Fecha de publicación:Miércoles, 30 de Noviembre de 2011
Medio que publica:El Colombiano de Medellín
Sección:Otra
Género periodístico:Análisis
Autoría:Firmada por el periodista
El modelo educativo para la competitividad

Análisis
Internet
Carlos Rodríguez Lalinde

En una época de cambios y oportunidades es indispensable reflexionar sobre el modelo educativo integral que necesitamos para, con los demás pilares, impulsar la competitividad. Colombia debe generar nuevos productos y servicios de valor agregado en sectores estratégicos y esto requiere mucho más que la necesaria inversión en ciencia. Brasil, una de las diez mayores economías del mundo, aumentó estas inversiones del 1% del PIB a 2,5% en 2011 y aún no es muy competitivo. Las inversiones, antes para nuevos doctorados e investigación, ahora incluyen la educación en general y el desarrollo empresarial. Se requiere que los investigadores encuentren en las empresas y el país las condiciones para generar innovación. México, con buenas inversiones en investigación científica, analiza la necesidad de un esfuerzo más integral con base en la educación. El estudio "Problemas en la Formación de Científicos en México" de Pablo Valdez Ramírez de la UANL, indica la necesidad de generar "actitud (o cultura) científica" en la sociedad, a todo nivel, y una educación menos procedimental. Muchos científicos abandonan el país o se dedican a actividades diferentes a la ciencia. Es necesario desarrollar el ser humano en todas sus dimensiones, con bases firmes y aprendizaje a lo largo de la vida. Desde la infancia se deben generar valores, creatividad y amor por la ciencia; programas como "Pequeños Científicos", que la Escuela de Ingeniería impulsa en nuestra región, en convenio con la Universidad de los Andes, son un aporte. Pero el reto es mucho mayor, incluye cambios y articulación de los sistemas de educación básica, media y superior y la dinámica empresarial y social. La sociedad educa y es resultado de la educación. Un modelo activo, flexible, interdisciplinario, con apoyo de TIC y que combine el desarrollo racional y creativo, en la educación y las organizaciones, es mi invitación. Recomiendo estudiar los documentos de "Pedagogía 3000" y "Active learning" y aportar al desarrollo de estas filosofías.

La información está en todas partes gracias al internet, y generar de ella conocimiento es un factor esencial: "Las economías no están basadas únicamente en la acumulación de capital físico y recursos humanos; hace falta también un sólido cimiento de información y de aprendizaje" (Banco Mundial). Ya no se requiere memorizar sino reflexionar, encontrar estrategias para verificar la información, lograr que sea útil, apoye a la solución de problemas, al aprovechamiento de oportunidades, a generar nuevas hipótesis interdisciplinarias, y a perfeccionarlas grupalmente para generar nuevo conocimiento y desarrollo económico y social.

Para Corea del Sur fue un factor clave implantar un sistema educativo de alta calidad, lo que influyó en que pasara de tener un ingreso per cápita de aproximadamente la mitad del de Colombia hace cuarenta años, a tener hoy uno tres veces mayor. En educación básica definió asistencia a las escuelas de 220 días al año con más horas de estudio diarias, a diferencia de 180 días o menos en Colombia. Hoy sus jóvenes tienen excelentes resultados en las pruebas Pisa, gracias a cambios en el modelo educativo y a esa mayor dedicación.

En el informe global de competitividad 2010-2011 del Foro Económico Mundial tanto Brasil como México se encuentran clasificados con Colombia en la etapa de desarrollo 2. En la etapa 3 están países como Singapur y Corea del Sur, que generaron cambios educativos desde la infancia e impulsaron la ciencia, la tecnología y la innovación de forma focalizada y

Articulada. ¿No serán ellos un buen ejemplo para Colombia?

Ir a la nota original.

El modelo educativo para la competitividad, Colombia, Modelo educativo,