Fecha de publicación:Viernes, 29 de Junio de 2012
Medio que publica:El Colombiano de Medellín
Sección:Columnas opinión
Género periodístico:Opinión
Autoría:Columnista
A cambiar el modelo de investigación. Por: Juan José Perfetti Del Corral

Opinión
Internet
Juan José perfetti Del Corral

En un estudio reciente de Martín Piñeiro titulado "Construyendo una nueva institucionalidad agropecuaria: algunos temas no resueltos" se plantea que, al revisar la institucionalidad para el desarrollo de la agricultura en los países de América Latina, se encuentra que en el área de la investigación y la difusión de la tecnología se requieren "reformas y un esfuerzo de fortalecimiento sustantivo".

Por diversas razones, asociadas a la evolución que ha tenido la forma como actualmente se genera, se transfiere y se utiliza el conocimiento científico y a los desarrollos que se presentan en las cadenas de valor de los productos agropecuarios y agroindustriales, Piñeiro considera que el modelo tradicional de las instituciones de investigación agropecuaria, que fue muy exitoso en la época de la revolución verde, no está siendo efectivo y pareciera que ya cumplió su ciclo.

Este modelo, centrado en una única institución nacional de investigación y transferencia de tecnología con un alto grado de autonomía y escasas relaciones con las instituciones académicas, se quedó atrás de las principales tendencias que se enfrentan en el campo de la investigación y la innovación agropecuarias.

La forma de trabajo interdisciplinar, la formación de grupos de investigación, la participación en redes especializadas, la fuerza que ha tomado la innovación, la vinculación creciente con el sector productivo y la ampliación del ámbito agropecuario más allá de lo primario, constituyen elementos que caracterizan los cambios que se presentan en la forma de trabajo de las instituciones de investigación e innovación.

Desde los enfoques de la competitividad cada vez más se reconoce la importancia que tienen las regiones. Para Porter, por ejemplo, el frente de batalla de la competitividad está en las regiones y por eso hace un llamado a que se construyan las capacidades, los medios y los activos necesarios para desarrollar y fortalecer la productividad de las empresas que operan en las diferentes regiones. Su propuesta de cluster está muy ligada a este enfoque.

Igualmente, desde la perspectiva de la ciencia, la tecnología y la innovación (CTI) se promueve la creación de los sistemas regionales de CTI en donde confluyen los diferentes actores, recursos e instituciones regionales que tienen que ver con estas actividades. Estos sistemas son los motores del desarrollo científico y de innovación en las regiones y establecen las condiciones para que las empresas y los productores puedan ser más eficientes.

Todos estos asuntos ponen de presente que, antes que reconstruir y fortalecer el caduco modelo de investigación agropecuaria, el país debe redefinir dicho modelo y reconocer que las nuevas tendencias se mueven en otra dirección.

En dicha redefinición hay que tener en cuenta, entre otras muchas cosas, la imperiosa necesidad de crear capacidades regionales de CTI; de que las universidades y los grupos de investigación deben cumplir un papel central en el desarrollo de la CTI agropecuaria; y de que la innovación no es un mero recurso retórico o un medio para capturar recursos públicos, sino que ésta es un imperativo para que los productores agropecuarios cada vez sean más competitivos.

Ir a la opinión .

A cambiar el modelo de investigación. Por: Juan José Perfetti del Corral,