Fecha de publicación:Miércoles, 11 de Enero de 2012
Medio que publica:El Colombiano de Medellín
Sección:Local / Regional
Género periodístico:Noticia
Autoría:Firmada por el periodista
A 1.300 maestros de Bello no les sale plata del cajero

Antioquia
Internet
Gustavo Ospina Zapata

Para su sorpresa, el pago del mes de diciembre no les llegó, algo que no estaba en sus cuentas, y ahora están encartados para sus gastos familiares y demás. El ingreso a clases está enredado para 70 mil estudiantes.

Muy mal empezó el año para Sandra Benítez, profesora del colegio Tomás Cadavid, de Bello, a quien al igual que a otros 1.300 colegas de su localidad, 2012 los cogió con saldo cero en las cuentas bancarias.

Esto, porque pasó diciembre y no les pagaron el mes y enero les tocó recibirlo luchando para que pronto les cancelen el salario.

La alarma sonó la semana pasada -el jueves- y de inmediato el alcalde entrante, Carlos Muñoz, se puso al frente para conseguir los recursos y pagar, pero aún no ha logrado su propósito.

Y mientras no les paguen, los dramas que vivirán los educadores serán grandes, pues enero los cogió a todos sin ahorros y con la necesidad de realizar infinidad de gastos, los comunes de todo padre o madre de familia.

"Yo tengo que pagar unos créditos de vivienda y como la plata no llega, ya del banco empezaron a llamar y es muy difícil esa situación", relató Sandra, que tiene que responder por cuatro hijos y gran parte de los gastos del hogar.
"Hay maestros que pagan arriendo y el arrendador no entiende ese problema y empieza a acosar", comenta y espera que lo más pronto posible llegue el dinero.

Igual o peor situación vive Gloria Barriga, otra maestra que se queja porque ya quedó atrasada en el pago de cuotas de vivienda y otros gastos necesarios del hogar.

Añade que se encuentra sin un peso, que no tiene ni para los pasajes, pues "uno se gasta todo en diciembre y Navidad es la época de más gastos", subraya.

León Vallejo Osorio, secretario de Asuntos Pedagógicos de Adida, opina que es muy grave que en estos tiempos aún haya atrasos en pagos a maestros. Y recuerda las penurias de sus colegas.

"Sabemos de compañeros que están atrancados en el Chocó, en la Costa, porque se fueron de paseo donde sus familiares y no han podido regresar, meten la tarjeta al cajero y no hay plata", puntualiza.

Soluciones

Desesperados por la situación y esperando que la Administración se afane en darle solución al problema, la Asociación de Institutores de Antioquia, Adida, convocó a una comuna, jornadas de reflexión y de reuniones, en las que participan todos los educadores afectados, para buscar soluciones y proponer alternativas para hacer sentir su descontento.

Ayer la concentración fue en la Institución Educativa Fernando Vélez, que se atestó de maestros desesperados por la situación.

"Vinieron todos porque esto es preocupante. El pago de los salarios es un derecho constitucional y los dineros del magisterio son de destinación específica y en ningún momento el Sistema General de Participaciones tiene que ver con componentes como la calidad o la gratuidad", explicó Yony Zea López, presidente de Adida, quien presidió la concentración en el Fernando Vélez.

Allí se hizo presente el secretario de Educación de Bello, Sergio Andrés Velásquez, quien fue ratificado por el nuevo alcalde y conoce todo el proceso de los pagos del año pasado.

El funcionario se dirigió al público, les explicó que los dineros no han llegado y que la Alcaldía está tramitando los recursos ante el Ministerio de Educación.

"El Municipio está haciendo ingentes esfuerzos por obtener los recursos. Siempre hemos pagado a tiempo las prestaciones sociales y la nómina y creemos que muy pronto vamos a poder cancelar", comentó.

Dijo entender la situación de los educadores y ofreció excusas, pero aclaró que no es culpa de la Administración.

Aunque el profesorado cree que la plata sí llegó y se gastó en otra cosa, él insistió en que el Ministerio no había cancelado.

Son 3.500 millones de pesos los que se les adeudan a los 1.300 maestros de 50 instituciones educativas de Bello. Una población de 70 mil estudiantes que puede ver truncado el ingreso a clases el próximo lunes, "pues si nos toca irnos al paro, nos vamos a ir, estamos reclamando nuestro derecho constitucional", alertó el presidente de Adida.

Contexto

1. El Alcalde dijo el viernes a este medio que ya sea con dineros girados por el Ministerio de Educación o con recursos propios, pagará.

2. Los recursos propios los espera obtener de un crédito ágil, cuyo permiso para acceder a él tramitaba ante el Concejo de la localidad.

3. El Secretario de Educación explicó que en auditorías realizadas en su municipio se detectó que allí no había estudiantes fantasmas.

4. Los fantasmas son estudiantes graduados, con cédulas falsas o muertos por los que en otras ciudades se cobraba ilegalmente.


Ir a la nota original

A 1.300 maestros de Bello no les sale plata del cajero