Fecha de publicación:Martes, 31 de Enero de 2012
Medio que publica:El Colombiano de Medellín
Sección:Columnas opinión
Género periodístico:Opinión
Autoría:Columnista
Chirac, te ganaste el Baloto. Por: Óscar Hernández M.

Opinión
Internet
Óscar Hernández M.

¿Se imaginan ustedes una lotería donde no se haga el juego con números sino con letras y que en lugar de una cifra le salga a usted una palabra? De momento usted quedará sorprendido al ver que no aparecen ni el nueve ni el dos ni el tres ni el siete sino que lee usted algo que no había leído en su santísima vida: Agnosogmosis. Y esa fue, precisamente, la lotería que se ganó el señor Chirac, expresidente de Francia y que ahora debe estar feliz.

No digo que debe estar feliz sino que tiene que estar feliz. Y claro, cómo no ha de estarlo si la Agnosogmosis es una enfermedad incurable que consiste en que el paciente olvida todos los problemas que tiene en el mundo, desde el más chico hasta el más grande. Algunos pueden decir que mi felicidad por la enfermedad del señor Chirac es pura pose, pero es pura verdad. Primero, que como expresidente no tiene que estar en peleas continuas con los presidentes actuales y dando papaya o haciendo el ridículo en todas partes.

Segundo, porque si ni siquiera sabe que tiene una enfermedad incurable y no toma pastillas ni le hacen exámenes, por obligación tiene que ser un hombre feliz y debe morirse de risa al ver las facturas del gas, el teléfono y la TV por cable. Frente a esta especie de premio gordo de la vida, una dama me comentaba con supremo interés: oiga usted, ¿y por la gracia de Dios no será contagiosa esa enfermedad?

Pausa. Cuando Chirac vaya rumbo al cielo le preguntarán en su lecho: ¿adónde va?: allí cerca, voy a dar una vueltecita y no me demoro...

Estudiantes. En verdad no sé con seguridad, a ciencia cierta, lo que piden los estudiantes en varias partes del mundo. Creo que mi desinformación y mi curiosidad en este caso puedo resumirlas en una sola palabra o máximo en dos o tres. Educación, calidad, cumplimiento. Personalmente tengo una idea muy clara y muy apegada a mi modo de ver las cosas: la educación debe ser gratuita. Pero gratuita de verdad y no como bandera de algunos que predican: la Constitución dice que la educación debe ser gratuita. Y lo es.

Pero quienes así hablan se refieren a la educación primaria y no sé si llega hasta la secundaria. Mi idea es que la educación debe ser gratuita en toda su extensión. ¿Por qué se enseña al niño y no se enseña al joven? ¿Por qué se imparte educación al que aprende a leer y no al que aprende a hacer un edificio o una operación a corazón abierto?

Sólo hay un argumento para enfrentar a esta petición: Porque la educación universitaria es muy cara. Y yo me hago una humilde reflexión: ¿Es más cara que una guerra de cincuenta años? Me responderán que la guerra va a acabar algún día, pero es que el mundo también acabará un día... y no hablo de los mayas con su año dos mil doce y su fin de los tiempos... Pero la educación tampoco es tan cara. La encarecen los "dueños", que es otra cosa.

Ver nota original .

Chirac, te ganaste el Baloto, Educación, calidad, cumplimiento,