logo Mineducación, Ministerio de Educación Nacional - República de Colombia

Mapa del sitio
 
Facebook   Google+   Twitter   Youtube   RSS   Cvne
Inicio Ministerio La Ministra Normatividad Primera infancia Preescolar, Básica y Media Educación Superior Educación para el trabajo Atención al Ciudadano
 
Buscar
Buscar
Secciones
En Simití, un colectivo prende la radio

Sofía Torrenegra Romero, licenciada en Educación Física, lidera la radio escolar, en Simití, sur de Bolívar, gracias a un proyecto basado en su vocación e inmerso en el Colectivo de Comunicaciones Pescado, Sombrero y Tambor, con el que promueve la formación en competencias comunicativas y ciudadanas para los estudiantes de la única institución del municipio, el Colegio Eutimio Gutiérrez.

En el año 2000 se creó Pescado, Sombrero y Tambor. "Fue cuando el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar hizo una propuesta para la promoción y difusión de los derechos de niños y niñas del Magdalena Medio. Nunca antes había tenido relación con los medios de comunicación, pero sabía de mi facilidad para escribir y me encarreté con el cuento", afirma Sofía.

El proyecto se inició con el programa Los niños tienen la palabra, espacio que continúa hoy al aire, y en el que participan y trabajan activamente los 20 niños que, con Sofía, integran el Colectivo. El programa se transmite todos los domingos entre las 10 a.m. y las 10:30 a.m. en la Emisora Comunitaria de Simití. Para ello, niños y niñas se reúnen, fuera del horario de clase, para preparar el material que semana a semana brinda educación y compañía a los habitantes de esta zona del país. En las once secciones del programa se tratan temas de derechos de la niñez, convivencia, salud sexual y reproductiva, entre otros.

Llegarle a la escuela

Sin embargo, la labor no termina allí. Existe un espacio en el que los miembros del grupo participan de manera aún más activa. Se trata de la emisora escolar, una iniciativa puesta en marcha con las uñas, por la maestra Sofía, que transmite para los estudiantes del Eutimio Gutiérrez, una hora diaria de programación, desarrollada por los niños. "La emisora cuenta con unos parlantes y una consola; no hay sala de edición, así que las emisiones son en vivo", explica Sofía.

Los niños proponen los cronogramas y temas que, generalmente, están relacionados con las celebraciones propias de una determinada época del año. Por ejemplo, "en abril, por ser el mes de los niños, se habló frecuentemente de sus derechos". Pero también se adelantan campañas, que de manera original, pretenden inculcar comportamientos asociados al tema de ciudadanía. "Con música de fondo bien atractiva y la voz de los pelados, enviamos lemas como 'porta tu uniforme con respeto', 'cuida los baños' y 'protege el medio ambiente'. Los jingles son más eficaces que una hora de carreta a los pelados", asegura Sofía.

Más allá del trabajo del día a día, hay experiencias que marcan la evolución del Colectivo y de la escuela hacia procesos educativos y democráticos, por medio de la emisora escolar. Sofía recuerda especialmente las elecciones del personero de la institución, "un evento democrático que los niños de Simití asumieron con profesionalismo: hicieron su campaña, pusieron afiches, llevaron comparsas, hicieron teatro y plantearon sus proyectos de gobierno". El trabajo del Colectivo se centró en el cubrimiento periodístico del evento, "se montó una sala de redacción a la que los niños ingresaban con escarapela, había un jefe de prensa y cada 15 minutos se emitía un boletín informativo sobre las elecciones... Fue algo muy bacano porque dinamizamos procesos que el niño encontrará en su sociedad, cuando sea adulto", asegura.

Competencias por niveles

Quienes hacen parte del Colectivo Pescado, Sombrero y Tambor se inician en una división llamada Alharaca, donde los niños se capacitan en el manejo de la respiración, relajación y empleo de la voz. Luego pasan al Colectivo Infantil, para niños de grados quinto a séptimo con edades entre 9 y 13 años, y finalmente al Colectivo Juvenil, compuesto por adolescentes entre los 13 y 17 años, estudiantes de los últimos cuatro grados. Los niveles de capacitación y exigencia son progresivos para que los estudiantes lleguen a asumir roles claramente definidos: libretistas, locutores, guionistas y sonidistas.

Con la labor diaria en la emisora escolar y la semanal en la comunitaria, el Colectivo difunde y amplía competencias comunicativas que le sirven a niños, muchachos y habitantes del sur de Bolívar.

Quienes hacen parte del Colectivo Pescado, Sombrero y Tambor se inician en una división llamada Alharaca, donde los niños, entre los 6 y 9 años de edad, se capacitan en el manejo de la respiración, relajación y empleo de la voz. "La formación en Alharaca se basa en el refuerzo de la dicción", afirma Sofía, pero también se trabaja la competencia comunicativa por medio de puestas en escena o dramatizaciones. Vale aclarar que los más pequeños, los del Colectivo Alharaca, no trabajan la parte escrita; "no manejan guiones porque se trata más de que suelten en su parte oral; luego, cuando están más grandecitos, se trabaja la parte escrita".

Con el paso del tiempo y la práctica intensa, "ascienden al Colectivo Infantil", para niños de grados quinto a séptimo con edades entre 9 y 13 años. Aquí trabajan dicción y lectura fluida. Así se inicia una capacitación en modulación que "trata, básicamente, de cambiar los hábitos de lenguaje que traen", asegura Sofía. Para este trabajo se realizan ejercicios como la lectura frente al espejo con un lápiz en la boca, y la repetición de palabras con diferentes intenciones, "como si estuvieran tristes, felices, enojados, etc.". Otro de los ejercicios es la interpretación y grabación de poemas infantiles; "trabajamos con poemas de Rafael Pombo, para que los niños sean creativos, desarrollen los personajes y musicalicen las obras". Y en este punto se inicia la redacción de libretos. Finalmente pasan al Colectivo Juvenil, compuesto por adolescentes entre los 13 y 17 años, estudiantes de los últimos cuatro grados. En esta fase del proceso se busca que lo aprendido sea multiplicado entre los colectivos Infantil y Alharaca. Al respecto anota Sofía: "Enviamos a tres de las niñas más grandecitas del Colectivo a que se capacitaran en producción radial, eso permite que se enriquezcan todos". Así es que los niveles de capacitación y exigencia son progresivos en la medida en que los niños y niñas van recorriendo todo el proceso, para que los estudiantes asuman roles claramente definidos: libretistas, locutores, guionistas y sonidistas.

En Simití, un colectivo prende la radio
Página Principal
Altablero No. 33, FEBRERO-MARZO 2005
Ejemplo
Ubaté:comunicación para educar educadores
En Simití, un colectivo prende la radio
Educar desde el ciberespacio
Aprender a leer con el periódico
En La Bodega,la Tv es de los niños
Colombia AprendeICFESAnticorrupcion HomeColombia es PasiónTextos EscolaresGobierno en LíneaComputadores para EducarAudiencias PúblicasCentro Virtual de NoticiasICETEX

Contáctenos . Línea gratuita fuera de Bogotá: 01 - 8000 - 910122. Línea gratuita Bogotá +57 (1) 2220206. Conmutador: +57 (1) 2222800. Fax: +57 (1) 2224953 . Chat de atención al ciudadano . Lunes a viernes de 8:30 a.m. a 9:30 a.m. Dirección Ministerio de Educación: Calle 43 No. 57 - 14. Centro Administrativo Nacional, CAN, Bogotá. Horario de atención: Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. NIT 899999001-7. Términos y condiciones de uso . Código Postal para la República de Colombia: 111321