Primera
¿Quienes somos?NoticasRegionesSociosMENEducación SuperiorInternacionalContáctenos
Productos y Servicios
Observatorio de medios

Encuentre el monitoreo de las principales noticias sobre educación. leer más...

Red de periodistas

Punto de encuentro para los miembros de la Red de Periodistas por la Educación. leer más...

Biblioteca

Una selección de documentos útiles para cubrir el tema educativo. leer más...

Glosario

Consulte los términos relacionados con la educación. leer más...

Especiales
Primera
Usted está en: Educación Superior > Universidades > Universidad del Rosario
En la localidad de Usme de Bogotá y comunas 3 y 8 de Medellín
  • 1.800 mujeres cabeza de familia y más de 10.000 personas beneficiadas por el Programa Desarraigados
  • Se han creado 55 huertas y terrazas urbanas que comercializan hortalizas y frutas
  • El proyecto ha generado más de 300 empleos directos

2.000 habitantes de la localidad de Usme de Bogotá y de las comunas 3 y 8 de Medellín, de los cuales 1.800 son mujeres, se han beneficiado del Programa de Acción Integral de Atención a Poblaciones Desarraigadas liderado por la Universidad del Rosario, con el apoyo de la Unión Europea.

El proyecto busca reconstruir y consolidar el tejido social para la integración de las personas desarraigadas, por medio del fortalecimiento de las organizaciones sociales, la generación de ingresos y la promoción y educación para la salud.

"El 80% de las personas que apoya el programa son mujeres y el 23% de las familias son desplazadas. Adicionalmente, más de 10.000 personas se benefician indirectamente del proyecto", indicó Jeannette Vélez, canciller de la Universidad del Rosario y directora del programa.

El proyecto se inició en marzo de 2007. Cuenta con una inversión de 1.1 millones de euros (cubiertos en un 80% por la Unión Europea) y de 250.000 euros de cartera para microcrédito.

Agricultura urbana

Una de las novedades es la productividad y generación de ingresos mediante el eje de agricultura urbana, que ha hecho posible los sueños de 250 familias, que han emprendido procesos de siembra de hortalizas y frutas en lotes y terrazas de la localidad Usme y de las comunas de Medellín, alcanzando un área cultivada de 25.000 metros cuadrados.

"A la fecha hay 55 huertas urbanas, cuya producción permite el auto sostenimiento de las familias cultivadoras, que consumen el 20% de los productos. El 80% restante se destina a la comercialización en tiendas, mercados, restaurantes y comedores comunitarios, como el de Villa Alemania de la localidad de Usme. Este comedor compra alimentos orgánicos a la huerta Renacer", indicó Indira López, coordinadora del programa en Bogotá.

Las huertas producen papa criolla, rábano, zanahoria, lechuga, col, perejil, cilantro, tomate de árbol, mora, remolacha, arbeja, coliflor, cebolla larga, cebolla cabezona y plantas aromáticas como caléndula, hierbabuena, toronjil y ruda.

Familias cumplidas para pagar

El programa tiene una línea de microcrédito para emprendimiento, que ha beneficiado a 1.267 familias, de éstas el 80% están integradas por mujeres cabeza de familia. Los préstamos van de 200 mil hasta 2 millones pesos, con requerimientos mínimos, entre ellos que el dinero sea invertido en su negocio.

"El sistema ha resultado tan eficiente que los negocios han mejorado sus ingresos en un 21%, permitiendo la generación de más de 300 empleos directos e indirectos. A esto se suma el cumplimiento de los deberes crediticios, que ha permitido que el 60% de los préstamos sean renovados", explicó López.

Asesoría a organizaciones sociales

El proyecto ha asesorado en temas administrativos, financieros, organizacionales, de planeación y gestión y de relaciones externas a 34 organizaciones sociales, que reúnen a 542 integrantes y benefician a más de 8.000 personas de la comunidad.

Fruto de este trabajo comunitario hay 29 proyectos formulados que han sido presentados a entidades públicas, privadas y de cooperación internacional. De éstos, 12 ya se encuentran en marcha y cobijan a 1.500 habitantes, en ámbitos como la educación medio ambiental, la prevención de violencia a través de la cultura y el arte, la salud comunitaria y la participación política y ciudadana.

Prácticas saludables

El área de salud del Programa de Desarraigados ha capacitado a 615 personas en la estrategia de Atención Integral de Enfermedades Prevalentes en la Infancia, AIEPI, plan que ha sido extensivo a 2.500 habitantes de Usme en Bogotá y de las comunas 3 y 8 en Medellín. "Esto permite que los padres de familia y en general los responsables del cuidado de los niños estén formados en prácticas saludables, para contribuir a mejorar las condiciones de salud en todas las familias impactadas", comentó López.

Se han constituido tres redes locales de salud que realizan acciones a favor de la salud y la niñez. A su vez, se han generado brigadas de salud en asocio con el Hospital de Usme, lo que ha favorecido a más de 100 familias en condición de desplazamiento.

Para Jeannette Vélez, los resultados del programa muestran avances y logros importantes. "Sin embargo, somos conscientes que para lograr su sostenibilidad es necesario aunar esfuerzos con todos los actores de la sociedad civil y del Estado, interesados en contribuir al desarrollo y bienestar de las poblaciones desarraigadas".

El Programa Desarraigados se puso en marcha el 1 de marzo de 2007 como un proyecto interdisciplinar articulado por la Cancillería de la Universidad del Rosario y con el apoyo de docentes e investigadores de las facultades de Medicina, Administración, Ciencia Política y Gobierno y Relaciones Internacionales, y en asocio con el Jardín Botánico de Bogotá, la ONG Oportunidad Latinoamérica Colombia y la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín.

En la localidad de Usme de Bogotá y comunas 3 y 8 de Medellín
Primera