02-jun-2009

¿En qué consiste la inversión del sector solidario en la educación?

Invertir en educación es responder y comprometerse con el desarrollo de un país, es trabajar en un sector educativo que incluye todas las voces, con referentes comunes y un mecanismo para la participación social en la construcción de la agenda sectorial.

La educación es el vehículo para lograr una sociedad más equitativo y competitiva, innovadora, moderna, incluyente, fuerte y participativa, por estar razón la política educativa Educación de Calidad, el camino para la Prosperidad es concebida como aquella que forma mejores seres humanos, ciudadanos con valores éticos, respetuosos de lo público, que ejercen los derechos humanos y conviven en paz. Una educación que genera oportunidades legítimas de progreso y prosperidad para ellos y para el país. Una educación competitiva, que contribuye a cerrar brechas de inequidad, centrada en la institución educativa y en la que participa toda la sociedad.

En el marco de lo anterior, la política educativa enmarcada en el plan de desarrollo "Prosperidad para Todos 2010-2014", busca disminuir las brechas en las condiciones de acceso, permanencia y calidad educativa en todos los niveles, entre zonas (rural-urbana), regiones y entre poblaciones diversas y vulnerables y las que no lo son. El país requiere más y mejor educación, materializada en docentes de buena calidad, estudiantes con que cuenten con útiles, alimentación sana, uniformes, transporte, textos de aprendizaje, unidades sanitarias y aulas adecuadas y agradables.
Los resultados de la inversión de los últimos tres años son una muestra de la gestión participativa y de que la educación es responsabilidad de toda la sociedad. Con solo invertir el 20% de sus excedentes, las empresas del sector solidario mejoran las condiciones de las clases diarias de miles de niños, promueven y facilitan el trabajo de los maestros. Sus aportes evitan que aumente la pobreza en Colombia, pues a mayor y mejor educación disminuyen las diferencias salariales, aumenta la productividad y los ingresos económicos de las personas.

La apuesta de desarrollo y bienestar del país debe estar centrada en la educación como un compromiso de todos los colombianos. Las cooperativas y mutuales son quienes deciden en qué invertir, de acuerdo con el plan sectorial de los municipios o departamentos. Es decir, que ellas pueden orientar y garantizar que su inversión llegará y responderá a las necesidades de población vulnerable o comunidades en las que tengan mayor interés.

Invertir en educación es responder y comprometerse con el desarrollo de un país, es trabajar en un sector educativo que incluye todas las voces, con referentes comunes y un mecanismo para la participación social en la construcción de la agenda sectorial.