensar y discutir, en aquellas reuniones a las que bautizaron como "tintos pedagógicos", descubrieron que su misión era comenzar a formar el pensamiento tecnológico de los estudiantes y también de los docentes.

De lo que se trataba era de prepararlos para que pudieran resolver los problemas académicos haciendo uso adecuado de las tecnologías. Agregaron a esto un reto adicional: que sus estudiantes utilizaran ese mismo conocimiento en cualquier tiempo y espacio para solucionar los problemas e interrogantes que se les presentaran en todos los aspectos del diario vivir.

El trabajo no era fácil pues en el Ramón de Zubiría conviven con problemáticas sociales como desplazamiento forzoso -en la institución hay unos 100 estudiantes provenientes de familias de desplazados-, embarazos tempranos, violencia intrafamiliar, robos en las salas de informática y, en general, escasez de recursos para mantener los diferentes proyectos. Sin embargo, el sueño de hacerlo no tenía límites y empezaron por comprar más computadores con el dinero del Fondo de Docentes de la Institución.

Todo está relacionado

Pensar tecnológicamente se resume en la capacidad de ver en cualquier tema o área la posibilidad de usar, a través del conocimiento o pensamiento, las herramientas y las técnicas propias de las nuevas tecnologías.

En el Ramón de Zubiría tomaron como punto de partida la producción textual. Extendieron la experiencia a los alumnos de Básica y Media. A partir de un elemento integrador (leyendas, cuentos, informes, boletines, etc.) desarrollaron todo un trabajo apoyado en las tecnologías. Los mapas conceptuales, resúmenes e ideas principales empezaron a tomar forma en programas como Word, Power Point y flujogramas.

"El computador se constituye en una herramienta y un medio de optimización del trabajo, donde el uso racional y creativo de los distintos programas de Office les permite a los estudiantes pensar en el diseño del problema que se les plantea para situaciones reales con opciones reales", dice Lucy Aldana, profesora de informática.

Los estudiantes pueden usar diferentes formatos de producción. Del ejercicio de la escritura tradicional pasan al computador, luego a la grabación de la voz del cuento o la fábula -todo creado por ellos mismos- o a hacer videos. Sea como sea, el trabajo finaliza con la socialización, y es aquí cuando aprenden a hablar en público, responden preguntas y atienden las objeciones de sus compañeros.

También existen otras experiencias en el campo de la biotecnología. En ésta los estudiantes de Básica y Media aprenden a preparar la tierra, mejorar especies vegetales, cultivar plantas medicinales, elaborar abono, recuperar suelos, hacer injertos, cultivos hidropónicos y entienden la manipulación genética y los últimos avances de la ciencia.

Y para finalizar el año 2004, esperan que los alumnos de grado décimo tengan listo un mapa social de la Institución. En una fusión entre las clases de orientación, matemáticas e informática, elaborarán estadísticas que arrojarán diversos datos y resultados georreferenciales y socioculturales de la comunidad educativa.

Romper con lo tradicional

En el Ramón de Zubiría lo inimaginable se ha hecho realidad. Allí, hay personas que se han lanzado sin temor a proponer y hacer nuevas cosas. La producción del pensamiento y conocimiento tecnológico no encaja con las visiones de la escuela tradicional. Luchando un poco contra los esquemas rígidos de enseñanza, le han dado paso a la teoría de las inteligencias de Howard Gardner.

"Entendemos que no existe una sola inteligencia sino múltiples inteligencias. Cada cual tiene una manera particular de ver el mundo y de plantear soluciones. Creemos en cada uno de nuestros alumnos, no en un curso general", dicen Aristóbulo Sánchez, Carlos Noguera y Lucy Aldana, los tres maestros de informática que lideran este proyecto.

Por eso, el pensamiento tecnológico actúa cuando hace parte de un todo. En el momento cuando las tecnologías se vuelven transversales a todas las asignaturas, aparece una red virtual en la que todo se conecta con todo. Se ven, por ejemplo, los tres ejes del Proyecto Educativo Institucional apoyando el propósito general.

El eje Tecnológico hace que el estudiante se apropie de los objetos tecnológicos y de la técnica. El Comunicativo busca fortalecer la construcción y deconstrucción de textos, no sólo escritos sino iconográficos y verbales y es de vital importancia para el desarrollo del producto final; el Ecológico-Social permite que las relaciones entre los distintos actores del proceso tengan un sentido de pertenencia hacia la institución y sus asignaturas.

Todavía existen instituciones educativas que sienten que las nuevas tecnologías son apenas un leve murmullo que pasa de largo por los pasillos. Sin embargo, la experiencia del Ramón de Zubiría en cuanto al pensamiento tecnológico confirma que hay una tarea cultural por hacer. "Sé que existen muchas resistencias frente a las tecnologías, pero creo que es puro miedo, y el miedo es un problema cultural que se puede transformar", concluye Calderón.

Pensamiento tecnológico Opción de vida
Página Principal
Altablero No. 29, ABRIL-MAYO 2004
Ejemplo
En Buenaventura, los jóvenes están "on line"
El canto de San Jerónimo
Abejorral: búsquedas locales y metas superiores
Pensamiento tecnológico Opción de vida
Colombia AprendeICFESAnticorrupcion HomeColombia es PasiónTextos EscolaresGobierno en LíneaComputadores para EducarAudiencias PúblicasCentro Virtual de NoticiasICETEX

Contáctenos . Línea gratuita fuera de Bogotá: 01 - 8000 - 910122. Línea gratuita Bogotá +57 (1) 2220206. Conmutador: +57 (1) 2222800. Fax: +57 (1) 2224953 . Chat de atención al ciudadano . Lunes a viernes de 8:30 a.m. a 9:30 a.m. Dirección Ministerio de Educación: Calle 43 No. 57 - 14. Centro Administrativo Nacional, CAN, Bogotá. Horario de atención: Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. NIT 899999001-7. Términos y condiciones de uso . Código Postal para la República de Colombia: 111321