Proyecto ciudadano de educación ambiental


El Proceda es un proyecto ciudadano de educación ambiental que busca gestionar y realizar acciones que contribuyan a la resolución de problems y al fortalecimiento de potencialidades ambientales, enmarcado en las estrategias de la Política Nacional de Educación Ambiental.

Este proyecto busca contribuir a la resolución de problemas ambientales; a fomentar el trabajo intersectorial e interinstitucional para la resolución de los problemas con un alto contenido educativo (desarrollo de competencias para promover una educación ética, integral y de calidad); a la promoción del trabajo en grupo y comunitario.

Así mismo, lograr que los Proyectos Ambientales Escolares (PRAE) ayuden a la resolución conjunta y con sostenibilidad de problemas ambientales locales.

El trabajo que realiza el Ministerio de Educación Nacional, Programa de Educación Ambiental, implementa y promueve procesos de capacitación, concerta con las instituciones del Sistema Nacional Ambiental y promueve la incorporación del componente educativo-ambiental en los planes y programas que se desarrollan en el sector no formal, en materia de ambiente.

Experiencias significativas

El Programa de Educación Ambiental asesora y acompaña experiencias del Proceda, a través de una estrategia denominada Observatorios de Participación y Educación Ambiental. Dicha estrategia está compuesta por propuestas de intervención ambiental con un alto componente educativo.

Con la Corporación de los Valles del Río Sinú y del San Jorge, CVS, se asesoran tres observatorios:

El primero está en el municipio de San Antero–Bahía de Cispatá, donde se involucran el sector comunitario, la alcaldía municipal, la fiscalía regional ambiental y de recursos naturales, la Policía, biólogos investigadores de la CVS y tres instituciones educativas. Trabajan por la conservación de la especie Cocodrylus Acutus o Caimán de Aguja.

El segundo se desarrolla en el municipio de Planeta Rica, donde participan el sector comunitario, ONG, las Juntas de Acción Comunal, la alcaldía municipal, la Secretaría de Gobierno y Planeación, la CVS, la empresa privada, ciudadanos independientes y cuatro instituciones educativas. El objetivo de este trabajo es recuperar y sanear el Arroyo El Desorden.

El tercero está en Montería; involucra al sector comunitario, ONG, planchoneros, periodistas, a la Universidad Pontificia Bolivariana, Planeación Municipal, la CVS, la empresa privada y tres instituciones educativas para mejorar el uso de espacios públicos en la ronda del Río Sinú.

educación ambiental