Fecha de publicación:Miércoles, 28 de Diciembre de 2011
Medio que publica:El Colombiano de Medellín
Sección:Otra
Género periodístico:Informe Especial
Autoría:Sin firmar
2012, esperanza de reforma

Resumen 2011
Internet

Los estudiantes presionaron el hundimiento de la reforma a la ley de educación superior y al tiempo asumieron compromiso de crear un proyecto consensuado con toda la sociedad.

La tarea que tienen los universitarios del país para 2012 es más exigente que cualquier tesis postdoctoral y tiene tintes de utopía.

La misión les llegó el 16 de noviembre cuando se hizo oficial el hundimiento del proyecto de reforma a la ley de educación superior que promovía el Gobierno de Juan Manuel Santos.

Desde entonces los estudiantes universitarios asumieron el compromiso de crear una ley que remplace a la vigente, Ley 30 de 1992.

La intención es que el nuevo proyecto recoja las necesidades y sentires de toda la sociedad. Para lograr el objetivo los líderes estudiantiles tienen planeado realizar encuentros locales, regionales y nacionales, consultar con todos los estamentos involucrados, algo que según ellos no se hizo en el proyecto que radicó el 3 de octubre la Ministra de Educación, María Fernanda Campo Saavedra.

La funcionaria había presentado su ideario de reforma el 10 marzo y anunció que recorrería el país para socializar el proyecto y enriquecerlo con las propuestas que recogiera.

De los primeros foros que se hicieron comenzaron las críticas de amplios sectores por varios puntos neurálgicos. Uno de ellos es que la Ministra Campo pretendía que en el país comenzaran a existir las instituciones de educación superior con ánimo de lucro, con la intención de que atendieran a una parte de la población para cumplir con la meta de que en 2014 el 50 por ciento de los colombianos en edad universitaria estén en las aulas.

Alzaron la voz en contra esa idea incluso desde las instituciones educativas privadas, que se unieron con las públicas para decir que esa intención ponía en riesgo la calidad del sistema porque podrían llegar las aumentar las llamadas "universidades de garaje".

Luego de un viaje a Chile, donde las protestas por el mismo sistema son intensas, el presidente Juan Manuel Santos Calderón anunció que el componente del ánimo de lucro no iba más, pero, ni con eso, bajó la presión al proyecto.

Dicho y hecho, los estudiantes entraron a paro nacional el día que se radicó el proyecto y exigieron que se escucharan sus reclamos, entre ellos más financiación para la educación y garantías académicas.

Mes y medio después el mismo Presidente Santos le pidió al Legislativo que aprobara el retiro del proyecto de reforma, con la promesa a los estudiantes de que se armaría una mesa diálogo para crear un articulado más consensuado.

Los estudiantes anunciaron que tienen listo un cronograma para tener la nueva ley antes de terminar 2012.

Ver nota original.

2012 esperanza de reforma, estudiantes, reforma a la educación superior, proyecto de ley, Ministra de Educación, cobertura, calidad, garantías académicas, mesa de diálogo