La Comunicación una forma de Poder en el Escenario Escolar

Viernes, 16 de Diciembre de 2011

Desde el inicio de toda sociedad, familia, escuela, escenario laboral, entre otros espacios de interacción de sujetos, se exigen formas de comunicación y expresión, las cuales permitan tanto expresar emociones, sensaciones e intereses como comprender, consensuar y reconocer otro a través del lenguaje oral o escrito; donde pueden emerger un conjunto de relaciones (poder, saber, subjetividad, conocimientos, fuerzas, políticas entre otras), las cuales buscan, además de ser legitimadas, un status hegemónico el cual está basado en reglas - emisores, receptores, mensajes, códigos, canal o medios de comunicación- que se han constituido a lo largo del tiempo y están mediadas por intenciones.

En escenarios como la escuela donde se entrelazan acciones sociales de diferente orden, encuentros intersubjetivos y el establecimiento de ciertos modos y prácticas que constituyen múltiples subjetividades se le suma la incursión de nuevas condiciones históricas - masmediatización, TIC´S entre otros, que hacen que las personas asistan a unos mundos cada vez más impregnados por la comunicación y por la necesidad de configurar sujetos comunicativos, autónomos, participativos, con habilidades lingüísticas y reflexivas de los asuntos que los involucran; comienza así a tejerse las relaciones poder y saber dentro de este ámbito, emergiendo, por un lado un poder que al enunciarse desde lo político como elemento del entramado social constante el cual cruza todas sus relaciones ya descritas anteriormente, se convierte en una práctica positiva, de participación, de toma de posición, consenso y deliberaciones posibilitando la aparición del poder institucional (la posibilidad de fortalecer y potenciar capacidades en el campo de lo material en la escuela); ahora bien, desde lo ético para comprender el fenómeno de la exclusión como realidad que afecta y la necesidad de plantear la inclusión entendida como "invitación al otro a construir algo distinto", Lévinas hablará de un sentido de alteridad(2), la posibilidad de proyectos de escuela distinta; proyectos distintos con posibilidades diferentes, repensar y cuestionar las nuevas formas de comunicación mediáticas, las cuales empiezan a evidenciar formas de culturización.

Es desde allí, que las mediaciones en la comunicación se convierten en un factor primordial, al punto que pueden transformar la cultura desde sus acervos y raíces interiores, en términos de Martin barbero, "la comunicación dejo de ser cosa de medios para volverse cuestión de mediaciones", es por ello que el papel del comunicador - posición que puede asumir cualquier emisor dentro de la acción comunicativa- es de recuperar, rescatar, entender y consensuar los procesos comunicativos que se den en las practicas humanas y es allí donde él se abre la puerta de intervención investigativa para desarrollar el papel comunicativo.

En este sentido, la Escuela, en sus múltiples facetas, se convierte en un territorio de comunicación (3) , en lugar de encuentro intersubjetivo y de configuración de subjetividades, el cual posee unaestructura organizativa, metas, prácticas de enseñanza, saberes escolares y políticas educativas definidas desde múltiples escenarios, con unos agentes escolares que desempeñan funciones y roles (estudiantes, docentes y la comunidad educativa en general), con un entorno cultural que se encuentra en permanente interacción,no sólo con otras instituciones sino con otros mundos y culturas, las cuales están permeadas por diferentes identidades (4) y estas a su vez han sido filtradas por otras formas de ver y sentir el mundo, dando así un escenario de disputas y luchas permanentes por posicionar estas maneras y formas de pensar, por dar una hegemonía a estas, más allá de lo planteado por las políticas educativas orientadas a potenciar a estos actores en su dimensión comunicativa. ("Artículo 92: Formación del educando. " Ley General de Educación 115").

Parece ser, que se olvida por un instante que al interpretar los códigos, los nuevos lenguajes, los comportamientos, el cuerpo, los gestos y actuaciones de los sujetos escolares que se involucran en el acontecer de la escuela, más allá de significar una riqueza simbólica que circula allí, deja de lado una serie de tensiones que allí irrumpen ya sea desde el género y la edad, hasta la aceptación de grupo, militancia o credo hacia otros grupos sociales - culturas urbanas, equipos deportivos, géneros musicales, entre otros - permitiendo la emergencia de diversos conflictos - parece ser por la búsqueda de un posicionamiento hegemónico -, en contra de la sana convivencia, lo que a su vez creará barreras (5) a toda forma de comunicación, bien sea desde los sujetos o bien del grupo escolar próximo (aula). Por citar un ejemplo de esto, si en el aula la comunicación se efectúa en un solo sentido, desde maestro emisor de los contenidos hacia los estudiantes y estos no se implican en el proceso comunicativo esta será deficiente - con tintes hegemónicos -, porque no hay oportunidades para el diálogo ni el intercambio, no se crea el espacio interactivo y no se participa por diversas razones, por temor a equivocarse, por falta de motivación, porque no se generó el momento oportuno, entre otros.

No se puede dejar de lado que toda comunicación está muy relacionada con el desarrollo del pensamiento, mientras los sujetos se muestren más competentes en su comunicación, más estará desarrollando sus habilidades cognitivas. La comunicación integral es un área curricular que busca desarrollar estas competencias comunicativas y lingüísticas de todo sujeto, tanto implícito dentro del proceso escolar, como de su relación con el entorno, esto implica la comprensión y expresión de mensajes orales y escritos de manera competente y en diversas situaciones comunicativas y con distintos interlocutores, así como comprender y entender diferentes tipos de textos.

Así pues, los maestros podrían reducir los problemas comunicativos en el aula - teniendo en cuenta que estos se presentan en gran parte por la dificultad de entendimiento y comprensión del "otro" - , si promovieran una comunicación efectiva - asertiva - en la que los estudiantes tuvieran la posibilidad de interactuar, intercambiar opiniones y criterios libremente y la comunicación fuera también estudiante - estudiante no solo en dirección vertical profesor - estudiante; además mirar la ética en el salón de clases como la oportunidad de implementar otras formas de ver al "otro" en términos de alteridad, resiliencia, empatía, entre otros, con lo cual se potenciará la constitución de subjetividades y se abrirá el espacio del intercambio y el diálogo entre los estudiantes durante la clase, lo cual redundará en la necesidad de expresar sentimientos o ideas, inquietudes o posiciones frente algún hecho, dicho en otros términos, fortalecer la participación y el sentido político de los estudiantes.

Para finalizar, los medios de información o comunicación (como se les llama cotidianamente oTIC) ejercen una profunda influencia en la educación de los sujetos, ya que se convierten en fuentes inmediatas de acceso a información y a un tipo de conocimiento que directa o indirectamente se constituyen en educación informal, especialmente porque los estudiantes acceden a estereotipos, valores y actitudes que los van adoptando como suyos, desde diferentes ópticas y perspectivas, inclusive suponiendo que son satisfactores de esas necesidades de ser reconocidos y aceptados por un grupo social, dependiendo al contexto del que sean los estudiantes y su proximidad a un entorno mediático y la influencia que ejerzan los medios de comunicación, estará ligada a su cultura.

1. Licenciado en Educación Física, Recreación y Deportes Universidad del Tolima, Especialista en Gerencia de Instituciones Educativas Universidad del Tolima, Candidato a Magister en Desarrollo Educativo y Social Universidad Pedagógica Nacional - CINDE, Docente SED Bogotá, Tutor Pedagógico Universidad del Tolima.

2. Lévinas en su obra De otro modo que ser o más allá de la esencia sostiene "(...) que el camino para entender al hombre, es a través de la alteridad". LUPIANEZ, Isabel. En: Filosofía de la Alteridad de E. Lévinas. Pág. 3.

3. "Los territorios de la comunicación son espacios hechos de múltiples dimensiones, dispuestos para derivar en estado de alerta donde los encuentros hechos en el arte de versar con el otro (conversar con el otro) abren posibilidad de nuevas versiones, hacia la magia de ver el mundo y encontrar otros mundos. La comunicación hace visible lo invisible, invita a vernos, descubrirnos a seducir para pensar, a reconocernos y acercarnos a nuevos sentidos vinculares, en un lenguaje constitutivo de la experiencia humana de su riquezay las relaciones en comunidad". CARDOZO, O. (2011). INTRODUCCION. En O. CARDOZO, DESARROLLOHUMANO Y COMUNICACION (pág. 7). BOGOTA: CINDE.

4. Una posible mirada de las identidades mediadas por la tecnología la presenta Nicanor Ursua en "La(s) identidad(es) en el ciberespacio. Una reflexión sobre la construcción de las identidades en la red ("onlineIdentity") en Ontology Studies Nº 8 2008.

5. Estas barreras son las interferencias u obstáculos que dificultan la comprensión y el entendimiento de la información, sentimientos y comportamientos impidiendo la funcionalidad del proceso comunicativo y una adecuada relación interpersonal, pueden ser amor propio, indiferencia, superioridad, oído selectivo.

La Comunicación una forma de Poder en el Escenario Escolar, universidad del tolima, noticias de la universidad del tolima, noticias, educacion, colombia
Universidad del Tolima

Contacto

Rector:
José Hermán Muñoz Ñungo

Jefe Oficina de Comunicaciones
Luz Nahíma Gutiérrez C.

prensa@ut.edu.co

Teléfono: (8) 2771212 / 1313 / 1515
Ext. 9116
Dirección: Barrio Santa Helena
Parte Alta
Ibagué

Página web:
www.ut.edu.co

Contacto Universidad del Tolima, datos de contacto

Nota: El Centro Virtual de Noticias, CVN del Ministerio de Educación Nacional no se hace responsable de esta información. Este contenido corresponde a un boletín de prensa enviado por:

Universidad del Tolima