Alfonso Reyes Alvarado se posesionó como Rector de la Universidad de Ibagué

Martes, 03 de Marzo de 2009

El doctor Alfonso Reyes Alvarado, tomó posesión del cargo de rector de la Universidad de Ibagué para el período 2009-2011.

imagen foto_portada.jpg

Ante miembros de los consejos Superior y de Fundadores, decanos, directores de programa, docentes, personal administrativo e invitados especiales, el doctor Alfonso Reyes Alvarado, tomó ayer posesión del cargo de rector de la Universidad de Ibagué para el período 2009-2011.

En su intervención, el doctor Reyes se refirió a los cuatro desafíos que debe asumir la Universidad de Ibagué. De acuerdo con el Rector, la flexibilidad curricular, el fomento de espacios de conversación que faciliten la construcción de puentes entre disciplinas, la formación en competencias y en valores y, el desarrollo de un pensamiento crítico, constituyen los cimientos de una universidad que posibilite aprender a aprender. "Lograr estos desafíos ayudaría a construir la impronta de los egresados de la Universidad de Ibagué y facilitaría su papel como motor para el desarrollo regional y local", agregó el Directivo.

Sobre la flexibilidad curricular, el Rector indicó que las universidades se mueven hoy en día rápidamente, hacia esquemas curriculares que les faciliten a los estudiantes ser, en gran parte, responsables de la elaboración de sus planes de estudio. Cada vez es más común obtener dobles titulaciones. La reducción de carreras a cuatro años facilitará la articulación entre el pregrado y los postgrados, siempre y cuando se reconozcan a tiempo, aquellos estudiantes con debilidades en su formación básica y se diseñen mecanismos de acompañamiento individual que permitan su nivelación temprana. Para el doctor Reyes, de alguna manera, es necesario diseñar la libertad que tendrán los estudiantes en el desarrollo de sus planes de estudio. Esta autonomía debe estar limitada por la cohesión de las facultades a las que están inscritos. Ello implica desarrollar recursos integradores comunes a todos los programas que pertenezcan a la misma facultad.

En concepto del Directivo, la diferencia entre los estudiantes de nuestra Institución y los de otras universidades, debe apuntar a una formación en valores. De igual forma, fomentar las indisciplinas, es decir, un sistema educativo que propicie la innovación. Se debe, paulatinamente, dejar de lado las ataduras que amarran nuestra manera de pensar a las formas de razonar propias de las disciplinas que estudiamos. Los problemas complejos que afrontamos hoy en día no reconocen bordes disciplinarios. La pobreza no es un problema de la economía, así como la corrupción no lo es del derecho ni el cáncer es exclusivo de la medicina. Los límites de cada disciplina son el resultado de decisiones arbitrarias de nuestro propio intelecto. Estos bordes parecen necesarios para manejar la complejidad del proceso de enseñanza y aprendizaje, pero las disciplinas son medios no fines en sí mismas, agregó. Cada vez es más común la necesidad de estudiar problemas complejos para los cuales no existen disciplinas particulares, sino un trabajo mancomunado de una multiplicidad de estas. La Universidad debe facilitar la construcción de estos puentes interdisciplinarios y propiciar espacios regulares de discusión entre estudiantes de diferentes programas alrededor de problemas complejos.

Otro de los desafíos de la Universidad es el pensamiento crítico. Criticar no es estar simplemente en desacuerdo con alguien y hacérselo saber. Pensar críticamente requiere identificar y hacer explícitos los supuestos del otro y los propios cuando nos apasionamos en una discusión. Pensar críticamente nos obliga a mirar el mundo a través de los ojos de los otros y, también, aprender a mirarlo por donde no lo están viendo los demás. "Desde la Academia debemos promover la sana controversia. Escuchar con humildad los planteamientos de los estudiantes y formularles preguntas legítimas para evaluarlos", agregó el Rector.

Finalmente, está el desarrollo de competencias. Cada vez es más claro que una educación centrada en la transmisión de conocimiento es insuficiente para afrontar la complejidad del mundo actual. Se requiere una educación que apunte al desarrollo de competencias. Ser competente es saber hacer en contexto. Hoy en día las instituciones internacionales acreditadoras de programas de educación superior exigen este tipo de formación y en esta dirección se debe mover la Universidad.

Foro
Posterior al acto de posesión, se realizó el foro Desarrollo regional y local a partir de la ciencia y la educación superior. Como conferencistas participaron el doctor Eduardo Aldana Valdés, miembro del Consejo Superior de la Universidad, quien se refirió al Innovar de Purificación y su importancia en la formación técnica y tecnológica en la región; el doctor Carlos Angulo Galvis, rector de la Universidad de los Andes, quien habló de los pilares de la educación superior y los retos que debe enfrentar. Finalmente, el doctor Francisco Miranda Miranda, director de Colciencias, habló sobre la nueva Ley de Ciencia y Tecnología.

cre@unibague.edu.co
franciny.espinosa@unibague.edu.co
Tel: 2 709432

 

Alfonso Reyes Alvarado se posesionó como Rector de la Universidad de Ibagué, cvn,
Universidad de Ibagué

Contacto

Rector:
Alfonso Reyes Alvarado

Jefe de la Unidad de Comunicación institucional
Franciny Espinosa Osorio
franciny.espinosa@unibague.edu.co

Teléfono: (8) 2709444 Ext. 419
Dirección: Carrera 22 Calle 67
Barrio Ambalá
Ibagué

Página web: www.unibague.edu.co

Contacto Universidad de Ibagué

Nota: El Centro Virtual de Noticias, CVN del Ministerio de Educación Nacional no se hace responsable de esta información. Este contenido corresponde a un boletín de prensa enviado por:

Universidad de Ibagué