Primera
¿Quienes somos?NoticasRegionesSociosMENEducación SuperiorInternacionalContáctenos
Productos y Servicios
Observatorio de medios

Encuentre el monitoreo de las principales noticias sobre educación. leer más...

Red de periodistas

Punto de encuentro para los miembros de la Red de Periodistas por la Educación. leer más...

Biblioteca

Una selección de documentos útiles para cubrir el tema educativo. leer más...

Glosario

Consulte los términos relacionados con la educación. leer más...

Especiales
Primera
Usted está en: Educación Superior > Universidades > Universidad EAFIT
Etanol con aroma de café
  • La extracción del biocombustible se hace a partir de los residuos de este producto, que no afecta la seguridad alimentaria.
  • El proyecto lo desarrolla la empresa Biocafenol, integrada por estudiantes del semillero de investigación Gaze de EAFIT.

Está de moda: extracción de bioetanol o alcohol carburante a partir del maíz, la caña de azúcar, la yuca, la remolacha… ¿Y qué tal de la pulpa del café?

En este proceso trabaja Biocafenol, una empresa creada por estudiantes del semillero de investigación en Gestión Ambiental Zero Emisiones (Gaze) de la Universidad EAFIT.

La novedad del proyecto radica en que, al utilizar un producto no comestible como los residuos del café, no se tiene que reducir el área de cultivo destinada a la producción de alimentos para destinar la restante a la sustracción del biocombustible, indican los jóvenes investigadores.

Y es que en el procesamiento del café el 90,5 por ciento del fruto es desperdiciado y los desechos generados son vertidos a las fuentes hídricas o empleados como abono. Hasta el momento, solo Brasil es el único país con capacidad de procesar estos residuos para extraer bioetanol, asegura Johanna Echeverri, integrante del Gaze.

Karoll López, otra de las investigadoras, anota que "la extracción de bioetanol no es nada nuevo, es más, se puede sacar casi a partir de cualquier fuente orgánica que posea azúcares", pero el asunto, comenta, es no utilizar materias primas que encarezcan el precio de los alimentos como ha pasado con el maíz y la caña de azúcar.

El proceso consiste en transformar los azúcares de la pulpa y el mucílago del café en alcohol carburante mediante la fermentación, bajo la metodología de Cero Emisiones, con la que se busca un mayor aprovechamiento de los recursos.

López explica que el etanol, utilizado en una cantidad de procesos industriales, es extraído principalmente a partir de productos químicos y de derivados del petróleo.

Combustible sustituto

El incremento del precio del petróleo y los altos índices de contaminación son algunas de las principales razones que ha llevado a los gobiernos a generar incentivos y a buscar alternativas energéticas que permitan reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

El bioetanol, entonces, se constituye en una fuente limpia de energía que contribuye a la preservación del medio ambiente, debido a no se acumula en el aire y produce poco humo en la combustión.

Además, según Karoll, al agregarle etanol al combustible éste se oxigena y así se reducen las emisiones de partículas contaminantes y la cantidad de combustible que se le debe echar al carro, lo que se traduce en economía para el usuario.

Mauricio Restrepo Rojas, otro integrante del semillero, señala que el aumento del precio del petróleo también "obliga" a incrementar la demanda del consumo de biocombustibles en la mezcla con gasolina.

En el mismo sentido, la Agencia Internacional de Energía (IEA), indica que en el año 2025 el etanol remplazará el 10 por ciento de la gasolina utilizada en el mundo y para 2050 el porcentaje será del 30 por ciento.

Y para 2012 el nuevo parque automotor deberá tener la capacidad de operar con un porcentaje de alcohol en la gasolina entre el 20 y el 85 por ciento sin que se afecte la operación de los vehículos, anota Andrés Aguirre, también del Gaze.

Etanol con aroma de café
Primera