logo Mineducación, Ministerio de Educación Nacional - República de Colombia

Mapa del sitio
 
Facebook   Google+   Twitter   Youtube   RSS   Cvne
Inicio Ministerio La Ministra Normatividad Primera infancia Preescolar, Básica y Media Educación Superior Educación para el trabajo Atención al Ciudadano
 
Buscar
Buscar
Secciones
"Es urgente acercar a las instituciones educativas y al sector productivo"

En entrevista con Revolución Educativa Al Tablero, Felipe Ortiz*, vicepresidente nacional de la Asociación Colombiana de Pequeñas y Medianas Industrias, Acopi, explica la posición empresarial en torno a su relación con el sector educativo y recalca la necesidad de analizar los cambios que el avance y la tecnología le exigen a la forma de educar; así mismo se refiere a la responsabilidad que tienen el sector productivo y el educativo en el progreso de Colombia y, por último, les envía un mensaje a empresarios y miembros de la comunidad educativa sobre la conveniencia de que los estudiantes adquieran y desarrollen sus competencias básicas antes de ingresar al mundo laboral.

Revolución Educativa Al Tablero: ¿Cómo ha cambiado el mundo laboral?
Felipe Ortiz: Los cambios tecnológicos han logrado que las actuales empresas no se parezcan en nada a las de hace diez años porque han sido modificadas en su estructura, modo de producción y contratación. Todo ello, unido a la variación de los hábitos de consumo de los mercados internos y externos, demanda un mayor nivel de exigencia, lo que hace que el sector productivo requiera de una mano de obra con alto grado de formación e información. Los trabajadores deben ajustarse rápidamente a los veloces cambios que se están dando en la humanidad. Actualmente la exigencia es mayor. Por eso, ya no es suficiente la educación formal clásica que esperaba que los estudiantes, con un elemento mínimo de formación, encontraran rápidamente "un puesto" en el mundo laboral.

R.E.A.T. ¿Qué deben hacer los colegios para ajustarse a estos cambios?

F O: Dejar de lado el tema academicista e incorporar la ciencia y la innovación como elementos permanentes en los currículos y programas; el avance de la humanidad debe estar implícito en el trabajo diario de las instituciones. Es importante incluir el fundamento técnico y tecnológico de una forma articulada y flexible, con el fin de desarrollar una capacidad de perspectiva y comprensión de hacia dónde va la humanidad, y no lamentar los avances que se están dando.

R.E.A.T. ¿Qué tipo de educación prefieren los empresarios para los jóvenes que desean ingresar al mundo laboral? ¿Qué esperan de ellos?

F O: Con mucha frecuencia hemos dicho que el puesto de trabajo de los jóvenes no está en una empresa sino en el colegio, en su escuela. Los institutos de educación deberían ajustar sus programas, de manera que sus estudiantes no salgan tan pronto del sistema educativo, menos sin haber desarrollado sus competencias básicas. La formación adquirida debe ser la más adecuada y acorde con las necesidades de la economía nacional.

Hemos encontrado que la mayoría de los muchachos llegan a las empresas con enormes dificultades de expresión oral y escrita. Se les dificulta entender y explicar muchas de las actividades que se desarrollan dentro de la compañía -como la aplicación de fórmulas matemáticas sencillas-, por lo que creemos que la deficiencia está en que la educación se ha enfocado en la capacidad que pueden tener los estudiantes de memorizar datos informativos y no en analizar y reflexionar sobre los hechos.

Por eso, el sector productivo desea participar más activamente en el campo de la educación, para que los jóvenes tengan mayores posibilidades de conocer la vida empresarial y lleguen a trabajar con conocimientos especializados.

R.EA.T.: ¿Cómo se compara Colombia con otros países en la preparación de los bachilleres que pronto ingresarán al mundo laboral? ¿En qué hemos fallado y cómo podemos mejorar?

F O: Creemos que Colombia está muy lejos de alcanzar las metas de desarrollo que tienen otros países. Un ejemplo es la necesidad que tiene la educación media superior de tener el grado 12, no como un elemento que acorta o alarga un proceso sino como un complemento al desarrollo que deben tener los jóvenes. Es urgente que el grado 12 se constituya en la base de la educación técnica y tecnológica.

Ahora bien, para mejorar es necesario no postergar más la importancia que para el país tiene la educación y resolver, entre todos, las deficiencias que limitan la capacidad de los jóvenes colombianos para alcanzar un desarrollo. En la medida en que abandonemos a los jóvenes del sector rural y urbano a su suerte, estamos dejando de lado una de las columnas fundamentales del sistema democrático. Aislarlos significa perder generaciones enteras y eso, en un país como Colombia, sería retrasarnos enormemente.

R.E.A.T.: Desde las pequeñas empresas, ¿cómo podrían apoyar a colegios, rectores, profesores y padres de familia en el desarrollo de las competencias laborales?

F O: Colombia es un país que necesita la creación de muchas y nuevas empresas. No podemos sentirnos satisfechos con el grado de desarrollo empresarial que hemos alcanzado hasta ahora. Por el contrario, urge crear nuevos jóvenes empresarios. Por ello, el sector productivo actúa como articulador, provee al estudiante de información, experiencia y prácticas exitosas, para que dentro de su capacidad de análisis y reflexión observe de cerca el proceso productivo de un país que, como Colombia, se encuentra en vía de desarrollo.

R.E.A.T.: ¿Qué beneficios obtienen los empresarios al vincular jóvenes estudiantes al mundo productivo?

F O: Todo empresario tiene la obligación de gestionar riqueza colectiva y una forma de hacerlo es asumiendo su responsabilidad con el tema de la educación de los jóvenes. Nuestro interés es que los estudiantes no lleguen a las empresas con la esperanza de conseguir un puesto de trabajo. Queremos contribuir a que, desde los colegios, entiendan la realidad de la economía nacional: qué tipo de empresas son las colombianas, dónde están ubicadas las principales fortalezas del mundo empresarial, en qué productos, etc. Así estos jóvenes comprenderán que su lugar en la historia del país no está en salir como oferta barata, sino en la capacidad de emprender colectivamente proyectos y programas que contribuyan a la autogeneración de empleo, a través de la creación de nuevas empresas.

R.E.A.T.: ¿Por qué cree que los estudiantes, antes de salir del colegio, deben tener alguna experiencia en el mundo laboral?

F O: Para nosotros es importante que los jóvenes entiendan desde pequeños que su vinculación con el mundo y la actividad productiva, antes que alejarlos de los estudios o de la práctica académica es un evento que debe estar integrado a los planes de desarrollo y en su proyecto de vida. De ahí la necesidad de que alcancen niveles de comprensión y reflexión.

R.E.A.T.: Pero... ¿cómo expresan los empresarios ese apoyo?

F O: Generan estrategias que involucran al sector productivo con el educativo. Conjugan su sabiduría con el saber de los maestros, de manera que los jóvenes comprendan la importancia de tener una experiencia práctica en el mundo real. Invitan a los jóvenes a que conozcan sus empresas, negocios y modos de producción. Visitan los colegios y, a través de conversatorios, exponen temas que abarcan lo social, lo cultural y lo económico.

R.E.A.T.: Se dice que los empresarios, cuando piensan en educación y trabajo, sólo están interesados en satisfacer unas necesidades propias, muy coyunturales y a veces escasas de visión. ¿Qué puede decir al respecto?

F O: Con frecuencia escucho que nosotros sólo necesitamos mano de obra barata y que, generalmente, es aquella que no tiene excelente formación. Por el contrario, en nuestro medio, el nivel de exigencia hacia los jóvenes que solicitan empleo en sus empresas es cada vez mayor. Requerimos personas con espíritu de innovación y creatividad, virtudes que se adquieren en la medida en que los programas de formación educativa estén relacionados con lo que requieren los empresarios de sus trabajadores.

Desde el punto de vista académico, buscamos que no ingresen tan jóvenes al mundo laboral porque, de alguna forma, congestionan la escasa capacidad de empleo que actualmente tienen las empresas. El sistema está expulsando a los jóvenes para que busquen una oportunidad laboral. Lo ideal sería que no lo hiciera, que continuara integrándolos en procesos de formación permanente que les permitan adquirir nuevos saberes.

R.E.A.T.: ¿Qué mensaje les enviaría a las instituciones educativas de básica y media en relación con el mundo del trabajo?

F O: Es urgente lograr un acercamiento entre las instituciones educativas y el sector productivo, de manera que docentes, estudiantes, padres de familia y empresas tengan una actitud más sincera, de comprometer esfuerzos en causas comunes.

El tema educativo no es solamente del sector público o del Gobierno, debe ser un propósito común de todos los colombianos. Por eso el mundo laboral no puede ser visto como la meta que culmina el proyecto de vida de los jóvenes, que limitan su capacidad de soñar cuando se les presenta la actividad laboral como única alternativa de superación.

*Felipe Ortiz Ortiz es sociólogo del Colegio de México, con especialización en el Programa de Internacionalización de Pymes colombianas, en el Instituto de Empresa Colegio de Dirección de Madrid, España, y en Prospectiva Estratégica en el Instituto Europeo de Estudios Futuros y Planeación Estratégica Zarautz, con sede en el mismo país. En la actualidad es vicepresidente nacional de la Asociación Colombiana de Medianas y Pequeñas Industrias, conocida como Acopi.

"Es urgente acercar a las instituciones educativas y al sector productivo"
Página Principal
Altablero No. 23, AGOSTO 2003
Debate
"Es urgente acercar a las instituciones educativas y al sector productivo"
Colombia AprendeICFESAnticorrupcion HomeColombia es PasiónTextos EscolaresGobierno en LíneaComputadores para EducarAudiencias PúblicasCentro Virtual de NoticiasICETEX

Contáctenos . Línea gratuita fuera de Bogotá: 01 - 8000 - 910122. Línea gratuita Bogotá +57 (1) 2220206. Conmutador: +57 (1) 2222800. Fax: +57 (1) 2224953 . Chat de atención al ciudadano . Lunes a viernes de 8:30 a.m. a 9:30 a.m. Dirección Ministerio de Educación: Calle 43 No. 57 - 14. Centro Administrativo Nacional, CAN, Bogotá. Horario de atención: Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. NIT 899999001-7. Términos y condiciones de uso . Código Postal para la República de Colombia: 111321