logo Mineducación, Ministerio de Educación Nacional - República de Colombia

Mapa del sitio
 
Facebook   Google+   Twitter   Youtube   RSS   Cvne
Inicio Ministerio La Ministra Normatividad Primera infancia Preescolar, Básica y Media Educación Superior Educación para el trabajo Atención al Ciudadano
 
Buscar
Buscar
Secciones
El papel del docente

Historia Hoy supone un largo y continuo proceso de investigación científica en el que la labor del docente es indispensable y determinante. Los maestros y maestras serán los encargados de acompañar a los estudiantes en la búsqueda de preguntas y respuestas y, por eso mismo, el proyecto incluye estrategias virtuales y presenciales de formación permanente a lo largo de los dos años de trabajo.

El proceso de formación, con la participación de diferentes universidades del país, empieza en agosto de 2007. La estrategia general de formación, que irá hasta el AÑO 2010, está dividida según las etapas del proyecto, con el fin de fortalecer las estrategias pedagógicas para apoyar la formulación de preguntas, los procesos investigativos con diversos tipos de fuentes y la elaboración de historias locales, respectivamente. Todo ello con el enfoque del desarrollo de competencias científicas y los retos que implica.

Por ejemplo, en la primera etapa de elaboración de preguntas, los maestros y maestras son guías fundamentales para que los estudiantes desarrollen su capacidad de afinar y complejizar las preguntas que se estén formulando. Como anota Eduardo Escallón, "no se trata de que cualquier pregunta o cualquier respuesta sea válida. No es simplemente 'tengo derecho a preguntar porque soy niño y mi respuesta es buena porque es mi opinión'. Se trata de ponernos, docentes y estudiantes, a trabajar con rigor y demostrar que el rigor puede ser divertido y entretenido porque siempre es un placer descubrir y aprender".

Así pues, el docente comprende que las preguntas no son importantes por ser preguntas sino por crear el espacio para hacerse las preguntas. Esto significa que los niños, niñas y jóvenes realmente pueden empezar a acercarse al conocimiento como científico o científica social y a comprometerse más con su proceso investigativo. Para ello, el hecho de que los estudiantes no estén recibiendo los temas desde "afuera" sino que ellos mismos se planteen lo que les interesa averiguar, resulta fundamental y justifica el esfuerzo inicial del proyecto.

El aprovechamiento de estas oportunidades pedagógicas no es nuevo para los maestros del país y, por lo mismo, es igualmente importante reforzar la socialización de experiencias exitosas en ciencias sociales ( véase sección Ejemplo ). Entre otras acciones, el Portal Colombia Aprende y el curso virtual de formación servirán como plataformas para una red nacional de docentes de ciencias sociales cuyo fin es construir una comunidad de conocimiento que se pregunte por los desafíos y comparta las buenas prácticas en torno a la enseñanza de la historia y la celebración del Bicentenario.

De la misma manera como los docentes cumplen un papel fundamental en el proceso, los otros actores de la comunidad educativa son indispensables para que Historia Hoy consiga sus objetivos.

En general, la labor de estudiantes, profesores y grupos de investigación de educación superior será la base sobre la cual los niños, niñas, jóvenes y maestros de básica y media fortalecerán el desarrollo de sus competencias científicas. Para el Ministerio, se trata de una nueva ocasión para acercar las reflexiones y acciones que se realizan desde la universidad a las del quehacer pedagógico de las escuelas, y así replantear y mejorar la manera como se enseñan y aprenden las ciencias sociales.

Las secretarías de educación, que serán decisivas en los procesos de evaluación de los distintos concursos, tienen el papel de movilizar a las instituciones educativas en torno al proyecto, y guiar todo el proceso para que no se pierdan las propuestas pedagógicas del mismo y se asegure la calidad de la formación docente. En la medida en que Historia Hoy se consolide y articule en los planes de mejoramiento y los planes de apoyo -tanto de las instituciones educativas como de las secretarías de educación- como un proyecto para el desarrollo del pensamiento científico, la celebración del Bicentenario no será un evento coyuntural sino una oportunidad de carácter pedagógico.

Además de los profesores y profesoras, es importante que los padres y madres de familia y la sociedad en general se sumen a este proyecto educativo para que acompañen a los niños, niñas y jóvenes por los caminos del conocimiento histórico. Al fin y al cabo, elaborar relatos diversos y plurales de la memoria es un reto de las instituciones educativas y del país en general.

Los estudiantes de educación superior, por ejemplo, tendrán un papel protagónico. Los científicos sociales alrededor del país ayudarán a conseguir los insumos y fuentes para cada una de las etapas del proyecto; a seleccionar, escoger y digitalizar libros de textos, fuentes primarias y secundarias a través de una investigación en archivos locales y bibliotecas en todo Colombia. Adicionalmente, para aprovechar dicho trabajo, el Ministerio hará convocatorias para premiar las mejores monografías o trabajos de grado sobre la Independencia y así complementar los textos de los estudiantes de básica y media con respuestas mucho más complejas y representativas de los niveles de investigación que se pueden realizar a nivel de educación superior.

A la luz de lo anterior, el Foro Educativo Nacional de 2010 estará dedicado al Bicentenario. Será el espacio ideal para compartir experiencias nacionales, de forma que maestros y maestras de las diferentes regiones del país puedan hacer un balance de las prácticas implementadas y construir nuevas propuestas pedagógicas para la enseñanza de la historia y las ciencias sociales.

Siguiendo el ejemplo de Gabriel García Márquez, quien comenzó su biografía diciendo que "La vida no es la que uno vivió, sino la que recuerda y cómo la recuerda para contarla", es hora de que, como país, reconozcamos la importancia de cómo recordamos y cómo contamos nuestro pasado. Y qué mejor oportunidad que la celebración del Bicentenario para que nuestros niños, niñas y jóvenes sean los que construyan las memorias de la Independencia, las memorias de Colombia.

Al tablero, 46, El papel del docente
Página Principal
Altablero No. 46, JULIO-SEPTIEMBRE 2008
De Coyuntura
El Bicentenario, la enseñanza y el aprendizaje de la historia hoy
El papel del docente
La mirada de la historia desde el Plan Nacional Decenal de Educación
Potenciales y mitos de la pregunta
Es hora de reflexionar sobre la enseñanza y el aprendizaje de la historia
Colombia AprendeICFESAnticorrupcion HomeColombia es PasiónTextos EscolaresGobierno en LíneaComputadores para EducarAudiencias PúblicasCentro Virtual de NoticiasICETEX

Contáctenos . Línea gratuita fuera de Bogotá: 01 - 8000 - 910122. Línea gratuita Bogotá +57 (1) 2220206. Conmutador: +57 (1) 2222800. Fax: +57 (1) 2224953 . Chat de atención al ciudadano . Lunes a viernes de 8:30 a.m. a 9:30 a.m. Dirección Ministerio de Educación: Calle 43 No. 57 - 14. Centro Administrativo Nacional, CAN, Bogotá. Horario de atención: Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. NIT 899999001-7. Términos y condiciones de uso . Código Postal para la República de Colombia: 111321