Fecha de publicación:Martes, 24 de Enero de 2012
Medio que publica:El Colombiano de Medellín
Sección:Local / Regional
Género periodístico:Noticia
Autoría:Sin firmar
Un mes más, niños sin restaurantes escolares

Antioquia
Internet
Paola A. Cardona Tobón

Los programas alimentarios comenzarán a prestarse el 20 de febrero. Del 7 al 17 de ese mismo mes, la Alcaldía ofrecerá un menú especial. En el departamento, se espera que de dos a tres semanas se adelanten los procesos legales para iniciar el servicio.

Los beneficiados con el restaurante escolar en la Institución Fe y Alegría Popular 1 suman unos 1.500. En un sector tan vulnerable, cree su coordinador, César Berrío, algunos dependen de ese servicio porque no pueden desayunar y no tienen para algo.

Los alumnos regresaron a las aulas la semana pasada y no contar aún con este programa ha sido traumático en varios planteles de la ciudad. En la Institución María de los Ángeles Cano, de Granizal, cuenta su coordinadora Liliana Muñoz, comenzaron a detectar algunos casos de alumnos que han dejado de asistir por este motivo.

El 20 de febrero, los 293.126 beneficiarios de restaurantes escolares de Medellín, volverán a recibir vaso de leche y los servicios de alimentación. Mientras se normalizan las actividades, entre el 7 y el 17 de febrero, se entregará un menú especial.

El proceso de licitación, informa Pedro Hoyos, director de la Unidad de Seguridad Alimentaria y Nutricional, de la Secretaría de Bienestar Social, comenzó en diciembre y es extenso, por su costo: unos 50 mil millones.

"Se aspira a que el 9 de febrero ya se tenga la audiencia definitiva de la adjudicación de ese contrato. A partir de esa fecha los operadores que queden para licitación tienen una semana y media para legalizar contratos".

Tanto en la administración municipal como en la departamental se hacen esfuerzos para agilizar los trámites, pero las licitaciones, reconoce Hoyos, siempre tienen un tiempo estimado.

Tampoco en Antioquia

En el departamento, los restaurantes escolares de los 117 municipios no certificados en el tema educativo, tampoco han arrancado, debido a que en el período fiscal 2011 no se dejaron previstos contratos ni presupuesto y han tenido que apelar a medidas excepcionales.

Se realizarán, entonces, confirma Beatriz White, secretaria de Desarrollo Social, convenios interadministrativos que permitan que en el lapso de dos a tres semanas, se adelanten los procesos legales y comience el servicio.

"Lo ideal hubiese sido que en la vigencia 2011, se dejaran vigencias futuras o reservas que permitieran pasar estos contratos y no interrumpir tan valioso servicio. No fue así, no fue posible, por eso ahora nosotros asumimos esta responsabilidad y damos inicio al proceso contractual extraordinario, mientras al mismo tiempo iniciamos licitación pública que nos permita garantizar el servicio sin interrupción".

El presupuesto de Maná, para programas de seguridad alimentaria 2012 es de unos 123.238 millones. Solo quedó asegurado el 44 por ciento, "el resto debemos gestionarlo a lo largo del año para garantizar los servicios".

Asegura que, como mínimo, se continuará con las coberturas actuales: alrededor de 582.542 niños se atienden con el complemento de Maná Infantil, Maná Escolar y la estrategia de recuperación nutricional.

A Nancy Acuña, coordinadora en la Institución Bijao, El Bagre, papás y niños le preguntan por la fecha en la que volverán a recibir la alimentación. "Arrancaron su proceso escolar y una cosa va con la otra. Los niños estarían en otra disposición de recibir la clase".

Contexto

1. No se ha notado deserción, pero sí la necesidad del servicio en la Institución Ramón Múnera, de Manrique. Esperaban un inicio más rápido, afirma el rector.

2. Se garantizará cobertura del 100 por ciento para primaria. Una vez se estabilice inscripciones y matrículas, la Alcaldía verá la posibilidad de ampliar cupos.

3. En el colegio Filiberto Restrepo, Maceo, abrieron inscripciones para alumnos nuevos, algunos no llegan, dice el rector, desmotivados por la falta de restaurante.

4. Se trata de un apoyo que motiva la asistencia escolar, dice Alberto Garzón, director de la Claudina Múnera, Caldas. Piden permiso para ir a las casas a comer.

Ir a la nota original.

Un mes mas, niños sin restaurantes escolares, Alcaldia, Institución Fe y Alegría Popular,