Origen de Publicacion: Regional
Origen de la Noticia: Valle del cauca

Condicion de la Noticia: Neutra
Medio que Publica:EL PAIS
Tema Estrategico: Utilización de infraestructura y dotación20Planes de mejoramiento y aprendizaje de experiencias exitosas

EL AMBIENTE IDEAL PARA ESTUDIAR


    Página Internet
    Vivir

    De la mano de un lugar agradable, dotado de iluminación y diversos recursos para llevar a feliz término los deberes, es importante que los padres detecten si el niño tiene buena comprensión de lectura y en qué materias presenta dificultades.
    Así como los adultos tienen un lugar en casa para desarrollar cada una de sus actividades, los niños también deben tener un lugar donde se sientan confortables y encuentren un buen ambiente para desarrollar sus deberes escolares.

    Pero ese rinconcito para estudiar, debe estar ligado a una adecuada metodología que le permita a los chicos comprometerse con su formación. En este sentido, la psicóloga y máster en neurociencias Carolina Piragauta y el portal lafamilia.info brindan algunas pautas para aplicar en casa.

    Esto, de la mano de los consejos de la diseñadora de interiores Patricia García, permitirán que niños y jóvenes tengan un espacio ideal para estudiar.

    Elegir el área. Habilitar dentro de la vivienda un área de estudio es vital, ya sea en un espacio exclusivo para este fin o conjugándose dentro de las habitaciones de los niños.

    Lo ideal es que el área de trabajo para los menores se encuentre separada del lugar del juego y del descanso. Si esto no es posible procure una separación virtual con la ubicación de los muebles o utilizando diferentes colores al pintar. Estos centros de estudios permitirán que el niño esté atento a sus horarios y adquiera responsabilidades y mayor compromiso en su proceso educativo.

    En un lugar visible debe tener los horarios del colegio y los de la rutina diaria en casa.

    Mobiliario necesario.

    - Escritorio: Debe ser proporcional al espacio del cuarto. Tome las medidas antes de comprar. Algunas veces el cálculo al ojo le puede fallar.

    - Biblioteca: permite ordenar el material de investigación y guardar los cuadernos. Los libro siempre deben estar a la altura del niño.

    - Silla del escritorio: debe ser ergonómica, con el espaldar y el bastidor más pequeños que el de una silla para un adulto.

    Iluminación.

    - Debe ser cálida y acogedora. Si el estudio está en la habitación hay que combinar lámparas para separar ambientes.

    - Instale una pequeña luz directa que incida sobre la superficie de estudio y lectura. La más aconsejable es la fluorescente porque no fatiga la vista y no desprende tanto calor como, por ejemplo, la luz halógena y los bombillos convencionales.

    - También puede localizar el escritorio cerca de una ventana. Así aprovecha la luz natural y ahorra energía, pero esta medida no es oportuna si el niño es muy distraído.

    - Si opta por una lámpara flexible sobre el escritorio, debe ubicarla al lado contrario al que se escribe para no proyectar sombras sobre el papel.

    Metodología.

    - Establezca un horario específico para el desarrollo de las tareas, así crea en el niño un hábito de estudio y fomenta su disciplina. Procure que trabaje en tiempos de 30 a 45 minutos, con recesos de 5 a 10 minutos entre cada tarea.

    - Bríndele material necesario para hacer sus tareas en casa como diccionarios, enciclopedias, libros de consulta (geografía, historia, biología, anatomía) y un atlas. Hoy es importante un computador con acceso a internet o con multimedia para usar enciclopedias interactivas. En internet encuentra asesoría en portales como www.wikipedia.com, www.rincondelvago.com, www.mitareanet.com, o www.tareaweb.com

    - Mantenga una estrecha relación con los profesores para conocer si el niño tiene dificultades. Es importante hacer una labor conjunta con los docentes para ayudar al pequeño.

    - Un buen método de estudio empieza con la lectura. Busque que el pequeño tenga habilidades en comprensión, velocidad y entonación al leer.

    - Hay que animar al estudio pero sin sermonear, ya que insistir tanto, como en el caso de los adolescentes, puede ser contraproducente.

    - Cada niño o joven tiene su propio ritmo de aprendizaje, de ahí que algunos chicos puedan tener un buen desempeño con la asesoría de sus padres o un hermano mayor, y en algunos se requiera de la intervención de un profesor particular.

    - En caso de que los padres asuman este rol, deben tener disponibilidad de tiempo y paciencia para atender a los pequeños, así como conocimientos en diversas materias.

    - Si es un hermano mayor quien se encarga de esta labor, la ventaja es que le puede explicar de manera más didáctica, pero debe mostrar autoridad.

    - El profesor particular debe ser para reforzar materias en las que se tengan dificultades. La medida debe ser temporal.

    Tome nota

    Diseñe el espacio de estudio con los chicos, busque que se identifiquen con ese lugar y se sientan a gusto.

    Para un cuarto de niño los motivos más comunes son: los diseños de deportes, mundo submarino, el espacio exterior, los barcos y los aviones.

    Las niñas prefieren: castillos, personajes de cuentos de hadas, bosques, mariposas.

    Acompañar en el proceso de aprendizaje no es hacerles la tarea, es fomentar el amor al estudio, tener paciencia para explicar, borrar y corregir con cariño y amor. El compromiso de estudiar es del niño.

    Los principales defectos del estudio son la memorización, estudiar sólo para el examen, falta de iniciativa, dificultad para expresarse oralmente y por escrito, así como para relacionar o sintetizar conocimientos.

    Enséñeles a sus hijos cómo distribuir su tiempo, guíelos sobre cómo hacer esquemas o resúmenes para estudiar, así como subrayar o determinar lo más importante de un tema.