Fecha de publicación:Miércoles, 14 de Noviembre de 2007
Medio que publica:La Patria de Manizales
Sección:Otra
Género periodístico:Reportaje
Autoría:Sin firmar
Escuela de la gota de leche desaparecerá poco a poco

Primer Plano
Página 3 A

Secretaría de Educación de Manizales argumenta que está obligada a ello por tener capacidad instalada disponible en otros planteles. La decisión afecta a 276 niños. Angustia

"Lo que le espera a la escuela es una muerte lenta". Así describen algunos lo que le empezará a pasar desde el año entrante a la escuela Niño de Praga de la Gota de Leche, en la carrera 23 y hoy fusionada el Colegio José María Campoamor.

El centro educativo, que hace parte de las obras sociales de las Hermanas de Los Pobres de San Pedro Claver, no recibirá más alumnos nuevos dentro del desmonte paulatino que la Secretaría de Educación de Manizales hará del contrato que tiene con este plantel para la prestación del servicio educativo.

Los padres de familia están angustiados por la medida; mientras tanto, la Secretaría destaca que es una decisión técnica, basada en el Decreto 4313 del diciembre 2004, expedido por el Ministerio de Educación Nacional, según el cual se puede contratar con comunidades religiosas siempre y cuando el Municipio no cuente con la capacidad instalada para atender la población educativa.

"Pero la tenemos en el Liceo Isabel La Católica, el Alfonso López Pumarejo (a un lado del Instituto Universitario) y en la escuela Corazón de Jesús (frente al Instituto Manizales)", reportó Luz Dary Calvo Mejía, funcionaria de la Unidad Administrativa y Financiera de la Secretaría de Educación Municipal.

Estas fueron las opciones de reubicación dadas por la dependencia en una reunión realizada en la escuela el jueves de la semana pasada, en la que los padres expresaron su inconformidad que aumentó al saber que las opciones de traslado son para la jornada de la tarde, contrario al horario de 7:20 de la mañana a 1:00 p.m. en la Gota de Leche.

Ante el disgusto de la comunidad, se permitirá la finalización de la básica primaria de los actuales estudiantes, que son 276 de primero a quinto de primaria; pero el año entrante no habrá primero y así sucesivamente.

67 años de historia

La hermana Judith Salazar, Directora de la Gota de Leche, expresó que esperan la ayuda del Municipio por lo menos otro año. "Necesitamos ese plazo para definir qué otra obra formamos para los niños, porque ellos son la razón de ser de este edificio", agregó.

La sede de la escuela es una construcción moderna de cuatro niveles inaugurada en 1998, que se convirtió en el máximo logro del programa educativo de las Hermanas de Los Pobres, el cual tiene 67 años de historia.

Este comenzó en 1940, y ahora incluye un programa de nutrición en convenio con la Secretaría de Salud Pública de Manizales que da desayuno y almuerzo a seis mil 200 niños, 223 más financiados solo por las religiosas, capacitación para adultos en convenio con el SENA, y evangelización para personas pobres. Hasta el momento estas actividades no se verán afectadas.

Calvo Mejía señaló que desde hace varios años se venía hablando con las directivas de la Gota de Leche sobre la medida, dado el bajo índice de matrícula en su escuela.

El Municipio siguió aportando los docentes del plantel más el alquiler del edificio, luego de que fue oficializado ante el final de la figura de colegios semioficiales (en instalaciones de comunidades religiosas) el 31 de diciembre del 2005.

Los padres de familia saben de estas decisiones, pero la que más se queda en su memoria es la que los hará perder un espacio de formación para sus hijos lleno de valores.

Perjudicados con la decisión

Miembros de la comunidad educativa de la escuela Niño de Praga, en la Gota de Leche, expresaron su opinión sobre el cierre paulatino de la básica primaria en la institución:

Claudia Liliana Tangarife Martínez, madre de familia.

"Tengo un niño en primero de primaria y una niña en quinto. Me da mucho pesar que los tenga que cambiar de colegio, porque aquí les enseñan muchos valores".

Andrea Cuesta Tangarife, alumna de quinto de primaria.

"No quiero que quiten la escuela; además hay muchos niños que quieren entrar acá".

Marcela Copete Gallego, madre de familia.

"Tengo una niña en primero de primaria. Me parece una falta de respeto que nos hayan avisado tan tarde, porque en esta época es muy difícil conseguir un cupo en otro colegio".

Luciano Jiménez Hernández, padre de familia.

"Mi niño está en primero de primaria, y el año pasado estuvo en transición. En esta institución tenemos todas las garantías de una educación excelente. Por eso, me parece absurdo que dejen que desaparezca".

Escuela de la gota de leche desaparecerá poco a poco, Secretaría de Educación de Manizales argumenta que está obligada a ello por tener capacidad instalada disponible en otros planteles, La decisión afecta a 276 niños, Angustia