Fecha de publicación:Domingo, 11 de Diciembre de 2011
Medio que publica:El Colombiano de Medellín
Sección:Educación / Universidades
Género periodístico:Noticia
Autoría:Firmada por el periodista
Los estudiantes tienen un ritmo para la ley

Educación
Internet
Alejandro Gómez Valencia

Líderes universitarios aseguran que siguen trabajando y que se tomarán el tiempo necesario para construir una propuesta de manera democrática. Habría ley antes de terminar 2012.

Las reuniones continúan, el trabajo no ha parado, en enero nombrarán voceros y el próximo año el país tendrá una nueva ley de educación.

Esas son las respuestas de Sergio Fernández, miembro de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (Mane), para quienes se preguntan qué están haciendo los estudiantes desde hace un mes cuando cayó el proyecto del Gobierno Nacional para transformar la ley de educación superior, Ley 30 de 1992.

Si bien las noticias sobre el movimiento estudiantil hoy no tienen tanta presencia en los medios de comunicación, Fernández sostiene que siguen trabajando y que incluso el fin de semana pasado la Mane se reunió en Neiva.

En ese encuentro se establecieron condiciones de lugar y tiempo para construir la nueva ley. Se definió, por ejemplo, que el 7, 8 y 9 de junio de 2012 se presentará una exposición de motivos que llevará luego al articulado final.

Más de seis meses para conocer esos motivos no son considerados por Fernández como demasiado tiempo. Volvió a decir que los tiempos de la política no son los de las oficinas del Palacio de Nariño.

La idea que tienen, dijo, es que sea una construcción democrática entre los actores de la sociedad, tal como se comprometió el presidente Juan Manuel Santos Calderón para que se levantara el paro nacional universitario decretado el 3 de octubre y terminado casi en su totalidad cuando cayó el proyecto de reforma.

Los motivos que se presentarán en junio serán concertados en las universidades, reuniones regionales hasta marzo y en un encuentro nacional programático.

La que no se ha creado aún es la mesa de diálogo entre miembros del Gobierno Nacional y representantes de los estudiantes. Pese a la presión que tienen para sentarse a la mesa, Fernández aseguró que no habrá interlocución hasta que se nombren los voceros, lo que está previsto que se haga en enero.

Aquí también trabajan

En Antioquia la comisión académica de la Mesa Amplia Regional Estudiantil de Antioquia (Marea) también mantiene reuniones. Víctor Javier Castro, miembro de ese organismo, contó que cada fin de semana se encuentran para trabajar en fundamentación teórica y concretar metodologías.

Está definido, entre otros asuntos, que en enero se hará un encuentro regional para recoger voluntades de la sociedad frente a la educación superior. También se van a crear mesas locales de trabajo y procesos comunales en los barrios y los pueblos.

El objetivo de crear una ley con una verdadera democracia requiere tiempo, dijo Castro para explicar porque necesitan hasta junio para entregar la exposición de motivos. "No estamos haciendo conejo", agregó el miembro de la Marea.

La postura que tienen en el movimiento estudiantil es que los compromisos políticos no vencen y que se tomarán el tiempo para hacer las cosas bien, con calma para no entregar un proyecto que caiga por el rechazo de la sociedad, como pasó con el del Gobierno. El compromiso, aseguró Sergio Fernández, es que antes de terminar 2012 se tendrá la ley.

Hay, sin embargo, un apuro en las instituciones educativas que llega por el lado financiero pues se esperaba que con una nueva ley que se probara este año se supliera en algo la necesidad de recursos que genera la Ley 30. En ese sentido Sergio Fernández sostuvo que la Mane exigirá al Gobierno que cancele las deudas que tiene con las universidades.

Contexto

La reforma que se hundió

El 10 de marzo la ministra de Educación, María Fernanda Campo Saavedra, presentó un proyecto de reforma a la ley de educación superior. De inmediato la iniciativa recibió el rechazo de un amplio sector entre estudiantes y directivos, entre otros motivos, por un componente que permitía la creación de instituciones de educación superior con ánimo de lucro. Luego de una visita a Chile, donde el movimiento estudiantil protesta con fuerza por el modelo educativo, el propio presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, anunció que el ánimo de lucro se retiraba del proyecto.

Eso no bastó para que la iniciativa ganará el apoyo de la sociedad y luego de un mes de paro en las U, se "hundió" en el Congreso de la República.

Ver nota original.

Los estudiantes tienen un ritmo para la ley, reforma a la educación superior, proyecto de ley, movimiento estudiantil, líderes universitarios, propuesta, mesa amplia nacional estudiantil, gobierno, construcción democrática, instituciones públicas de educación superior,