El palabrero wayuu Ángel Amaya recibió la Gran Orden del Ministerio de Cultura

Martes, 01 de Julio de 2008

imagen foto_interna.jpg

  • Durante más de 50 años este palabrero ha fomentado la paz entre las comunidades indígenas situadas en el territorio de la Guajira.

Bogotá, julio de 2008. En el marco del XXII Festival de la Cultura Wayuu, que culminó el pasado domingo en Uribia, capital indígena de Colombia, la ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno, le otorgó al palabrero Ángel Amaya la Gran Orden del Ministerio de Cultura, en reconocimiento a su importante labor como mediador en el campo de la política y la justicia dentro de las comunidades wayuu y alijunas.

"Ángel Amaya es un símbolo de la cultura wayuu y ha sido durante muchos años la persona idónea para enfrentar las dificultades que ha afrontado la comunidad", aseguró la funcionaria.

Al recibir el reconocimiento, el palabrero Amaya manifestó que "esto significa que las costumbres y tradiciones wayuu no van a morir, sobretodo una tan importante como la del Palabrero, que busca guardar la convivencia pacífica de los pueblos".

La Institución del Palabrero Wayuu fue reconocida como Bien de Interés Cultural de Carácter Nacional en 2004, razón por la cual el Ministerio de Cultura se comprometió a prestar asesoría técnica y permanente acompañamiento a la comunidad en el diseño, ejecución y supervisión de las actividades que propendan por la salvaguardia de dicha expresión.

Según el Director de Cultura de la Guajira, Rubén Magdaniel, "Ángel Amaya y los demás palabreros son quienes dirimen los conflictos y evitan los problemas entre los integrantes de las diferentes etnias que habitan la región".

Sobre Ángel Amaya

Nació el 29 de octubre de 1929 en Tocupe, una ranchería del clan Uliana situada a unos treinta kilómetros de Riohacha. Se inició como palabrero aprendiendo el oficio de su tío materno cuando apenas tenía 18 años.

A sus 78 años se enorgullece al decir que lleva seis décadas llevando incesantemente la paz a los vecindarios indígenas situados en las repúblicas de Colombia y Venezuela.

Se le considera un palabrero completo. Puede dedicar sus esfuerzos a concertar un matrimonio llevando las palabras de un joven enamorado a los familiares de una mujer prestigiosa, resolver un sinuoso litigio de tierras o poner fin a una cruenta guerra entre miembros de dos linajes indígenas.

Es un palabrero suave y persuasivo, cuyos delicados argumentos retóricos van dirigidos a apaciguar a los hombres belicosos. A ellos- dice - debe hablárseles con la misma suavidad y elegancia con que tratamos de seducir a una mujer.

En su ancestral oficio recorre todo el territorio Guajiro y solo sale de él para restaurar las relaciones rotas por las desavenencias humanas. No se ha enriquecido materialmente con su oficio, pues dedicarse a arreglar los problemas ajenos implica en ocasiones descuidar el propio rebaño.

Su prestigio, sin embargo, aumenta con cada caso conciliado y su nombre es pronunciado con respeto en el extenso territorio guajiro. Asegura que el conflicto es algo inherente a la vida del hombre en una comunidad.

Amaya aún se encuentra activo como palabrero y su nombre es un referente obligatorio para los jóvenes wayuu que se inician en este arduo y altruista oficio.

Sobre el festival

El Festival de la Cultura Wayuu, declarado Patrimonio Cultural de la Nación en 2006, es el principal evento cultural del Departamento de La Guajira. Se viene celebrando desde 1985 en Uribia, con el objetivo de reafirmar los valores culturales y ancestrales de la etnia wayuu, a través de la confluencia de las diferentes manifestaciones creativas de su universo.

Para Cielo Redondo Mindiola, alcaldesa de la ciudad de Uribia, "este festival es la gran yonna (danza representativa de la comunidad wayuu) que dura tres días y en la que los integrantes de la etnia comparten con otras culturas la alegría de existir como pueblo".

Datos de interés

Según Jon Landaburu, director del Programa para la Protección de Lenguas Nativas en Colombia, "la wayuu es una de las lenguas con mayor número de hablantes en el país, alrededor de 100 mil, y está bastante fortalecida. Sin embargo, hay factores sociales que debilitan su uso como, por ejemplo, la falta de presencia en las escuelas".

Para lograr fortalecer esta lengua, el Ministerio de Cultura adelanta acciones tendientes a visibilizar su uso en los diferentes espacios públicos de la región (medios de comunicación, escuelas y entidades institucionales).

A partir del 15 de julio se empezará a aplicar una encuesta etnolingüística en toda la Guajira, en una primera fase de auto-diagnóstico, que les permitirá a las mismas comunidades, asesoradas por el programa, observar y establecer el estado de vitalidad de su lengua.

Este diagnóstico servirá para que los educadores, comunicadores y líderes culturales del pueblo wayuu preparen medidas de fortalecimiento del wayunaiki.

Pie de fotos

01.El Palabrero Wayuu, Ángel Amaya; la Ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno Zapata y el Director de Cultura del Departamento de la Guajira, Rubén Magdaniel.

02.La Ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno Zapata, la Alcaldesa de Uribia, Cielo Redondo Mindiola; la Directora de Cultura de Uribia, Luz Marina Freyle y el Director de Cultura del Departamento de la Guajira, Rubén Magdaniel.

03.El Palabrero Wayuu, Ángel Amaya y la Ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno Zapata.

04.La Ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno Zapata.

 

El palabrero wayuu Ángel Amaya recibió la Gran Orden del Ministerio de Cultura
Ministerio de Cultura

Oficina de Prensa

Periodista: Ibone Munevar
Teléfono: 3424100 ext.1254
Dirección: Cra. 8 Nº 8-43 Bogotá
Correo electrónico: prensamincultura@mincultura.gov.co / imunevar@mincultura.gov.co

Sitio web: www.mincultura.gov.co

ministerio de cultura;política cultural colombiana;patrimonio cultural; noticias mincultura

Nota: El Centro Virtual de Noticias, CVN del Ministerio de Educación Nacional no se hace responsable de esta información. Este contenido corresponde a un boletín de prensa enviado por:

Ministerio de Cultura