Foro de Gestión

En la IE República de Bolivia las diferencias son una oportunidad

Esta es la experiencia del único colegio bogotano que atiende estudiantes con discapacidad leve de aprendizaje.


    "Las diferencias no son un problema, son una oportunidad de aprendizaje". Son palabras que albergan un gran pensamiento, el de la Institución Educativa Distrital República de Bolivia, un colegio al occidente de Bogotá que recibe cada día unos 400 niños y jóvenes, estudiantes de preescolar a secundaria. Todos ellos con una característica común: la discapacidad cognitiva leve.

    Este factor, que les genera a los estudiantes un proceso de aprendizaje más lento de lo normal, dejó de ser un obstáculo hace más de 30 años, cuando el colegio República de Bolivia comenzó a implementar el proyecto que hoy se conoce como "La escuela especial: una puerta abierta a la educación integral".

    Esta iniciativa permite a los estudiantes con discapacidad ser parte de un salón de clases como cualquier otro, en donde se dictan clases de matemáticas, español, biología o ciencias naturales. Sin embargo, su énfasis está en las artes y en la formación ocupacional. Adicionalmente, a diario, los niños realizan tarjetas y dibujos, entre otras manualidades con el objetivo de desarrollar su sensibilidad motriz. A cambio, los estudiantes tienen un mayor interés, y en consecuencia, un mejor aprendizaje.

    Mientras tanto, los jóvenes reciben todas las herramientas que necesitan para desempeñarse con éxito en el campo laboral, o bien, para crear su propia empresa. De acuerdo con María C. Liévano, rectora del colegio, hay un compromiso de docentes, directivos y padres de familia para formar personas para la vida y que hagan parte activa de la sociedad.

    Para ello, los estudiantes reciben una atención pedagógica, terapéutica y ocupacional, de tal forma que, en un proceso un poco más lento de lo normal, los niños y jóvenes reciban y desarrollen todo el conocimiento y las competencias que cualquier otro estudiante recibiría en una escuela de calidad.

    La clave para el éxito de este proyecto que lleva tres décadas es el compromiso de los docentes. Para Constanza Hazelwood, experta colombiana en el tema de gestión y liderazgo escolar, "el equipo de profesores garantiza la sostenibilidad del proyecto. En este caso, la rectora acaba de posesionarse en el cargo y, sin embargo, la visión de la institución se mantiene clara. La rectora está respaldada por un equipo bien consolidado".

    Por esto no es extraño que los profesores y directivos se reúnan periódicamente para realizar revisiones y evaluaciones a este proyecto educativo. El objetivo es actualizarlo de acuerdo con las necesidades de los estudiantes.

    Ha sido tal su éxito que el colegio fue el ganador del Galardón a la Excelencia 2004-2005, otorgado por el Distrito Capital como reconocimiento a esta experiencia, que es ejemplo para toda Colombia en la construcción e implementación de enfoques de gestión participativa orientados hacia la calidad. De igual forma, recibió la "Orden Civil al Mérito Ciudad de Bogotá", en el grado de "Gran Oficial", por su labor educativa con poblaciones especiales.

    Por todo esto, la experiencia de la institución educativa ganó un puesto honor en el Foro Nacional en Gestión Educativa, que se realiza en Bogotá entre los días 2 y 4 de octubre de 2007. El colegio República de Bolivia hace parte de lo mejor en gestión escolar del país.