Contenido principal

Actualizado el 07 de febrero de 2016

alcance plan nacional lectura escritura

Alcance

alcance plan nacional lectura escritura

Es fundamental reconocer que un buen número de las interacciones que los sujetos establecen en su vida social están mediados por su participación en la cultura escrita. Por ello, la escuela, en su interés por formar sujetos que estén en condiciones de participar de manera adecuada en las dinámicas de la vida social (en diversos campos como el político, el cultural y el económico), debe generar situaciones que permitan la vinculación de los estudiantes a la diversidad de prácticas de lectura y escritura y que, además, estén en capacidad de reflexionar y aprender sobre estas. “Garantizar el acceso de toda la población a la cultura escrita (…) es una responsabilidad de toda la sociedad y una tarea prioritaria de la acción del Estado, como vía de inclusión social y de desarrollo de la ciudadanía” .
Al reconocer la brecha existente entre las diferentes regiones, municipios y establecimientos educativos, en relación con el acceso no homogéneo a la lectura y la escritura, se pone de relieve la necesidad de contar con un Plan Nacional de Lectura y Escritura que responda tanto a los contextos generales como a los específicos, en el marco de sus necesidades y sus posibilidades. Por ello, el Plan cuenta con acciones focalizadas y acciones en el plano nacional.
Los beneficiarios finales del Plan serán los estudiantes de los establecimientos educativos. Sin embargo, es importante indicar que los docentes, los directivos, los padres, y las autoridades educativas son los agentes a través de los cuales se podrán lograr los objetivos del Plan, por ello se constituyen también en beneficiarios del mismo.

Componentes

Las acciones que adelanta el Plan se implementan a través de cinco componentes transversales:

1. Producción editorial y materiales de lectura y escritura

El Plan busca que todos los niños y jóvenes del país cuenten con libros y materiales de lectura de calidad, que les ayuden a fortalecer sus procesos de aprendizaje y a mejorar sus competencias en lectura y escritura. Para lograrlo, está entregando una Colección Semilla a cada establecimiento educativo oficial, para que niños y jóvenes tengan la oportunidad de leer, disfrutar y compartir con sus compañeros, docentes y padres de familia, libros de literatura, arte, filosofía, ciencias, biografías, entre otros, que estarán disponibles en su salón de clase, en las bibliotecas escolares y en sus hogares.

Con la entrega de la Colección Semilla se espera que se fortalezcan o creen las Bibliotecas Escolares del país, entendidas no como lugares en el que se depositan los libros, sino como un espacio que se articula con el proyecto educativo de la nación, con el proyecto educativo institucional y con el currículo mismo. De manera que la biblioteca escolar permita la disponibilidad constante de documentos y libros que sean pertinentes para las actividades y proyectos que desarrollan en el espacio escolar, en el marco de la formación de los sujetos como lectores y escritores competentes.

Por otra parte, el Plan cuenta con el desarrollo de colecciones dirigidas a comunidades educativas con la Serie Editorial Rio de Letras, cuyo objetivo es producir material de apoyo para fomentar la pedagogía y la didáctica de la lectura y la escritura. Su producción se canaliza en 4 líneas editoriales o colecciones:

1. Colección Libros Maestros Ensayos, memorias y relatos pedagógicos. 3 Títulos

2. Colección Manuales y Cartillas. Libros prácticos para el ejercicio docente. 7 Títulos

3. Colección Territorios Narrados. Ediciones con enfoque étnico desarrolladas por comunidades educativas en territorio para fortalecer el uso de la lengua materna entre comunidades indígenas y valorar la diversidad étnica de nuestro país.
30Títulos

4. Colección Leer es mi cuento de la generación de la paz. Libros de ficción para niños y jóvenes enfocados que buscan fomentar una cultura de paz.
4 Títulos

Gracias a los proyectos Territorios Narrados y Narrativas de Paz, que han aportado el 47% de los títulos al catálogo de la Serie Río de Letras, 449 estudiantes y docentes en zonas de difícil acceso recibieron capacitación en escritura creativa, producción editorial, autoedición e ilustración.

Entre los departamentos beneficiados están: La Guajira, Chocó, Putumayo, Guaviare, Norte De Santander, Antioquia, Cauca, Nariño, Amazonas, Cesar, Vichada y Meta.

Todos los docentes de los establecimientos educativos tienen acceso a estos libros disponibles para descarga en el Portal Educativo Colombia Aprende http://aprende.colombiaaprende.edu.co/leeresmicuento/2100 

2. Fortalecimiento territorial de la escuela y de la biblioteca escolar

La escuela y la biblioteca escolar son los espacios ideales para incidir en el comportamiento lector y en la comprensión lectora de niños y jóvenes, así como en sus producciones escritas. Por eso, el Plan Nacional de Lectura y Escritura, a través de acciones integrales de gestión y planificación que reconocen las iniciativas locales, brinda asistencia técnica a las secretarías de educación y, a los establecimientos educativos, para que desde todas las rutas posibles impulsen dinámicas innovadoras y se conviertan en el semillero de las presentes y futuras generaciones de lectores y escritores.

El objetivo de este componente es fomentar la incorporación de diversas estrategias a la gestión escolar y educativa para la consolidación de la escuela y de la biblioteca como escenarios de formación de lectores y escritores en nuevos espacios, tiempos y con diversos mediadores de lectura y escritura.

Estrategias:

  • Asesorar y acompañar a las secretarías de educación de entidades territoriales certificadas para la institucionalización del PNLE en ellas, mediante su inclusión en planes indicativos, planes de acción, planes de apoyo al mejoramiento, y para su adecuada implementación y sostenibilidad.
  • Orientar y acompañar establecimientos educativos focalizados por el Plan Nacional de Lectura y Escritura para el fortalecimiento de la gestión que realizan en las áreas directiva, pedagógica, administrativa y financiera y de la comunidad, en la perspectiva de orientar la formulación y ejecución de Proyectos Institucionales de Lectura, Escritura y Oralidad (PILEO), su inclusión en el Plan de Mejoramiento Institucional (PMI) y como ejes transversales del Proyecto Educativo Institucional (PEI).
  • Gestionar alianzas con los sectores público, privado y solidario para fortalecer el desarrollo de los diferentes componentes del PNLE.

3. Formación de mediadores de lectura y escritura

La lectura y la escritura son un propósito común que involucra a toda la comunidad educativa. Por ello, el Plan trabaja en la formación y capacitación de directivos docentes, maestros, padres de familia y estudiantes, para que se conviertan en mediadores que contribuyan a mejorar las prácticas de lectura y escritura que están presentes en la cotidianidad de la escuela, en el hogar, y en otros espacios extraescolares.

Objetivo

Desarrollar acciones de formación y capacitación de mediadores (docentes, directivos docentes, padres de familia, entre otros) para mejorar las prácticas educativas relacionadas con la lectura y la escritura.

4. Movilización

Leer y escribir va más allá de la escuela y de la biblioteca. Debe ser una prioridad de la sociedad y un compromiso de todos. Por ello, el Plan adelanta diferentes actividades de comunicación y movilización que reflejan, en distintos escenarios, la importancia de la lectura y la escritura en la vida cotidiana, en la construcción del conocimiento, en el intercambio de la información, pero sobre todo, en la formación de lectores y escritores.

Este componente cuenta con las siguientes estrategias:

i) circulación de información necesaria en el sistema educativo para la gestión del Plan, ii) divulgación de las acciones del plan y movilización en redes sociales y entre la opinión pública, iii) promoción de alianzas con los medios masivos de comunicación (impresos, televisión y radio, iv) ejecución de eventos de movilización regional y local.
Desde lo anterior se espera lograr el posicionamiento del Plan Nacional de Lectura y Escritura mediante el desarrollo de acciones que movilicen el interés nacional y promocionen la lectura y la escritura como procesos educativos visibles ante la opinión pública.  

5. Seguimiento y evaluación

Monitorear, hacer seguimiento, evaluar y rendir cuentas a la sociedad sobre las acciones adelantadas, permitirá contar con información válida, confiable y oportuna para la toma de decisiones y el mejoramiento del Plan.

Este componente es el encargado de consolidar la información estratégica de las diferentes líneas de trabajo del PNLE, con el fin de desarrollar una evaluación que permita tomar decisiones sobre su ejecución, además de contar con elementos objetivos para la toma de decisiones y el mejoramiento de planeación del mismo.

El seguimiento consiste en un examen continuo al desarrollo de las actividades programadas, con el fin de medir los resultados de la gestión y optimizar procesos, a través del aprendizaje que resulta del análisis de éxitos y oportunidades de mejora, cuando se compara lo realizado, con lo programado.

alcance plan nacional lectura escritura