logo Mineducación, Ministerio de Educación Nacional - República de Colombia

Mapa del sitio
 
Facebook   Google+   Twitter   Youtube   RSS   Cvne
Inicio Ministerio La Ministra Normatividad Primera infancia Preescolar, Básica y Media Educación Superior Educación para el trabajo Atención al Ciudadano
 
Buscar
Buscar
Secciones
Algunos pensamientos para la acción y la reflexión. Gordon L. Porter (*)
Reformar los colegios, haciéndolos incluyentes

Tuve la oportunidad de visitar Colombia en abril de 2007 y encontrarme con profesores, líderes de esos establecimientos comunitarios, funcionarios y padres que están trabajando para el mejoramiento de la educación de los estudiantes con discapacidades. Fue una visita muy interesante y quedé muy satisfecho al ver el grado de compromiso de todos ellos en lo concerniente al avance de programas que provean mejores resultados. Vi muchos factores positivos en el trabajo y disfruté las discusiones que sostuve con líderes escolares sobre lo que significaría mejorar la efectividad de los colegios, de modo que estén al servicio de todos los alumnos.

Agradezco esta oportunidad para compartir algunos pensamientos acerca de lo que implica hacer un trabajo de aproximación hacia una "educación inclusiva", y los éxitos y retos que hemos encarado en Canadá en el trabajo para proteger esta meta. Comenzaré con la identificación de algunas preguntas clave sobre la educación inclusiva y daré mis respuestas a las mismas. Espero que las encuentren interesantes.

1. ¿Qué es educación inclusiva?

Educación inclusiva es un concepto sencillo. Significa que los niños con discapacidad y otras necesidades especiales son educados en aulas de clase con sus pares de edad, en las instituciones de su comunidad o vecindario. En otras palabras, ellos van al mismo colegio al que irían sus hermanos. Se les provee acceso a las mismas oportunidades de aprendizaje como a cualquier otro niño, y reciben un apoyo para que puedan cumplir metas individuales relevantes.

2. ¿Por qué es este un tema (de discusión)?

Incluir de esta forma a un niño con necesidades especiales o con una discapacidad se considera un tema (de discusión) porque esto no lo habíamos hecho sino hasta ahora. Por muchos años, la educación se consideró un privilegio de la minoría y demasiados niños dejaron de recibir su escolarización. A los niños con discapacidad les fue menos bien que a la mayoría. Entonces desarrollamos la "educación especial" para enfrentar esta brecha. En algunos países ricos, los programas de educación especial se volvieron muy grandes y están bien financiados. Así se estableció lo que nosotros aceptamos como la forma de hacer las cosas. En mi provincia, en Canadá, a comienzos de la década de los ochenta, todavía teníamos padres que se encargaban de colegios especiales para los "retardados mentales". La exigencia para tener a TODOS los niños en instituciones regulares, incluyendo a aquellos con significativos retos, se desarrolló a lo largo de esa década. Desde entonces el empuje para la "integración" o "inclusión" se ha convertido en una realidad global. Y esto es cierto tanto en países desarrollados, ricos como en los que están en desarrollo, menos ricos.

3. ¿Qué es lo que no funciona en la educación especial tradicional?

La educación especial tradicional, típicamente llevada a cabo por "expertos" y aislada de los otros niños, en clases o instituciones especiales, ha fracasado de varias maneras. Primero, no ha logrado buenos resultados. Los niños que experimentaron ese sistema segregado y una ver culminaron su formación, no están preparados para llenar sus vidas en sus comunidades. Investigaciones canadienses indican que se desempeñan menos bien que otros niños similares que asistieron a colegios regulares. Esto no es sorprendente. Un programa segregado no los prepara para que sean parte de la comunidad ni de la sociedad cuando se conviertan en adultos. Crecer e interactuar con sus pares, sí lo hace. Algo que también ocurre cuando se trata de desarrollar relaciones sociales y habilidades de comunicación con sus pares en grupo. Así que si lo que se está buscando son resultados, la segregación no los logra.

Segundo, no es una buena política tener un sistema que anima a establecimientos y profesores a abandonar aquellos niños que tienen retos de aprendizaje. Es un mensaje equivocado el que se envía cuando se promueve la presunción de que cualquier niño que tiene necesidades especiales debe ser enviado a un "programa especial". De este modo se pierde el foco de los esfuerzos institucionales por el mejoramiento y se hace del aula de clase regular un lugar para aprendizajes "ordinarios". Así se produce una presión no realista sobre el sistema educativo, por desarrollar un sistema paralelo para aquellos abandonados. Esta es una mala política educativa, que no es financieramente sostenible.

Finalmente, la educación especial segregada no es apropiada desde una perspectiva moral y de los derechos humanos. En 2007, en las Américas todavía tenemos miles de niños que no asisten al colegio o que lo hacen en instituciones inadecuadas, lo cual es cierto con respecto a la población general, y más aún si pensamos en los niños con discapacidades. La cobertura nunca se alcanzará expandiendo el modelo de las "clases especiales" o de los "colegios especiales". La única forma en que miles de esos niños alguna vez vayan al colegio es lograr que lleguen a la escuela primaria local (educación para la primera infancia), y en la medida en que nos movamos en "escuelas inclusivas".

4. ¿Qué necesitamos hacer para iniciar o continuar este esfuerzo?

Primero, enunciar claramente que nuestro objetivo es tener "colegios de la comunidad inclusivos y efectivos", que estén comprometidos y sean capaces de enseñar a todos nuestros niños. Una vez alcanzada esta etapa y teniéndola frente a nosotros, podremos hacer planes para seguir adelante. Se trata de una meta retadora que, para alcanzar los logros, implicará una inversión significativa; y también requerirá liderazgo a todo nivel: en la política, en el sistema educativo, y en el colegio y el aula de clase.

5. De acuerdo con la experiencia en Canadá, ¿cuáles son algunos pasos específicos, necesarios para implementar este enfoque?,

Enumeraré algunos...

a. Hacer un plan para la transición y el cambio y aceptar que hacerlo correctamente tomará, al menos, entre 3 y 5 años.

b.
Invertir en la capacitación de los actuales profesores y en líderes escolares, así como en el entrenamiento de los nuevos a través de los programas de formación de educadores. El personal de la institución debe saber cómo construir colegios y clases efectivas para poblaciones estudiantiles diversas.

c. Entender que los profesores necesitarán respaldo para aceptar y responder a este reto. Por lo tanto, es necesario trabajar con los docentes y sus asociaciones con el fin de desarrollar apoyos que los ayuden en el salón de clase, así como con los otros retos que tendrán que encarar.

d. Empezar creando modelos exitosos, es decir, salones de clase, instituciones educativas y comunidades en las que se hace un buen trabajo y que pueden compartir lo alcanzado y sus estrategias con los vecinos. Esto puede hacerse solicitando a las instituciones que, voluntariamente, sean programas "pilotos" oficiales, o encontrando establecimientos que trabajen en la materia, y organizarlos como modelos no formales.

e. Identificar un conjunto de líderes e innovadores en todos los niveles y apoyarlos en la construcción de cadenas de trabajo en las que puedan producir y compartir conocimiento, único en la escena nacional.

f. Identificar y compartir "las mejores prácticas" de investigación y conocimiento generadas globalmente, y enriquecidas y reforzadas con experiencias locales y nacionales.

g. Entender que la innovación y los cambios que marcarán la diferencia necesitarán recursos, lo que significa dinero y gente preparada para afrontar asuntos críticos y
decisivos.

6 ¿Qué nos dice la experiencia en New Brunswick, Canadá, acerca del proceso de construcción de escuelas inclusivas?

Hace ya 25 años que las escuelas en las que trabajé como líder comenzaron a llevar a cabo el proceso de inclusión. Empezamos en 1982 y tuvimos lista nuestra aproximación al tema en 1985. Desde entonces se ha aprendido mucho y han ocurrido muchos cambios. Al menos se han hecho tres revisiones significativas, la última en 2006. Eso sí, todas identificaron el valor y las características positivas de un enfoque de educación inclusiva e identificaron áreas para el mejoramiento.

Quiero hacer énfasis en que una práctica escolar inclusiva no se crea "de un jalón". Es una labor sostenida en un período de tiempo largo, que requerirá persistencia e innovación para enfrentar los nuevos retos.

7. ¿Qué veo en el futuro?

...A la inclusión como uno de los pilares que sostienen la política de educación pública en todo el mundo, y no tenemos otra alternativa... Debemos invertir recursos para lograr que las escuelas sean tan efectivas y exitosas como podamos. Tiene sentido trasladar la inversión que se hace en educación especial para fortalecer la capacidad de las "escuelas inclusivas regulares"; y creo que en muchos casos tendríamos que aumentar los montos. Ahora bien, dado que la inversión se focaliza en instituciones para todos los niños, pues todos ellos son beneficiarios potenciales.

Por último, es importante reconocer que la comunidad internacional ha hablado de este tema en la reciente Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidades. La Convención determinó una audaz y progresiva visión de los derechos educativos de los niños con discapacidades. En el artículo 24 señala la inclusión como elemento esencial de provisión, y por tanto pone nuestras miradas en un objetivo claro. Trabajemos juntos para no entregar menos a los niños, desde una perspectiva global.

Traducción Isabel Trejos V.
(*) Director de Iniciativas de Educación Inclusiva, Asociación Canadiense para Vivir en Comunidad, y de la Comisión de Derechos Humanos en New Brunswick; ganador del premio Whitworth 2007 en investigación, promovido por la Asociación Canadiense de Educación.

Reformar los colegios, haciéndolos incluyentes, al tablero no.43,
Página Principal
Altablero No. 43, SEPTIEMBRE-DICIEMBRE 2007
Otras Miradas
Reformar los colegios, haciéndolos incluyentes
Colombia AprendeICFESAnticorrupcion HomeColombia es PasiónTextos EscolaresGobierno en LíneaComputadores para EducarAudiencias PúblicasCentro Virtual de NoticiasICETEX

Contáctenos . Línea gratuita fuera de Bogotá: 01 - 8000 - 910122. Línea gratuita Bogotá +57 (1) 2220206. Conmutador: +57 (1) 2222800. Fax: +57 (1) 2224953 . Chat de atención al ciudadano . Lunes a viernes de 8:30 a.m. a 9:30 a.m. Dirección Ministerio de Educación: Calle 43 No. 57 - 14. Centro Administrativo Nacional, CAN, Bogotá. Horario de atención: Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. NIT 899999001-7. Términos y condiciones de uso . Código Postal para la República de Colombia: 111321