Artículos

'Ciudadanos lectores para el Siglo XXI', un espacio para la reflexión sobre los retos en lectura y escritura de los países latinoamericanos

Jueves, 02 de Mayo de 2013

El Plan Nacional de Lectura y Escritura del Ministerio de Educación Nacional y el Convenio Andrés Bello abrieron un espacio de diálogo para analizar los cambios sociales, culturales y tecnológicos frente a programas de lectura y escritura en Latinoamérica.

"Ciudadanos lectores para el siglo XXI", un espacio para la reflexión sobre los retos en lectura y escritura de los países latinoamericanos

11 países miembros del Convenio Andrés Bello compartieron sus experiencias acerca de los planes y programas de lectura y escritura que implementan desde sus gobiernos en un encuentro promovido por el Plan Nacional de Lectura y Escritura (PNLE), 'Leer es mi cuento', del Ministerio de Educación Nacional. La reflexión incluyó la relación que tiene la lectura y la escritura frente a los cambios sociales, culturales y tecnológicos que están emergiendo con la aparición de los llamados 'nativos digitales'.

El auge de las nuevas tecnologías y los entornos digitales han suscitado la aparición de nuevos retos para las dinámicas educativas, por lo que se ha hecho necesario buscar nuevas estrategias de enseñanza y aprendizaje para los docentes y estudiantes, que se adecuen a las necesidades de la sociedad del conocimiento.

Bajo esta premisa, el Convenio Andrés Bello (CAB) y el Plan Nacional de Lectura y Escritura, 'Leer es mi cuento', del Ministerio de Educación Nacional, decidieron convocar un espacio de dialogo con representantes de 11 Ministerios de Educación de los países miembros del Convenio en el taller 'Ciudadanos Lectores del Siglo XXI', que se llevó a cabo en el marco del 11° Congreso Nacional de Lectura y 1° Encuentro Internacional de Bibliotecas Escolares, que hizo parte de la programación académica de la 26° Feria Internacional del Libro de Bogotá.

Este encuentro permitió el intercambio de experiencias a nivel regional y plantear temas de reflexión acerca de las formas de cómo se ha venido afrontando la inserción de lo digital en los Planes de Lectura y Escritura de cada uno de los países. Como resultado, se espera trabajar en torno a una agenda de articulación que permita fortalecer los procesos de capacitación de docentes y bibliotecarios escolares para facilitar la enseñanza por medio de nuevas dinámicas académicas, la actualización de sistemas de software, apropiación e inclusión de nuevos dispositivos de lectura y escritura, entre otros.

La sesión inició con una serie de charlas de contexto acerca de los estudios de medición realizados por el Icetex y el Centro Regional para el Fomento del Libro en América y el Caribe (Cerlalc-Unesco), así como una breve charla sobre las "mutaciones cognitivas en la era del conocimiento".

Al finalizar estas tres charlas, se abrió el espacio de diálogo entre las naciones participantes, cuya moderación estuvo a cargo del Convenio Andrés Bello y el PNLE. México, Uruguay, Paraguay, Argentina, Perú, Cuba, Chile, España, Colombia y Panamá expusieron sus experiencias y vivencias frente a talleres de aula, proyectos de alfabetización, gestión de conocimiento, incursión de las nuevas tecnologías, creación de bibliotecas escolares y normatividad, entre otros. Todo enmarcado en generar un gran documento guía que sirva como punto de partida de cómo estamos, para dónde vamos y cómo lo haremos.

Dentro de las conclusiones se destacaron ocho puntos básicos para iniciar el trabajo:

  • Experiencias de selección y dotación de materiales
  • Concursos e incentivos a los actores de la escuela
  • Gestión del conocimiento de bibliotecas
  • Promoción a la interculturalidad
  • Fomento a la lectura
  • Sistemas de formación docente y estudiantil
  • Marco normativo de bibliotecas escolares
  • Comunicación y movilización

La jornada finalizó con las intervenciones de Mónica López, secretaria Ejecutiva del Convenio Andrés Bello, quien agradeció la participación activa de todos los países miembros y sus valiosos aportes para la construcción de un mapa de ruta para los planes de lectura y escritura; y la intervención de Jeimy Hernández, gerente del Plan Nacional de Lectura y Escritura (PNLE), quien manifestó que se están haciendo muy bien las cosas en lo referente a crear nuevas estrategias para fomentar la lectura en los niños y jóvenes y todos estos esfuerzos se están viendo respaldados de una manera incondicional por todos los gobiernos nacionales de los países miembros del CAB.

"Ciudadanos lectores para el siglo XXI", un espacio para la reflexión sobre los retos en lectura y escritura de los países latinoamericanos, convenio andres bello, plan nacional de lectura y escritura, leer es mi cuento, pnle, cab, mineducacion

Compartir: