logo Mineducación, Ministerio de Educación Nacional - República de Colombia

Mapa del sitio
 
Facebook   Google+   Twitter   Youtube   RSS   Cvne
Inicio Ministerio La Ministra Normatividad Primera infancia Preescolar, Básica y Media Educación Superior Educación para el trabajo Atención al Ciudadano
 
Buscar
Buscar
Secciones
Así opinaron los colombianos sobre la educación básica

Un reciente estudio del Ministerio de Educación Nacional permitió determinar qué piensan los colombianos de la educación básica en el país.

La investigación, realizada por el Programa Nuevo Sistema Escolar a través del Centro Nacional de Consultoría, dio a conocer, entre otros aspectos, que los colombianos, indistintamente, perciben que el acceso, la permanencia y la calidad de la educación son considerados como temas prioritarios que se deben atender.

El sector objeto de la encuesta estuvo constituido por estudiantes, docentes, directivos docentes, rectores, padres de familia, Gobierno, académicos, investigadores e Iglesia, entre otros, teniendo como referente su institución educativa. Las inquietudes giraron en torno a los contenidos de las áreas de estudios, métodos de enseñanza, docentes, evaluación por logros, dotación y planta física, administración y recursos, acceso y permanencia, participación e interacción y la información para la gestión.

El Ministerio de Educación Nacional a través del Programa Nuevo Sistema Escolar, contrató al Centro Nacional de Consultoría para la realización de una encuesta a padres de familia, docentes, estudiantes, rectores, gobernantes y sociedad civil, con el propósito de conocer sus percepciones frente a la educación básica, el compromiso de cada uno de ellos con la educación y analizar los comportamientos de la comunidad educativa respecto a la educación.

Educación y Compromiso

"Me gustaría terminar mi secundaria e ingresar a la universidad, quiero mucho a mi colegio y me identifico plenamente con él". Como Juan Carlos, son muchos los estudiantes que tienen un gran nivel de expectativa frente a la educación del país, de ahí que 100 por ciento de los encuestados espera terminar el grado once, 72 por ciento le gustaría finalizarlo en su actual colegio y a 77 de cada cien, le gustaría llegar a la educación superior. (Ver gráfica No. 1)

En general, los estudiantes están a gusto con el plantel educativo en el que se encuentran, de ahí, que 93 por ciento se sienta parte de una familia educativa y que 75 por ciento asuma los problemas del colegio como propios. Creen que la educación les enseña a ser mejores seres humanos y saben lo importantes que son para la institución, en donde son tratados con afecto y valoran sus iniciativas e ideas.

Para determinar los elementos críticos y las fortalezas del sector, los encuestados calificaron los contenidos de las áreas de estudio, métodos de enseñanza, docentes, evaluación por logros, dotación y planta física, administración y recursos, acceso y permanencia, participación e interacción así como la información para la gestión. De los resultados obtenidos se concluyó que para los estudiantes los aspectos que directamente inciden en el mejoramiento de la educación que reciben son: la dotación y planta física del plantel, la administración del mismo, los métodos de enseñanza en la educación básica, destacando el acceso y la permanencia como el proceso más crítico; por otra parte, como fortalezas identificaron los contenidos de las áreas de estudio. (Ver gráfica No. 2)

Educación: responsabilidad de todos

La encuesta no sólo tuvo en cuenta a los estudiantes, sino también a los padres de familia, quienes en un 92 por ciento manifestaron que recomendarían el plantel educativo en el que estudian sus hijos. Así mismo, uno de cada dos padres afirmó estar dispuesto a involucrarse más en las actividades realizadas por la institución. (Ver gráfica No. 3)

Por otra parte, sólo 52 por ciento piensa que el colegio está interesado en el mejoramiento continuo de la educación de sus hijos, 75 por ciento que los gobiernos en Colombia han tenido compromiso con la educación primaria y secundaria, y 42 de cada cien padres está convencido de que la ayuda económica para los estudiantes de escasos recursos y los programas de refuerzo para quienes presentan retrasos respecto al grupo, son las acciones más efectivas para que sus hijos no abandonen el colegio.

También, manifestaron estar comprometidos con el colegio. 90 por ciento se siente como parte de una familia y 85 por ciento toma los problemas del colegio como propios. En general, consideraron que los planteles educativos tratan bien a sus hijos y que sus ideas y sugerencias como padres de familia son apreciadas en los colegios.

Así mismo, es bajo el porcentaje de padres de familia que considera "excelente o muy buena" la educación. 16 por ciento piensa que la educación en el país y en su departamento es muy buena, 17 por ciento la califica como muy buena en el municipio, 20 por ciento en los colegios oficiales y 39 por ciento en los privados.

Finalmente, los padres de familia también identificaron los factores prioritarios en la educación, los cuales requieren de acciones urgentes para su mejoramiento. Entre ellos se destacan el sistema de evaluación por logros, el acceso y permanencia de los estudiantes en los colegios, la dotación y estado de la planta física y los contenidos de las áreas de estudio. (Ver gráfica No. 4)

La docencia, mucho más que una buena profesión

Los docentes que participaron en este estudio manifestaron estar muy comprometidos con los colegios y escuelas donde laboran y que les gustan sus deberes y actividades de trabajo. En ese sentido, 82 por ciento manifestó estar dispuesto a realizar actividades que van más allá de sus deberes y 58 por ciento recomienda la docencia como una buena profesión. En general, los docentes sienten que los colegios y las escuelas se interesan por ellos y los tratan con justicia. 71 por ciento opina que los planteles les ofrecen los recursos que requieren para hacer bien su trabajo.

En comparación con los otros actores encuestados, los docentes fueron aún más críticos al momento de evaluar la calidad de la educación: 19 por ciento percibe que la educación del país es "excelente o muy buena", 13 por ciento piensa similar de la educación del departamento y el municipio en que viven y 16 por ciento opina igual frente a la educación en los colegios oficiales.

En relación con los aspectos críticos y prioritarios para el mejoramiento de la educación básica, los docentes opinaron que los aspectos decisivos en el desempeño de la escuela son los métodos de enseñanza, la evaluación por logros y que los niños accedan a la escuela y permanezcan en ella. Así mismo, la calidad de los docentes se identificó como una fortaleza del sistema educativo actual.

Los recursos, un aspecto crítico

Las respuestas de los rectores y directores expresan un alto compromiso de éstos con su profesión. Por ejemplo, dos de cada tres rectores sienten que las Secretarías de Educación Municipales los tratan con justicia, 58 por ciento considera que sus ideas y sugerencias son apreciadas, pero menos de la mitad, 42 por ciento, manifiesta contar con los recursos necesarios para hacer bien su trabajo.

Al momento de evaluar la calidad de la educación que se imparte en el país, 10 por ciento de los rectores la calificó como excelente o muy buena. (Ver gráfica No. 5)

El estudio del Ministerio de Educación Nacional también determinó que los rectores consideraron como prioridades críticas en la educación, el acceso y permanencia, los recursos para la administración de los planteles educativos y la dotación de la planta física. Coinciden con los padres de familia y estudiantes en la necesidad de darle prioridad al mejoramiento del sistema de evaluación por logros.

Gobierno, hay que mejorar

Los gobernadores, alcaldes y secretarios de educación, concebidos en el estudio como "El Gobierno", tienen una opinión de la calidad de la educación contraria a la de quienes pertenecen a "La Escuela" (rectores, docentes y estudiantes) y a los padres de familia. Perciben que es mala y consideran que no les retribuye a los padres de familia el esfuerzo que hacen para educar sus hijos.

Llama la atención que para los alcaldes, gobernadores y secretarios de educación, las prioridades para mejorar la educación básica en Colombia son los métodos de enseñanza, la dotación y estado de la planta física y la calidad de los docentes. Para los diputados y concejales lo es el sistema de evaluación por logros.

Los concejales, diputados, alcaldes, gobernadores y secretarios de educación no identificaron fortalezas en el sistema educativo. (Ver gráfica No. 6)

De otro lado, la percepción sobre la calidad de la educación por parte de los gremios, la iglesia, los comunicadores, los académicos dedicados a la investigación educativa y los sindicatos de maestros, resultó aún más drástica que la del gobierno. Solamente una de cada tres personas en estos grupos, siente que la educación compensa el esfuerzo que hacen los padres y alumnos por ella.

Sociedad civil: cuestiona la calidad educativa

La sociedad civil es más dura que el gobierno en el juicio sobre la calidad educativa. En promedio, 3 por ciento la califica como "excelente o muy buena". 58 por ciento de los representantes de los sindicatos la consideran regular en los colegios oficiales y solamente una de cada tres personas de los gremios, la iglesia, los comunicadores, los académicos dedicados a la investigación educativa y los sindicatos de maestros, siente que la educación está compensando el esfuerzo que hacen los padres y los alumnos por ella.

Así mismo, la sociedad civil tiene una visión negativa de los procesos educativos, lo cual crea una brecha entre ésta y las escuelas, las cuales creen que son injustamente evaluadas. Recíprocamente, la sociedad civil se siente defraudada por el sistema educativo básico.

Al hacer una comparación geográfica, en los departamentos que conforman el Programa Nuevo Sistema Escolar sobre la percepción de la escuela entendida ésta como el conjunto de alumnos, docentes y rectores, no se encuentran grandes diferencias, por el contrario, comparten juicios generales en lo que respecta a un alto compromiso con la educación. En cuanto al desempeño de la escuela, en Santander el acceso y permanencia es el aspecto más crítico sobre el cual se debe hacer mayor énfasis en la gestión. En Quindío lo es la evaluación por logros, en Valle del Cauca la planta física y dotación mientras que en Atlántico y Risaralda es el método de enseñanza.

Resultados y aplicaciones

La realización de este estudio destacó la importancia de disminuir las brechas de incomprensión que existen entre la escuela y el gobierno; la escuela y la sociedad civil; y el gobierno y la sociedad, lo que puede a veces dificultar el diálogo y los intercambios de ideas entre los actores del sector. Igualmente, logró establecer la urgente necesidad de comprometer más a los medios de comunicación para que concedan mayor espacio a la educación en sus programas y publicaciones.

El estudio estableció y ratificó que la "calidad de la educación y el acceso y permanencia de los estudiantes en las escuelas, son los temas más críticos en los que el Estado debe adelantar acciones para mejorar".

Otros aspectos de la investigación fueron:

  • Demostró que la relación entre los sindicatos de educadores y el gobierno, por las diferencias entre ellos, no le han permitido al país beneficiarse más de la fuerza de la opinión pública para incrementar sus logros en materia educativa.
  • También, estableció que no existen fuentes de información para llenar los espacios de opinión. Las instituciones educativas, el Gobierno Nacional, departamental y local no son fuentes adecuadas para que los medios de comunicación se nutran de ella.
  • Es imprescindible disminuir la distancia que existe entre la sociedad civil y la escuela, que establezcan un diálogo constante que les permita a las escuelas no sentirse injustamente evaluadas y a la sociedad civil defraudada por el sistema educativo básico.
  • Por último, el estudio determinó que entre los padres y la escuela hay una solidaridad apreciable que debe ser respetada y valorada por la sociedad civil y el gobierno.

Más que un compromiso...

El Ministerio de Educación Nacional, a través de sus diversas Direcciones y del Programa Nuevo Sistema Escolar, adelanta acciones que en el corto, mediano y largo plazo permitirán que el sistema educativo funcione de manera más eficiente y articulado.

La expedición de la Ley 715 de 2001 que implementa reformas importantes en el sector, le permite a la Nación, entre otros aspectos, definir y diseñar mecanismos para el mejoramiento de la calidad de la educación. En ese sentido, los departamentos podrán dirigir, planificar y prestar el servicio educativo en condiciones de equidad, eficiencia y calidad; administrar y responder por el funcionamiento, oportunidad y la calidad de la información educativa departamental y suministrar la información a la Nación en las condiciones que se requiera.

Los municipios podrían mantener la actual cobertura y propender por su ampliación, evaluar el desempeño de rectores, directores y de los directivos docentes, y las instituciones educativas, por su parte, combinarán los recursos para brindar una educación de calidad, la evaluación permanente, el mejoramiento continuo del servicio educativo y los resultados del aprendizaje, en el marco de su Programa Educativo Institucional.

Adicionalmente, modificar aspectos como el sistema de evaluación y promoción de los estudiantes se hace cada vez más importante. Con la expedición del Decreto 230 de 2002 sobre evaluación y promoción, y el inicio de su implementación, el Gobierno logra este objetivo, a la vez que modifica la forma en que se promueven los estudiantes.

El Decreto establece, por ejemplo, que las instituciones educativas deben entregar a los padres de familia un informe escrito detallado y claro que dé cuenta del rendimiento académico de sus hijos, acompañado de la descripción de las fortalezas y de recomendaciones para que el estudiante supere sus deficiencias. Los padres recibirán este informe cuatro veces durante el año escolar, y al finalizar el mismo recibirán el informe final sobre el desempeño general de sus hijos.

En relación con la promoción de los estudiantes, el Decreto indica que los establecimientos educativos deben garantizar un mínimo de promoción de 95% de los estudiantes que finalicen el año escolar en cada uno de los grados, por esto cada institución deberá conformar por cada grado, una Comisión de Evaluación y Promoción, integrada por docentes, un padre de familia y el rector o su delegado, que será la responsable de determinar, al finalizar el año lectivo, los estudiantes que no pueden ser promovidos, entendiendo que debe ser la excepción.

Con esto, el gobierno garantiza que uno de los puntos que mayor incertidumbre genera entre los padres, estudiantes, docentes y sociedad civil, sea mejorado.

De igual forma, como respuesta a la necesidad de ampliación de cobertura y mejoramiento de la calidad de la Educación Básica, el Ministerio de Educación Nacional desarrolla el Programa Nuevo Sistema Escolar, a través del cual cinco departamentos (Atlántico, Valle del Cauca, Risaralda, Quindío y Santander), cerca de 100 municipios y 500 instituciones educativas están recibiendo asistencia técnica para el fortalecimiento de su capacidad de gestión y mejoramiento de la forma en que ejercen sus competencias y responsabilidades dentro del sistema educativo. Así, se le garantiza a más niños y niñas la posibilidad de acceder a la educación, cursar el ciclo completo de educación básica primaria y secundaria, y recibir una educación de calidad.

Estas acciones, al igual que otras tantas en las que trabaja el Gobierno Nacional, como la de Educación Rural y la propia reorganización de instituciones y plantas de personal, tienen el propósito de contribuir al mejoramiento de la calidad y la cobertura educativas.

Así mismo, se realizó la aplicación de diversas pruebas que evalúan los resultados en áreas de aprendizaje de la Educación Básica y determinan los factores asociados a la calidad. Sus resultados estarán a disposición de los municipios e instituciones educativas para que a partir de ellos se diseñen y ejecuten planes de mejoramiento.

Para finalizar, con este estudio y a partir de la línea de base establecida, el Ministerio de Educación Nacional a través del PNSE espera monitorear y evaluar los cambios generados en la opinión como resultado de las acciones realizadas.

Contrario a lo que se piensa, son grandes las expectativas que tenemos los colombianos sobre la educación básica, en especial sobre su calidad, acceso, permanencia, costos, eficiencia y participación social.

 

 

 

FICHA TÉCNICA DE LA INVESTIGACIÓN

OBJETIVO: Conocer las percepciones de la ciudadanía frente a la educación básica en Colombia.

TAMAÑO DE LA MUESTRA: 3.860 personas en todo el país.

POBLACIÓN: Rectores, docentes, académicos, alcaldes, miembros de la rama legislativa, actores religiosos, gremios, sindicatos, comunicadores, padres de familia y estudiantes.

Estudio realizado por el Centro Nacional de Consultoría por solicitud del Programa Nuevo Sistema Escolar del Ministerio de Educación Nacional.

Así opinaron los colombianos sobre la educación básica
Página Principal
Altablero No. 13, ABRIL 2002
Informe Central
Así opinaron los colombianos sobre la educación básica
Colombia AprendeICFESAnticorrupcion HomeColombia es PasiónTextos EscolaresGobierno en LíneaComputadores para EducarAudiencias PúblicasCentro Virtual de NoticiasICETEX

Contáctenos . Línea gratuita fuera de Bogotá: 01 - 8000 - 910122. Línea gratuita Bogotá +57 (1) 2220206. Conmutador: +57 (1) 2222800. Fax: +57 (1) 2224953 . Chat de atención al ciudadano . Lunes a viernes de 8:30 a.m. a 9:30 a.m. Dirección Ministerio de Educación: Calle 43 No. 57 - 14. Centro Administrativo Nacional, CAN, Bogotá. Horario de atención: Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. NIT 899999001-7. Términos y condiciones de uso . Código Postal para la República de Colombia: 111321