Noticias de Educación - octubre 16 de 2006 -


    1. El regreso auspiciado de los pingüinos

    Poco les importó la copiosa lluvia primaveral. Tampoco fue un impedimento que la mayoría no hubiese dormido la noche anterior por participar en las tomas de sus colegios. A eso de las 7:40 de la mañana del viernes, tres dirigentes de los llamados históricos -María Huerta, Karina Delfino y César Valenzuela- llegaron hasta "El Mercurio" junto con nueve estudiantes -que representan a la nueva horneada de secundarios que lideran a los pingüinos- para conversar del revival del movimiento.

    Los "viejos" ya se saben de memoria la dinámica. Valenzuela, muy cómodo, no se olvida de citar a Portales y a la Revolución Francesa con marcados ademanes. Delfino no se amilana en ser ella quien les plantea más de una interrogante a los que la suceden. Y Huerta, una de las pocas figuras que se mantienen en primera línea desde marzo, se sabe dueña de arrastre entre los rostros renovados del movimiento.

    Hoy, tres meses después, ya saben que pueden poner al Gobierno en jaque y lograr la atención de todo un país. Colegios en toma, paros indefinidos y nuevas propuestas los traen de vuelta. Mientras la Presidenta Bachelet los llama a volver a las aulas y "ponerse a estudiar", ellos llegan recargados: bajo el brazo ya no traen peticiones sino propuestas, aprendieron a manejarse con los medios, se encargaron de formar a una nueva generación, y, algo impensado, cuentan con apoyo logístico y económico de parlamentarios de la misma Concertación.

    Recursos disponibles
    "Nosotros no tenemos apoyo de partidos, pero sí de políticos". Así explican los nuevos integrantes del movimiento secundario su relación con varios parlamentarios que hoy los ayudan económicamente, les facilitan documentos y les consiguen alojamiento cuando viajan.

    "Nos ayudan de manera formal e informal. Y cuando nos entregan dinero nosotros cumplimos con rendirles los gastos", señala un dirigente. Con algunos ya la relación es tan frecuente que se han hecho amigos de sus secretarias en el Congreso y hasta los llaman por teléfono personalmente para pedirles favores. "Con lo que uno pida, te ayudan", dice Josefa Fica, del Consejo Nacional de Estudiantes.

    Dentro de la DC, los diputados Carlos Olivares y Jaime Mulet son reconocidos como los parlamentarios que más han aportado financieramente al movimiento. En el PPD, la presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara Baja, Carolina Tohá, también les ha prestado apoyo.

    En la Cámara Alta hay quienes simpatizan con su movilización y se han puesto con recursos. Entre ellos, el díscolo senador Nelson Ávila (PRSD) y, en menor medida, Alejandro Navarro (PS).

    Aunque reconocen que en la Alianza el apoyo es más moderado, resaltan a la diputada Carla Rubilar (RN) y a Marcela Cubillos (UDI).

    Los montos de los "auspicios" de los políticos son de distinta magnitud: 50 o 60 mil pesos son las cifras más frecuentes, aunque la diputada Rubilar se destacó con un aporte de 130 mil pesos en una oportunidad.

    Lo que más sorprende de su red de apoyo es que incluso funcionarios de la misma Intendencia Metropolitana y del Ministerio de Educación les entregan ayuda sin pedir nada a cambio.

    "Hay personas, como la jefa de seguridad y el jefe del departamento de educación de la Intendencia, que nos hacen aportes de manera personal. Además, dentro del ministerio y de la Seremi de Educación hay funcionarios que nos dan apoyo, pero no los podemos nombrar porque muchas veces sus superiores lo entienden equivocadamente como una traición", revela la dirigenta estudiantil María Huerta.

    Con los dineros que reciben y los contactos que han logrado formar han hecho giras a lo largo de todo Chile, e incluso han llegado hasta Buenos Aires para asesorar a los movimientos estudiantiles trasandinos. No sólo eso. En unas semanas más, Lima sabrá de la marcha de los pingüinos chilenos.

    INTERNACIONALIZACIÓN
    Los secundarios cruzan las fronteras

    Viajan con poca plata. Se quedan a dormir donde alguien los invite, no importa si es apoderado de colegio o connotado parlamentario. Se mueven en bus, avión o micro.

    La Asamblea Nacional de Estudiantes Secundarios ha estado de gira por Antofagasta, Copiapó, Concepción y otras ciudades del país. Todo para unir fuerzas en torno al nuevo movimiento de los pingüinos.

    Pero no sólo han recorrido Chile. Ahora buscan la internacionalización del movimiento. Para Fiestas Patrias dieron el primer paso. Una delegación de la ACES -encabezada por María Huerta- fue invitada a Buenos Aires. Aunque viajaron por tierra en un bus pirata que los dejó primero en Mendoza, lograron llegar a la capital para reunirse con varias organizaciones estudiantiles trasandinas. Desde ese viaje -en el que incluso visitaron la Embajada de Chile y conversaron con el embajador Luis Maira- mantienen fluidos contactos con los estudiantes de la Universidad de Buenos Aires, con sindicatos de profesores y organizaciones de estudiantes secundarios.

    "En Argentina estaban impresionados con lo que habíamos hecho en Chile. Nos felicitaban. Queremos tener una bandera de lucha común", dice Josefa Fica, una de las integrantes del periplo.

    Ahora el siguiente destino sería Perú, pero aún no quieren revelar detalles del viaje que los podría reunir durante los próximos días con pingüinos limeños que buscan repetir la experiencia chilena.

    Así, aunque sus pasos están dirigidos a generar un movimiento latinoamericano, también desde Estados Unidos una organización de estudiantes obreros se ha interesado en ellos y buscan su asesoría para plantear sus demandas en el país del norte.

    "Somos admirados en Francia, Italia, Alemania, Inglaterra, en varios países de Europa. Nosotros deberíamos estar orgullosos como nación", dice sin modestia Joaquín Valderrama, alumno del Instituto Nacional e integrante de la nueva camada de líderes.

    DOCUMENTO ALTERNATIVO
    Los detalles de la propuesta
    "Somos serios y nos tomaremos el tiempo necesario". Así se refiere la nueva horneada de dirigentes pingüinos al documento que elaboran de manera paralela al que emitirá el Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de la Educación.

    "El preinforme que entregó el Consejo contiene las mismas conclusiones a las que nosotros llegamos en noviembre de 2005 y que le hicimos llegar al seremi de Educación en aquel momento", señala uno de los estudiantes a cargo del texto alternativo.

    Poco los entusiasma una entidad que no sea resolutiva y que sólo plantee observaciones y posibles cambios.

    Ellos trabajan en propuestas concretas. Para eso convocaron a 14 estudiantes de diferentes colegios (Liceo de Aplicación, Darío Salas, Instituto Nacional, Liceo 1, entre otros).

    "No podremos preparar un proyecto de ley, pero sí las bases para uno", cuentan. Tienen la colaboración de estudiantes universitarios de Derecho, Periodismo y Ciencias Políticas.

    La sede de trabajo cambia según el espacio que puedan tener en alguno de los colegios. En materia de contenidos, se nutren de diversas fuentes; principalmente, de documentos que se preparan en las universidades, a veces bajándolos de internet o conversando con los responsables.

    "Por ejemplo, alumnos de la la Facultad de Economía de la Universidad Católica nos enviaron un informe sobre las promesas que el Gobierno hizo y que no se cumplieron, el año 2002, para justificar el cambio de la PAA por la PSU", revela el dirigente institutano Sebastián Muñoz.

    Toman también textos del Colegio de Profesores, de la U. de Chile y de la UMCE.

    Si en mayo exigían educación de calidad, hoy, cinco meses después, apelan a la "integridad de la educación". Abogan por una "educación íntegra con mayor respaldo para los colegios técnicos, artísticos, deportivos y, asimismo, ayudar a los colegios tradicionales".

    Dice Joaquín Valderrama: "Quizás la integridad sea la nueva bandera de lucha y con integridad podemos exigir calidad".

    Sumarán a la propuesta alternativa un análisis del estatuto docente, la creación de la superintendencia para la Educación y reformas de fondo para la PSU.

    Para la mentada prueba plantean que mida, por ejemplo, de 1 a 1.000, y que todos aquellos estudiantes que queden bajo los 500 puntos tengan el derecho de perfeccionamiento que cada colegio debiera estar comprometido a entregar. Además, proponen que cada carrera tenga una prueba específica según las habilidades que se quiera medir.

    VIEJOS Y NUEVOS PINGÜINOS:
    Quién es quién

    María Huerta, alumna del Insuco II y dirigenta de la ACES.
    César Valenzuela, ex dirigente del Liceo Confederación Suiza.
    Karina Delfino, ex dirigenta del Liceo 1 Javiera Carrera.
    Sebastián Muñoz, vicepresidente del Centro de Alumnos del Instituto Nacional.
    Joaquín Valderrama, alumno del Instituto Nacional, participa de la elaboración del "Informe Alternativo" de los secundarios.
    Josefa Fica, miembro de la Asamblea y del Consejo Nacional de Estudiantes.
    Valesca Concha, vocera del Colegio Villa España.
    Tomás Castro, del Liceo Darío Salas.
    Ariel Salinas, dirigente del Liceo Miguel León Prado.
    Iván Ayala, vocero de Insuco II.
    Connie Flores, vocera Insuco II.
    Diego Calderón, Instituto Nacional, miembro de la comisión política.

    MINISTRA PROVOSTE:
    "El reinicio de las tomas es encabezado por una minoría"

    -¿Cuál es la evaluación que hace el ministerio ante las actuales movilizaciones?

    -El reinicio de las tomas constituye una acción encabezada por minorías que ni siquiera han reconocido a los dirigentes legítimamente elegidos.

    -El hecho de que el ministerio plantee que tienen que volver a estudiar parece una medida de presión...

    -No hay ninguna presión, es un llamado a la conciencia. El hecho de que un alumno repita por falta de clases no sólo lo lleva a que tenga que hacer un año más de estudios, sino también hay un costo para la familia.

    -¿Usted considera que es completamente legítimo que se haga el desalojo de los estudiantes?

    -La ley establece el derecho a la educación. Por lo tanto, se deben mantener los establecimientos educacionales funcionando con relativa normalidad. En ese sentido, nosotros celebramos y destacamos la declaración de la Asociación Chilena de Municipios que dijo: "Aquí nosotros no vamos a aceptar más tomas".

    -¿Cuál es su opinión ante la polémica de bajarse del Consejo Asesor por parte de los secundarios?

    -La idea de restarse claramente no representa un espíritu democrático y participativo.

    -¿Teme que le pueda costar el puesto esta crisis?

    -Una no está preocupada de ese tipo de cosas, una no gobierna con esos temores, gobierna poniendo la vista adelante en las tareas que quiere realizar. Estamos trabajando en una propuesta de Superintendencia, de cambios a la LOCE, mejorar el financiamiento a través de la subvención preferencial y también tener un presupuesto que dé cuenta de esta gran prioridad del gobierno.

    -¿Se altera el cronograma de la PSU con todas estas tomas y paros que pueden extenderse por semanas?

    -No. No se altera el calendario de la PSU, es la fecha que está definida (lunes 18 de diciembre). Lamento que haya un conjunto de estudiantes que la van a rendir y que son aquellos que no han podido acceder a sus establecimientos y a sus clases con normalidad porque un grupo ha decidido impedir ese derecho.

    -¿Ha dialogado con dirigentes?

    -No.

    -¿Han tratado algunos dirigentes de negociar con el ministerio?

    -¿Qué se podría negociar? Si nosotros comprometimos un conjunto de acciones y las hemos cumplido todas a cabalidad.

    RECAMBIO GENERACIONAL

    No a la farándula

    No mostrar la casa ni tu pieza. Que no se sepa con quién pololeas. Poco importa si la mamá de algún dirigente está con depresión, no se lo cuentes a ningún medio que pueda usarlo como portada.

    Ésas son algunas de las enseñanzas que los más grandes, aquellos que protagonizaron las movilizaciones a principios de año, les están dejando a sus continuadores. Los "más viejos" -los que hoy cursan 4º Medio y que ya tienen innumerables tomas, paros y protestas en el cuerpo- les dan ciertas luces de cómo actuar tras las primeras planas que lograron cuando movilizaron a más de 700 mil estudiantes. Para eso sirven los aciertos y los errores.

    "Lo malo fue que algunos voceros opinaban hasta de la visita de Robbie Williams", dice el institutano y nuevo dirigente Joaquín Valderrama. Pero no olvidan que la exposición mediática les sirvió en un primer momento.

    "Si bien la farándula es negativa para nuestros intereses, en algunos aspectos ayudó a generar simpatías. No nos podemos sustentar sólo en programas como "El Termómetro", sino que hay que recurrir a "CQC" o "SQP", analiza como todo un experto en comunicaciones el también nuevo en las lides gremiales Diego Calderón.

    Aun así, la nueva camada de dirigentes pretende avanzar con tranquilidad: "Si me preguntan si estoy preparada para ser vocera... todavía no. Primero hay que tener una evolución", dice Valeska Concha.

    A pesar de que recién comienzan a vivir el protagonismo, hablan con propiedad, manejan los tiempos al exponer sus ideas, y no les cuesta, frente a frente, comentar los errores de alguno de sus antecesores.

    María Huerta, una de las pocas dirigentas de la vieja guardia que hoy se mantiene en primera línea, explica, con cierto aire maternal, el recambio en los rostros de las tomas: "Ellos forman parte de una continuidad que no tiene que ver con la generosidad del dirigente, sino que el dirigente, si se cree líder, debe crear un piso e impedir que les suceda lo que nos pasó a nosotros. Ellos entran con un plus a nivel nacional y en cada colegio".