Fecha de publicación:Miércoles, 04 de Febrero de 2009
Medio que publica:La República
Sección:Otra
Género periodístico:Noticia
Autoría:Firmada por el periodista
Diferenciación sexual en colegios favorece el rendimiento académico

Social
Página: 8b
Maria Paula Albán

Ritmos de educación de niños y niñas son distintos

Bogotá.

Escoger el colegio de los hijos es quizás una de las decisiones más importantes para los padres debido a que este factor influye en la formación académica de los jóvenes, así como en la de su personalidad.

En la actualidad, la oferta escolar es variada, lo que da la posibilidad a los padres de elegir entre instituciones de educación mixta, las más frecuentes en el país; personalizada, un modelo que recién se está empezando a imponer, y la diferenciada, que siempre será una opción educativa importante.

Con relación a este último modelo, recientemente fue presentado un estudio sobre educación diferenciada, realizado por el especialista en desarrollo profesional y familiar de la Universidad de La Sabana y orientador familiar del colegio Los Cerros de Bogotá, Carlos Zequera. En dicho estudio se dan nuevas luces sobre los beneficios del aprendizaje bajo este modelo educativo y se indican las posibles razones por las que, en los últimos años, algunos países de Europa han virado hacia este tipo de formación para los niños.

Entre los resultados encontrados se destaca el hecho de que, en un ambiente mixto, los hombres tienden a sentir un complejo de inferioridad debido a que las mujeres maduran más rápido. En efecto, científicamente se ha podido establecer que las niñas de 10 años de edad son más maduras que los niños de la misma edad y que, incluso, solamente hasta los 18 años se logra equiparar esa diferencia. Así mismo, estudios han comprobado que esta situación suele traer un impacto en el rendimiento escolar.

Sobre este tema, Eduardo Manrique, rector del Gimnasio de Los Cerros, confirma que existen muchas diferencias en la manera de aprender entre niños y niñas, sobre todo en los ritmos de aprendizaje, que no influyen de ninguna manera en la dignidad de cada género, pero que interfieren en las capacidades académicas. De hecho, los colegios diferenciados enseñan lo mismo a niños y a niñas, pero se acoplan a las necesidades y motivaciones de cada género, sin crear inferioridades entre ellos.

Según el estudio, las instituciones de educación diferenciada presentan mejores resultados académicos y, por lo general, ocupan los primeros lugares en los resultados del examen de Estado, Icfes. Además, afirma que en la educación mixta son más comunes los problemas adolescentes como los embarazos, las enfermedades nutricionales relacionadas con la importancia del físico, la violencia, la competitividad y el egoísmo, entre otros, los cuales van ligados a las diferencias entre géneros y a las tensiones que se crean cuando los jóvenes empiezan a interesarse en el sexo opuesto.

Igualmente, en este modelo de escolaridad se busca, como agrega Manrique, formar a los niños en su masculinidad y feminidad frente a situaciones de la vida moderna. Así, el profesor se convierte en un tutor para los alumnos y desarrolla un trabajo individual con cada uno de ellos con el fin de desarrollar valores y virtudes, claves para el futuro.

El modelo de educación diferenciada fue el primero en implantarse en Colombia. Desde sus inicios, los colegios del país se caracterizaron por ser exclusivamente para hombres o mujeres y solamente hasta la década de los 70, los primeros colegios mixtos del país abrieron sus puertas. En la actualidad, la gran mayoría de instituciones educativas siguen el modelo mixto, a pesar de los buenos resultados académicos que presentan los colegios diferenciados y que confirman que deben mantenerse activos en la sociedad colombiana.

Diferenciación sexual en colegios favorece el rendimiento académico, educación mixta, instituciones de educación diferenciada, Ritmos de educación de niños y niñas son distintos