Educación a... un click de distancia

Jueves, 21 de Agosto de 2008

Por: Gustavo Martínez Villalobos*

La tecnología, la educación y la comunicación se complementan. Internet ha creado nuevas oportunidades para el aprendizaje a distancia. Eso
lo entendieron antes los comerciantes del software, pero ya los docentes e instituciones educativas lo entienden y lo están practicando. Lo
cierto es que, a pesar de tanta tecnología educativa, el impacto en el aprendizaje aún no es tan signifi cativo. Por ejemplo, continúan los problemas en lógica y matemáticas, no sólo en Colombia, sino en muchos otros países. Considero que esto se debe, en parte, a que no se generan evidencias concretas de logros cognitivos y metacognitivos asociados a las Tecniologías de Información y Comunicación -TICs- pero también hay que tener en cuenta otro asunto relevante: La cultura académica tradicional en latinoamérica, aún se basa en la idea de que la buena formación sólo puede ser de carácter presencial.
A nuestros estudiantes les hace falta mayor autonomía, disciplina e independencia para aprender en la virtualidad. No es tarea fácil apropiar el uso adecuado de las TICs en un ambiente donde no se exige la coincidencia de cuerpo, espacio, tiempo, y donde se simula el aula de clase, no la educación ni la relación educativa. Las experiencias de educación virtual son más exitosas en programas de postgrado porque los estudiantes tienen un alto grado de madurez y compromiso con su nivel de formación.
En educación virtual para pregrado hay mucho por hacer y... mucho por colaborar. Se necesita generar estrategias para aprender de otra manera. La convergencia es una buena opción para el progreso educativo en la universidad, en la medida en que la educación
convencional y la virtualidad integren sus posibilidades. La educación virtual tiene el reto de desarrollar sistemas tecnológicos que permitan elaborar materiales y recursos con altos niveles de interactividad para los estudiantes. Recursos con los cuales realmente sea posible convertir la interesante información en verdadero conocimiento. ¿Y cómo lograr esa convergencia? Hay universidades que simplemente "permiten" que sus profesores usen las TICs en su labor docente cotidiana; otras han buscado la experiencia de colaboración virtual interinstitucional, y existen aquellas que han optado por desarrollar sus propias plataformas de educación virtual, y ven ahí una gran oportunidad para situar el uso de las TICs y la virtualidad como un elemento diferencial de valor agregado, algo clave para la innovación y el mejoramiento de la calidad educativa institucional. Me identifico con esta decisión. Sea como sea, nuestros estudiantes requieren un sistema que se adapte a sus necesidades, y no al revés. El análisis de sus características específi cas (nivel educativo previo, estrato, edad, disponibilidad de tiempo para el estudio, etc.) es importante para defi nir un modelo de educación mediado por alguna tecnología.
Desde hace mucho tiempo existe un divorcio entre la realidad social y la academia; esta es una vieja acusación que siempre ha tenido sus ponentes entre quienes dirigen las empresas y sus opositores, entre los directivos y responsables de la educación superior. Se reclaman estos roles y tareas del docente:

  • Organizacional: Todo lo referente al proceso educativo. ¿Qué hacer? ¿Cuándo y cómo hacerlo? ¿Plataforma a usar?. Se requieren competencias pedagógicas, comunicativas y tecnológicas.
  • Social: Relacionado con el encuentro e interacción constante. Respeto, interés y confi dencialidad. Propiciar el diálogo social y la comunidad de aprendizaje. Si hay un obstáculo histórico que la educación a distancia ha conseguido superar (gracias a la invaluable ayuda de las TICs), es la posibilidad de interacción entre los propios estudiantes.
  • Intelectual: Contenidos vigentes, pertinentes,locales y globales. El docente debe aportar experiencias al proceso de construcción del conocimiento. Subir materiales a la red no es sinónimo de mejor aprendizaje. Algunas recomendaciones. A continuación, presento algunos factores que pueden contribuir al desarrollo de actividades de aprendizaje con apoyo de las TICs:
  • Disminuir la brecha digital entre los mismos profesores, pues hay unos que se capacitan en TICs, y otros no. Se necesita una buena 'didáctica digital'.
  • Revisar modelos que sustentan la inclusión del computador en el proceso de aprendizaje, sin olvidar que la diferencia no la hace el hardware/ software, sino los profesores y estudiantes.
  • Llevar también el computador al salón de clase y motivar al estudiante para aprender, no para utilizar recursos.
  • Integrar a los alumnos en la construcción de conocimiento. Nuestra ambición de idea debe ser motivarlos a pasar de la "Sociedad de la Información" (usar) a la "Sociedad del Conocimiento" (crear).
  • Valorar el equipo y el trabajo colaborativo, lo cual promueve una nueva fuerza de trabajo: el aprendizaje en red. Defi nitivamente, las redes tecnológicas permiten la interacción no sólo entre estudiantes, sino también entre expertos y fuentes de información. Los atributos del trabajo en red hacen énfasis en las oportunidades y recursos disponibles para los estudiantes y los profesores, ya que se tiene acceso a las mejores bibliotecas y bases de datos en el mundo.
  • A los estudiantes les gusta mucho el calor humano virtual de Internet. Sí, como no hay cuerpo, ellos son más espontáneos. Nuestros grupos son muy heterogéneos, con necesidades diversas, pero hay cosas en común: son jóvenes, usan 'jeans', cachucha, tienen celular, les gusta la tecnología y llenan su soledad con muchos a través del chat. Entonces, ¿por qué explicarles elementos de la comunicación sólo con 'tecnología TML'? (Tablero, marcador y lengua :)
  • El aprendizaje en ambientes virtuales puede ser también el producto realizado a partir de la práctica, como puede ser el caso del trabajo con simuladores. Y evidentemente la acción resultante de un trabajo de análisis crítico.
  • No contaminar al estudiante de virtualidad, evitar la intoxicación (navegar, navegar y navegar); dejarlo elegir. Es verdad que la educación convencional no va a desaparecer, pero sí debe transformarse, abrir caminos y horizontes, con institucionalización de esfuerzos y reutilización de recursos, y haciendo una importante gestión para alcanzar estándares de calidad, que permitan establecer
    criterios para la acreditación de la educación desarrollada en contextos no presenciales de aprendizaje. En este sentido, cualquier
    plataforma tecnológica será útil, pero usándola con refl exión pedagógica.
  • Docente TC, Programa Ingeniería de Sistemas. Educación a... un click de distancia
Educación a... un click de distancia
Universidad de Ibagué

Contacto

Rector:
Alfonso Reyes Alvarado

Jefe de la Unidad de Comunicación institucional
Franciny Espinosa Osorio
franciny.espinosa@unibague.edu.co

Teléfono: (8) 2709444 Ext. 419
Dirección: Carrera 22 Calle 67
Barrio Ambalá
Ibagué

Página web: www.unibague.edu.co

Contacto Universidad de Ibagué

Nota: El Centro Virtual de Noticias, CVN del Ministerio de Educación Nacional no se hace responsable de esta información. Este contenido corresponde a un boletín de prensa enviado por:

Universidad de Ibagué