Primera
¿Quienes somos?NoticasRegionesSociosMENEducación SuperiorInternacionalContáctenos
Productos y Servicios
Observatorio de medios

Encuentre el monitoreo de las principales noticias sobre educación. leer más...

Red de periodistas

Punto de encuentro para los miembros de la Red de Periodistas por la Educación. leer más...

Biblioteca

Una selección de documentos útiles para cubrir el tema educativo. leer más...

Glosario

Consulte los términos relacionados con la educación. leer más...

Especiales
Primera
Usted está en: Educación Superior > Universidades > Universidad Nacional de Colombia - Palmira
Reserva Bosque de Yotoco, laboratorio ambiental en Palmira
Actualizado el 17 de Marzo de 2009

Es propiedad de la Universidad Nacional de Colombia y se constituye en el último relicto de bosque subandino existente en la vertiente oriental de la cordillera occidental. En este laboratorio se adelantan diversos proyectos de docencia, investigación y extensión, dirigidos a conservar la fauna y flora que habita las 559 hectáreas que conforman el Bosque, generando información científica y técnica, y fortaleciendo procesos de desarrollo comunitario.

"La Reserva es el principal abastecedor de agua para las comunidades aledañas, gracias a que en ella nacen aproximadamente 32 de las quebradas que aportan agua al río Yotoco", describió el profesor de la UN en Palmira, Carlos Alberto Jaramillo C., quien se desempeña como nuevo de director de la Reserva desde el pasado mes de diciembre.

Más de 300 especies de plantas, 22 géneros de hongos y más de 150 especies de aves ya identificadas, conforman la gran biodiversidad de este ecosistema altoandino, donde además confluyen algunas influencias marcadas de los ecosistemas tropicales del pacífico, que convierten a la Reserva en un lugar de tránsito importante para especies animales, y a su vez en un lugar de parada en la migración invernal de aves.

En la actualidad se sabe que la reserva posee un total de 243 especies de plantas vasculares, 19 de helechos y 74 de orquídeas aproximadamente. A nivel de mamíferos se destaca la presencia de 41 especies, sobresaliendo en este grupo la población de monos aulladores (Alouatta seniculus). Para las aves, considerado el grupo más estudiado en la reserva, en el momento se reconocen 155 especies, donde se cuenta con la Pava Caucana (Penelope perspicax), especie endémica en el Valle geográfico del río Cauca.

Además la Reserva juega un papel de gran importancia en la ruta migratoria de aves, donde hasta el momento se han determinado 15 especies de este tipo.

Para el profesor Jaramillo, MSc en Recursos Naturales y candidato a Doctor en Ciencias Ambientales de la Universidad de Concepción en Chile, la Reserva es un gran laboratorio que permite hacer docencia, investigación y extensión. "En la docencia y extensión contamos con practicas de educación ambiental para colegios, que consisten en recorridos por la Reserva y charlas sobre conservación y demás procesos ecológicos que se desarrollan. Igualmente los colegios pueden venir a desarrollar otras actividades lúdicas o de contemplación que también permiten complementar el proceso de formación de los estudiantes", describió el Director de la Reserva.

Por otra parte, Jaramillo ratificó que para los estudiantes de la universidad la Reserva es un importante laboratorio para prácticas y proyectos de investigación en campos como la Biología, Ecología, Botánica, Entomología, manejo de vida silvestre, evaluación de impacto ambiental, entre otros.

Proyectos Yotoco
Desde que la Reserva fue adjudicada definitivamente a la Universidad Nacional, el 19 de noviembre de 1959, por medio de la Resolución 512 del entonces Ministerio de Agricultura, se vienen adelantando múltiples proyectos liderados por profesores, estudiantes y funcionarios de la UN, con la colaboración de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca –CVC, y la participación de asociaciones comunitarias como Appracomy, Corpojiguales y Asoyotoco.

Pero entre los proyectos destacados para este año, Carlos Jaramillo hizo referencia al proyecto en el área de meliponicultura, en el que también participa la profesora Guiomar Nates de la UN en Bogotá y un grupo de estudiantes. "Es un curso intersemestral, y tiene como intensión montar un meliponario o muestra viva de abejas sin aguijón, que nos permitirá aprovechar el gran servicio ambiental que prestan en cuanto a polinización de flores y su interés productivo a nivel de agronomía y zootecnia. Por ejemplo, un meliponario, en un cultivo de maracuyá, incrementa hasta en un 20 por ciento el peso de la fruta".

A nivel mamíferos, otro de los trabajos importantes es un estudio detallado de monos aulladores, "el Bosque conserva una población importante de esta especie, pero en el último censo se estimó una población bastante alta, más de mil individuos distribuidos en 31 grupos y densidades por encima de 190 individuos por kilómetro, que es muy alta para un tipo de bosque de estos. La sobrepoblación trae consigo efectos a nivel ecológico sobre algunos árboles como el Corbon (Poulsenia armata), que es el árbol insignia de la Reserva. La idea es continuar con las evaluaciones poblacionales, analizar la capacidad de carga para determinar si es necesario incrementar la disponibilidad alimenticia o en el último caso, trasladar individuos a otro ecosistema", explicó el Profesor Jaramillo.

Esta es una muestra de la labor que se adelanta desde la Reserva Bosque de Yotoco y del trabajo por venir en el área de conservación y desarrollo comunitario. "La invitación es para los investigadores y estudiantes de las otras sedes de la Universidad nos visiten y porque no desarrollen trabajos investigativos con todo el magnifico potencial con el que cuenta este laboratorio ambiental", concluyó Carlos Jaramillo.

Mayores informes
C.S. Laura M. Fuertes
UNIMEDIOS
Universidad Nacional de Colombia
PBX: 271 7000 Ext. 35401 - 35402 - 35403
lmfuertess@palmira.unal.edu.co

 

Reserva Bosque de Yotoco, laboratorio ambiental en Palmira, cvn,
Primera