Fecha de publicación:Martes, 15 de Noviembre de 2011
Medio que publica:Semana.com
Género periodístico:Noticia
Autoría:Sin firmar
Estudiantes de Colombia y Chile intentan exportar su protesta

Educación
Internet

Los movimientos estudiantiles de ambos países se han puesto en contacto y esperan que el próximo 24 de noviembre se realice una gran manifestación latinoamericana por la educación. Buscan apoyo en Argentina, Brasil y Perú.

Los estudiantes chilenos y colombianos quieren que el próximo jueves 24 se produzca una gran manifestación latinoamericana por la educación.

Los dos movimientos han conseguido marcar la agenda en sus respectivos países y su intención es despertar protestas en el resto de países de la región para fortalecer su propia reivindicación.

La "Jornada Continental de Movilización en Defensa de la Educación como un Derecho" pretende extender las manifestaciones multitudinarias a países como Argentina, Brasil o Perú.

Los líderes estudiantiles de Colombia y Chile llevan meses en contacto a través de las redes sociales y esta marcha conjunta fue propuesta por los representantes colombianos a los chilenos, según Patricio Contreras, uno de los portavoces de la Confederación de Estudiantes Chilenos.

Este sábado, los representantes chilenos tomaron la decisión de convocar la marcha tras una larga reunión en la ciudad norteña de Antofagasta.

"Los movimientos en distintos países de Latinoamérica no pueden ser aislados y tenemos que generar una solidaridad entre los compañeros", afirma Contreras.

Añade que han recibido expresiones de apoyo de estudiantes de otros países de la región a su demanda de cambios profundos en el sistema educativo chileno y que en países como Argentina o Perú los estudiantes se están organizando para hacer oír sus propias demandas.

Apoyo extranjero

Los estudiante chilenos de secundaria y universitarios llevan seis meses de movilizaciones para reclamar una educación pública gratuita y de calidad, mientras que en Colombia los universitarios están en paro desde el 12 de octubre en protesta a la reforma a la Ley 30 de Educación Superior.

Las protestas en uno y otro país se han fortalecido mutuamente. Los estudiantes colombianos reconocen que se inspiraron en las protestas de sus pares chilenos y estos afirman que la movilización en Colombia les ha motivado para continuar con su lucha.

Los chilenos han reconocido que existe un cierto cansancio, propio de los largos meses de manifestaciones, y han apostado por el apoyo extranjero para fortalecer su reivindicación.

El mes pasado, Camila Vallejo, la cara más visible del movimiento chileno, viajó a Francia para intentar "internacionalizar" el movimiento.

Además de los contactos por internet, los estudiantes latinoamericanos se reúnen en congresos de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE).

"Transformar la sociedad"

"Se está gestando un movimiento continental en defensa de la educación como derecho", le dice a BBC Mundo Jairo Rivera, portavoz de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil, grupo colombiano que reúne a todas las organizaciones universitarias del país.

"Cada movimiento tiene unos problemas propios pero hay demandas comunes", apunta Rivera. En su opinión, el movimiento estudiantil latinoamericano está forjándose como una voz que puede transformar las sociedades de cada país.

"Es muy importante que los jóvenes sean actores políticos en América Latina", afirma.

Estudiantes de Colombia y Chile intentan exportar su protesta,