Fecha de publicación:Jueves, 10 de Febrero de 2011
Medio que publica:La Crónica del Quindío
Sección:Local / Regional
Género periodístico:Noticia
Autoría:Sin firmar
Sumar y rimar, problemas de aprendizaje en preescolar

General
Internet

Con una evaluación académica y un trabajo en conjunto entre padres y maestros, los pequeños pueden llegar a superar sus dificultades.

Los problemas de aprendizaje es un término que describe dificultades específicas en la etapa escolar, esto puede causar que una persona tenga dificultades aprendiendo y usando ciertas destrezas, principalmente en lectura, ortografía, escuchar, hablar, razonar y las matemáticas.

Los investigadores creen que estos problemas son causados por diferencias en el funcionamiento del cerebro y la forma en la que este procesa información. "Los niños no son 'tontos' o 'perezosos'. De hecho, ellos generalmente tienen un nivel de inteligencia promedio o superior al promedio. Lo que pasa es que sus cerebros procesan la información de una manera diferente", aseguran.

"No existe ninguna 'cura' para los problemas de aprendizaje. Ellos son para toda la vida. Sin embargo, los niños pueden progresar mucho y se les puede enseñar maneras de sobrepasar sus falencias. Con la ayuda adecuada, pueden aprender con éxito".

Señales del problema

No hay ninguna señal única que indique que un niño tiene un problema de aprendizaje. Los expertos buscan una diferencia notable entre el progreso escolar y el nivel de progreso que podría lograr, dada su inteligencia o habilidad. También hay ciertas indicaciones que podrían significar que el niño tiene un problema. La mayoría de ellas están con las tareas de la escuela primaria, ya que estos tienden a ser descubiertos en esta etapa. Es probable que el menor no exhiba todas estas señales, o aún la mayoría de ellas. Sin embargo, si el niño exhibe varios de estos problemas, entonces los padres y el maestro deben considerar la posibilidad de que no asimila la información académica de la misma forma que el común de los niños. Existen instituciones dedicadas a enseñar a este tipo de población infantil.

Consejos para padres

Aprender más sobre los problemas del aprendizaje. Mientras más sabe, más puede ayudarse a sí mismo y a su niño.

Felicítelo cuando le vaya bien. Los niños con problema del aprendizaje rinden bien en una variedad de cosas. Averigüe cuáles cosas le gustan, como bailar, jugar fútbol, o trabajar con los computadores.

Genere oportunidades a su niño para perseguir sus fortalezas y talentos.

Averigüe cómo su niño aprende mejor si por experiencias prácticas, o por medio de mirar o escuchar.

Ayúdelo a aprender con sus áreas de fortaleza.

Deje que su hijo ayude con las tareas domésticas, estas pueden aumentar su confianza y las destrezas concretas.

Mantenga las instrucciones simples, divida las tareas en pasos pequeños, y recompense los esfuerzos con elogios.

Haga de las tareas escolares una prioridad. Lea más acerca de cómo puede ayudar a su niño a tener éxito con las mismas.

Hable con otros padres cuyos niños tienen problemas del aprendizaje, estos pueden compartir consejos prácticos y de apoyo emocional.

Reúnase con los maestros y ayude a desarrollar un plan educacional para tratar con las necesidades de su niño.

Planifique las acomodaciones que su niño necesita.

Establezca una relación de trabajo positiva con el maestro de su niño, por medio de la comunicación regular.

En la escuela

Los problemas del aprendizaje tienden a ser diagnosticados cuando los niños llegan a la edad escolar. Esto es porque la escuela se concentra en aquellas cosas que pueden ser difíciles para el niño (leer, escribir, escuchar, hablar, razonar). Los maestros y los padres observan que el niño no está aprendiendo como se esperaba. Es posible que los maestros soliciten una evaluación para ver cuál es la causa del problema.

Con trabajo duro y la ayuda apropiada, los niños con problemas de aprendizaje pueden aprender más fácil y de forma exitosa. Para los niños en edad escolar (incluyendo los niños preescolares), los servicios de educación especial y servicios relacionados son fuentes de ayuda importantes. Los docentes deben trabajar con los padres del niño para desarrollar un programa educativo individualizado para que mejore el rendimiento académico.

Los apoyos o cambios en la sala de clases (a veces estos son llamados acomodaciones) ayudan a la mayoría de los alumnos con problemas del aprendizaje.

Es importante recordar que el niño puede necesitar ayuda tanto en la casa como en la escuela. Los recursos ayudarán a las familias y maestros a averiguar más sobre las muchas formas de apoyo para los alumnos con dificultad.

Sumar y rimar, problemas de aprendizaje en preescolar