EN MEDIA LUNA SE FORMA EL FUTURO WAYUU

  • Nueva Inversión por 847 millones de pesos para mejorar la cobertura educativa con calidad en la Guajira.
  • La Etnoeducación Wayuu, un modelo que podría replicarse en el País.
  • La Revolución Educativa impulsa a comunidades organizadas que quieran seguir mejorando su calidad en educación.
  • El futuro de la cultura Wayuu, ligado a la Etnoeducación Bilingüe.


Resguardo de Luna Nueva, Uribia, Guajira, octubre 20 de 2006


"Anshijia", bienvenidos, es el saludo de los 70 niños y jóvenes del Centro Etnoeducativo integral rural No. 2, Kamüsüchiwo´u, tierra de espumas, en Wayuunaiki, lengua de la cultura Wayuu, ubicado en el Resguardo de Media Luna, Municipio de Uribia, Guajira.

Así saludaron a la Primera dama de la Nación, Lina Moreno y a la Ministra de Educación Cecilia María Velez, quienes inauguraron conjuntamente con el Presidente del Cerrejón, León Teicher y el alcalde de Uribia, Marcelino Gómez, la tercera etapa de la Institución Educativa.

La inversión total de esta etapa fue de 847 millones de pesos, de los cuales el Ministerio de Educación, aportó 367 millones, la Alcaldía municipal de Uribia 200 millones y el Cerrejón 280 millones. Con este aporte se dotó al Centro Etnoeducativo de 14 nuevas aulas, un aula de informática, una biblioteca, dos talleres, dormitorios, baterías sanitarias y canchas deportivas.

Para la Ministra Cecilia María Vélez, la riqueza cultural en esta región de la Guajira, debe ser aprovechada por el sector educativo: "Un sistema educativo tradicional que ignore la riqueza que tiene esta cultura, se está perdiendo mucha parte de lo que puede ser su calidad educativa. Por eso este esfuerzo que se está haciendo en la Guajira, de concertar con las comunidades el tipo de educación e integrar el idioma nativo al trabajo pedagógico, hace que se esté a la vanguardia de proyectos etnoeducativos". La Ministra recalcó la importancia de continuar trabajando en calidad, infraestructura y cobertura y ampliar las oportunidades para la secundaria en el departamento. Finalmente, comentó la importancia de aprender de la cultura Wayuu y continuar aprendiendo entre ambas culturas, la occidental y la indígena, una de la otra. Proyectos etnoeducativos como este, están permitiendo ese proceso. El reto es tener muchos bachilleres Wayuu.

Kamüsüchiwo´u, el Centro Etnoeducativo, que desarrolla educación bilingüe desde los años 80 y que ha contado con apoyo del Ministerio de Educación Nacional, de la empresa Cerrejón, exportadora de carbón, la Secretaría de Educación del departamento de la Guajira y el Municipio de Uribia, y para esta tercera Fase, de la Consejería Presidencial de Programas Especiales, Plan Padrino, tiene 39 sedes y acoge más de 2.000 niños y jóvenes desde preescolar hasta el octavo grado. En la sede principal estudian 70 niños.

Kamüsüchiwo´u fue nominado por la CEPAL en 2005 como uno de los 45 proyectos de innovación social más sobresalientes de América Latina, entre 1.600 participantes. El pasado 12 de octubre, la Cámara Colombo Británica le otorgó el primer puesto en el Concurso Internacional del Premio para la gestión.

A este Centro Etnoeducativo, acompañaba desde muy niña Bibiana Constan Epinayú a su hermana Zoraya. Con los años ingresó a Kamüsüchiwo´u y posteriormente finalizó estudios en la Normal de Riohacha. Hoy dirige esta experiencia etnoeducativa que ayuda a desarrollar en los niños y jóvenes competencias básicas, conocimientos culturales, costumbres y tradiciones de la étnia Wayuu.

"En nuestras Normas Icontec Wayuu, hemos venido mejorando. La primera parte de la institución, fue buena en su infraestructura, la segunda mejor y ahora la tercera mucho mejor"- comentó la rectora.

En su encuentro con la Ministra y la Primera Dama, la rectora explicó que el Centro Etnoeducativo Kamüsüchiwo´u, fortalece la parte de la identidad primero que todo. El énfasis en Wayuunaiki, lengua de la cultura Wayuu, se hace en los primeros grados pues es importante en todos los grados la transversalidad de la cultura. En los grados 4 y 5 se empieza con más fuerza la parte occidental.

Hay grados especiales, porque culturalmente a los niños los ponen a una edad mayor, ingresan entre 9 y 10 años, y entonces se han desarrollado metodologías de aceleración del aprendizaje para nivelación. Para la rectora Bibiana, la inteligencia de los muchachos Wayuu permite el proceso.

Adicionalmente se está buscando hacer énfasis en los últimos grados, en el trabajo de capacitación en pesca, para aportar competencias laborales a los estudiantes que no tengan la posibilidad de seguir estudiando y así tener una mejor calidad de vida.

De los estudiantes de la sede principal, que es un semi-internado, 40 suben los domingos en la tarde desde sus casas en el servicio de bus escolar y se regresan el viernes en la tarde; vienen desde el kilómetro 75 de la vía entre Puerto Colombia y la Mina del Cerrejón. Otros 20 niños y jóvenes vienen del cabo, en otro transporte. El resto, llegan en bicicleta.

A través del PAICI, Programa de Apoyo a la Comunidad Indígena, la empresa Cerrejón, con apoyo del Ministerio de Educación Nacional y de la Secretaría de educación Departamental, ha puesto en marcha programas como el de Centro Etnoeducativo Kamüsüchiwo´u y otros como el programa de alfabetización para adultos. Otros proyectos apoyados con el respaldo del Ministerio son las becas Excelencia Cerrejón, el Plan de Mejoramiento Educativo, y el Centro de Recursos Educativos Municipales –CREM- en Fonseca, sur de la Guajira.

 

EN MEDIA LUNA SE FORMA EL FUTURO WAYUU