Fecha de publicación:Domingo, 06 de Julio de 2008
Medio que publica:El Universal de Cartagena
Sección:Otra
Género periodístico:Noticia
Autoría:Sin firmar
Prevención de accidentes en niños en edad preescolar

Cartagena
Pagina 6

Unas de las cosas que más debería preocupar a los padres, responsables o acudientes de niños en edad preescolar, es el alto riesgo de accidentes que pueden sufrir por las condiciones o características que presentan los lugares y espacios que frecuentan.

Los niños, por la inquietud característica de su edad, siempre están expuestos a sufrir accidentes que pueden dejar lesiones de mediana complejidad, graves o fatales.

La gran mayoría de estos accidentes pueden ser evitados por los mayores, si son conscientes de lo importante que es capacitarse en prevención.

Para Hortensia Espitaleta Vergara, directora de la Fundación Mariana Novoa, muchas veces los padres no reconocen que los niños están expuestos al peligro y los riesgos que presentan algunos lugares.

"Nos falta mucho por prevenir e implementar para la seguridad de los niños. Hay que tomar conciencia y responsabilidad que los accidentes pueden ocurrir y la mayoría de veces son previsibles", asegura Espitaleta Vergara.

Según el Dane en el 2003 el ahogamiento fue la segunda causa de mortalidad infantil. "399 niños menores de 14 años se ahogan por diferentes causas en el país, de los cuales 211 son menores de 5 años", afirmó.

Entre los accidentes más frecuentes en Colombia se encuentran la caída de altura, quemaduras con líquidos y atoramiento.

Según estos datos y algunos casos conocidos como el del niño que se ahogó en la piscina del Hotel Cartagena Hilton o el caso de Mariana Novoa, ambos en enero del 2007, la intención es capacitar a los adultos ante los eventos infantiles, tener a la mano información de los hospitales cercanos, conservar la calma, entrenamiento en primeros auxilios, entre otras cosas que pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte de un menor.

"Muchas veces en un jardín infantil miramos la calidad de profesores, distancia que hay entre el jardín y la casa, los costos, etc. pero nunca la seguridad, si tiene escaleras y los niños tienen acceso a ellas, piscina, si los atienden profesionales o no, entre otros", dice Hortensia Espitaleta.

Hay requisitos que ese tipo de instituciones deben cumplir para garantizar la seguridad de los niños. Hay colegios muy seguros, pero los padres deben preocuparse por averiguarlo.

"Los aspectos de seguridad no son elementos de decisión, por eso los accidentes toman a los adultos fuera de lugar", asegura.

Por esto la Fundación Mariana Novoa busca abrir un espacio en Cartagena para que los padres se capaciten y aprendan a actuar en algún de estos casos de emergencia o tengan mejores bases para escoger el jardín infantil para sus hijos.

El 11 de julio, de 2:00 a 7:00 p.m., y el 12, de 8:00 a.m. a 1:00 p.m., la Fundación tendrá a Olga Lucía Baquero Castañeda, médico pediatra, especialista en salud pública y en educación médica, quien dictará un taller en Bocagrande Calle 5 No. 6-38, el cupo es de 20 personas en cada día.

Mayores informes en el correo informacion@mariananovoa.org o en los teléfonos 300- 3019406 - 312 -488536.

En la página Web de la fundación (www.mariananovoa.org) pueden descargar la lista de chequeo con los mínimos requisitos que deben encontrar en los jardines infantiles o conformar una red de apoyo para minimizar los riesgos infantiles.

"No se pueden seguir perdiendo niños por causas predecibles", puntualizó la Directora de la Fundación y madre de Mariana Novoa.

Historia

Mariana Novoa es niña que murió en un accidente en la piscina de un jardín infantil en Bogotá en enero de 2007, y su madre, Hortensia Espitaleta, decidió crear la Fundación, que lleva el mismo nombre de su hija, con el propósito de que otras familias no pasen por una situación semejante y dolorosa por falta de conocimiento y prevención.

Prevención de accidentes en niños en edad preescolar, Fundación Mariana Novoa, Padres, Accidentes,